La inteligencia artificial de Google usada en drones militares

Los programadores de Google se han llevado un buen disgusto al descubrir que su último proyecto de inteligencia artificial se iba a utilizar con fines militares. En concreto, como software para que los drones del ejército reconozcan mejor sus objetivos.

El ministerio de defensa norteamericano ha reconocido su colaboración con Google en el proyecto Maven, que empezó el pasado abril de 2017. La idea detrás de este proyecto es dotar a los drones militares de la capacidad para identificar con su cámara vehículos y otros objetos, entre los que se encontrarían humanos.

En Gizmodo leemos que la reacción entre los empleados fue de molestia. Algunos se sentían ofendidos porque Google cooperara con su tecnología en maniobras de control y vigilancia de los ciudadanos. Otros, argumentaban que el proyecto levantaba cuestiones morales sobre la aplicación de la inteligencia artificial. En última instancia, existe el miedo de que se relacionase la actividad de la empresa con un sector que contempla la posibilidad de matar a personas.

Google responde

logo google

Desde Google se confirma la colaboración con el Pentágono, aunque se insiste que ésta se realiza únicamente con el objetivo de permitir reconocer datos no registrados previamente, y “nunca con propósitos ofensivos”.

Según The Wall Street Journal, el ministerio de defensa norteamericano ha gastado más de 7 millones de dólares en acciones relacionadas con la inteligencia artificial. Imaginamos una gran porción de ese importe habrá ido a parar a los bolsillos de Google, por lo que la operación les habrá salido rentable.

Como vemos, la reacción desde los escalafones más bajos de la empresa hasta los más altos van en direcciones opuestas. Se plantea el inevitable conflicto entre la moralidad y la economía, aunque parece que por ahora, va ganando la segunda.

Desde el punto de vista estratégico, la tecnología es vital ahora para el sector de la defensa. Ambas disciplinas siempre han estado relacionadas, hasta el punto de que el propio Internet fue creado con propósitos militares. Veremos si las quejas de los empleados tienen algún efecto en las decisiones futuras de la empresa norteamericana, aunque parece poco probable.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...