Cómo proteger tu cuenta de Gmail para que no te la roben

Con el aumento del pishing, correos fraudulentos y spam, la obsesión por la seguridad se hace cada vez más latente entre la comunidad de usuarios de Gmail. A todo esto hay que sumar el posible robo de la cuenta, una realidad que puede suceder en cualquier momento. Toda precaución es poca, y más si tu correo electrónico está repleto de e-mails importantes. Con el paso del tiempo, Google ha ido añadiendo mejoras de seguridad en su servicio Gmail. Una de las últimas opciones disponibles es la autenticación en dos pasos. Pero hay más. Hoy queremos hacer un repaso por todas las posibilidades que tienes a tu alcance, para impedir de todas todas que tu cuenta de Gmail acabe en manos indeseadas. Toma nota. Ya sabes que más vale prevenir que curar.

Lo primero: Activa el doble factor

Esta medida es básica si quieres que tu cuenta de Gmail se quede contigo para siempre. El doble factor en dos pasos fue implementado por Google hace algún tiempo y es necesario que lo tengas activado para evitar un desastre. Ten en cuenta que la mayorí­a de los usuarios solo cuentan con una única capa de seguridad para proteger su cuenta: su contraseña. Con la verificación en dos pasos, si un hacker consigue franquear la capa de seguridad de tu contraseña, todaví­a necesitará tu móvil o tu llave de seguridad para acceder a tu cuenta. por tanto, será más difí­cil el robo.

Lo primero que tienes que hacer para activarla es ir es hasta aquí­ y seguir las indicaciones que se te presentan. Te recomendamos que evites hacer esto a través de ordenadores públicos y que siempre te cerciores que se muestra el protocolo “https” en la barra de direcciones. Para activar la verificación en dos pasos tendrás que introducir tu teléfono. Google solo usará este número para mantener la seguridad de la cuenta. A continuación, la compañí­a te enviará un código a través del correo electrónico o mensaje de texto.  Introdúcelo para confirmarlo.

verificación en dos pasos

Una vez que lo hayas insertado, Google te dará la posibilidad de seguir adelante para activar de una vez la verificación en dos pasos. Te en cuenta que cuando lo hagas, el proceso para iniciar sesión en tu cuenta será bastante diferente. Por un lado, cada vez que inicies sesión en Google deberás introducir tu contraseña del modo habitual. A continuación, se enviará un código a tu teléfono mediante un mensaje, una llamada de voz o la aplicación para móviles de la compañí­a. Si tienes una llave de seguridad, puedes insertarla en el puerto USB de tu ordenador.

Gmail seguridad

Durante el inicio de sesión, podrás elegir no utilizar de nuevo la verificación en dos pasos en . A partir de ese momento, cuando inicies sesión, el PC solo te solicitará la contraseña. La seguridad se mantendrá en todo momento, puesto que cuando tú u otra persona intentéis iniciar sesión en tu cuenta desde , será obligatorio realizar la verificación en dos pasos. No te preocupes, porque en todo momento podrás revertir el proceso y desactivarlo.

Añade opciones de recuperación de la cuenta

Imagí­nate que Google observa movimientos extraños en tu cuenta. Se han introducido varias veces contraseñas erróneas o ha habido intentos de inicio de sesión. En estos casos, lo mejor es que añadas opciones de recuperación de cuenta. De este modo, la compañí­a podrá enviarte un código de verificación para que puedas iniciar sesión en tu cuenta en caso de perder el acceso. También tendrá la opción de avisarte ante posibles amenazas contra la seguridad de tu cuenta (por ejemplo, cuando se ha cambiado la contraseña).

cuenta adicional

Puedes añadir un teléfono de recuperación o un correo. Si eliges lo primero, Google usará el número seleccionado para ponerse en contacto contigo en el caso de que detecte una actividad anormal, o si la cuenta se bloqueara accidentalmente. En caso de escoger el correo, más de lo mismo.

Comprueba quién se conecta a tu cuenta

A la misma vez te aconsejamos que de vez en cuando le eches un vistazo a tu cuenta para revisar si hay IPs o accesos extraños. Puedes saber esto yendo hasta la parte inferior de la ventana de Gmail. Allí­ encontrarás la opción: Ultima actividad de la cuenta. Como verás, se mostrará cuándo fue el momento de la última conexión y si se está utilizando la cuenta en alguna ubicación más. Pincha en Información detallada para tener más datos. La actividad reciente, tipo de acceso y ubicación te darás pistas para tener constancia de si tienes visitantes extraños en tu correo. En caso de ser así­ cambia de inmediato tu contraseña.

Información detallada

Cambia la contraseña habitualmente

No hay nada mejor para proteger tu cuenta de Gmail e impedir que te la roben que ir cambiando la contraseña de forma periódica. Es importante que lo hagas una vez al mes o, como mucho, dos. Eso si no has estado antes en ordenadores públicos o conectado a redes abiertas. En ese caso, lo mejor es que siempre que lo hagas la cambies de inmediato, en cuanto llegues a casa. Usa siempre una contraseña segura (combinando letras y números). Puedes echar mano a un generador de contraseñas, como Random Generator o Clave Segura.

G Data

Instala un antivirus gratuito

Si pones todo lo de atrás en práctica, pero no cuentas con un antivirus instalado, realmente no tienes nada que hacer. Disponer de una buena herramienta de seguridad es algo básico. No solo para proteger tu correo electrónico, también para evitar que te entren virus y todo tipo de amenazas. Existen alternativas de mucha confianza, que te van a permitir mantener a raya la seguridad de tu ordenador y dispositivo móvil. Una de ellas es G Data Internet Security 2018. También tienes otras opciones gratuitas como Avast 2018. Cualquiera de las dos cuenta con una interfaz sencilla y con protección antivirus y cortafuegos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,