Cómo mejorar la seguridad de tu conexión WIFi

Actualmente es raro encontrar a alguien que no tenga en casa una conexión WiFi. Este mecanismo permite acceder a Internet de forma inalámbrica desde distintos dispositivos al conectarse a una red determinada. Aunque seguramente todos sepáis la importancia de tener una contraseña fuerte para impedir la entrada a otros usuarios, la mayor parte de routers son  vulnerables según salen de fábrica. Esto provoca que, en muchos casos, otras personas también hagan uso de nuestra conexión sin que ni siquiera nos demos ni cuenta. Si quieres conocer todo lo que necesitas llevar a cabo para mejorar la seguridad de tu WiFi, no dejes de seguir leyendo. Te damos las claves principales.

Cambia la clave por defecto

Lo principal para tener un mayor control sobre la conexión WiFi es, sin duda, cambiar la clave  de la red que viene por defecto en el router. Este paso es básico, ya que la mayorí­a de crackers suelen conocer el tipo de nombres de usuario y contraseñas por defecto que usan los operadores. Muchas de las herramientas usadas por los atacantes incluyen los algoritmos de las claves por defecto de muchas empresas. De este modo, conocer una es solo cuestión de segundos para ellos, por lo que cuantos más impedimentos pongas mejor.

Para cambiar la clave, solo tienes que entrar en tu router. Para ello, abre el navegador y escribe la dirección IP del router. Si no la has cambiado debe ser: http://192.168.0.1. A continuación te aparecerá una ventana para que pongas la contraseña y el nombre de usuario de acceso al router. Cuando lo hagas pulsa en “Aceptar”. Por regla general, este nombre o contraseña vendrá pegado en el propio router, o te lo dice el instalador cuando te das de alta. En caso de no acordarte, lo único que tienes que hacer es consultar en Google escribiendo el modelo completo de tu router.

clave router

Te recomendamos que siempre utilices el protocolo WPA2, es el más seguro y el que ofrece la mayor confianza para evitar entradas indeseadas. Igualmente, no te olvides de usar una contraseña en la que se mezclen letras y números, mayúsculas y minúsculas o sí­mbolos. Evita emplear claves sencillas y cortas, como fecha de nacimiento, matrí­cula del coche, dí­a de tu aniversario… En Internet puedes encontrar webs que te ayudarán a generar estas claves.

Cambia el SSID predeterminado

El SSID es el nombre que recibe nuestra red cuando buscamos WiFis desde cualquier dispositivo. Si quieres mejorar la seguridad de tu conexión, también es vital que cambies este nombre por defecto, sobre todo si da pistas sobre el operador que tienes contratado. Si te fijas, al buscar, hay muchas redes que aparecen como Jazztel_(números) o Movistar_Plus (números). En cambio, verás otras con nombres originales. Súmate a este último grupo y crea un SSID que no informe sobre la compañí­a que te da acceso a Internet.

Eso sí­, evita poner como SSID tu dirección o su nombre. Se trata de un grave error porque te señala directamente como propietario de la red. Lo mejor es que elijas nombres tipo: “MIWIFI” o “Yo”. De este modo, nadie reconocerá tu red y no darás información alguna sobre ti.

Actualiza el firmware

Los proveedores de Internet suelen lanzar actualizaciones periódicas para correcciones de errores y problemas de seguridad. Mantener actualizado el firmware de tu router es un paso necesario que tienes que hacer sí­ o sí­. Hace años instalar estos parches era bastante lioso. Sin embargo, actualmente se trata de un proceso sencillo que, por regla general, se realiza desde el propio menú de configuración del router. Lo recomendable es que busques nuevas actualizaciones de forma regular, por ejemplo, cada dos meses. En el caso de routers de operadoras, hay que estar muy pendientes cuando se liberen las últimas actualizaciones.

WiFi seguridad

Limita la potencia de emisión

Limitar la señal del router también es un método de seguridad bastante útil. La mayorí­a dan la opción de gestionar de algún modo la potencia emitida por las antenas. Así­, el usuario puede manejar el radio de cobertura de la red de forma aproximada. Lo normal es que veamos alguna función en la que se nos permita cambiar el porcentaje de nivel de señal, así­ como la potencia transmitida. Lógicamente, es importante bajan la intensidad, pero sin que nos perjudique a la hora de conectarnos nosotros dentro de casa. Esto es algo que se puede comprobar fácilmente yendo con el móvil hasta el punto más alejado del hogar para ver si llega la suficiente señal. Disminúyela, por tanto, todo lo que puedas para tener la máxima potencia dentro, pero que cueste encontrar tu red desde el exterior.

Desactiva UPnP

UPnP, también conocido como Universal Plug and Play es un protocolo que tiene como objetivo facilitar a los equipos en red ser descubiertos por el router. Desgraciadamente, también es caldo de cultivo para que se den diferentes problemas de seguridad, vulnerabilidades o bugs. Te aconsejamos que lo desactives para mejorar la seguridad de tu conexión WiFi. Eso sí­, es posible que tengas que abrir de forma manual los puertos para ciertas aplicaciones, como por ejemplos los de BitTorrent.

proteger WiFi

Apaga el router

Siempre que te marches de viaje o vayas a estar varios dí­as fuera de casa, como un fin de semana, te recomendamos que dejes el router apagado. No solo te librarás de un posible hackeo, también de gastar más luz innecesariamente. Además, así­ aprovecharás para darle un respiro, que nunca está de más, sobre todo si lo usas a diario durante muchas horas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,