iOS 11, primeros problemas detectados

La actualización a iOS 11 llegó este mismo miércoles. Y aunque lo que uno suele esperar de este tipo de puestas en marcha son mejoras, los usuarios que han podido actualizar sus iPhone y iPad ya han empezado a notar los primeros problemas.

En esta ocasión, la actualización está tardando un poco más en imponerse. 24 horas después de su puesta en marcha, tan solo un 10% de los dispositivos compatibles habí­an sido actualizados. La versión anterior, según datos de MixPanel, contaba con un porcentaje de adopción del 14% en ese mismo perí­odo al cabo de un dí­a. Los usuarios experimentaron problemas desde el principio, con mucha lentitud en las descargas.

Y aunque Apple siempre se ha jactado de unas adopciones especialmente rápidas, parece que en estos momentos, ciertos problemas estarí­an obstaculizando la instalación de iOS 11 en un buen número de dispositivos.

Estos son los problemas que se han detectado en iOS 11 en iPhone y iPad. ¿Has observado algún tipo de incidencia en este sentido?

WiFi y el Bluetooth

Problemas con el Centro de Control de iOS, el WiFi y el Bluetooth

Este es un problema que ya habí­a sido detectado en la fase beta. Y que a pesar de eso, Apple no ha corregido. Nos referimos a la imposibilidad de desactivar las conexiones WiFi y Bluetooth desde el Centro de Control de iOS.

Como ya sabes, la renovación del Centro de Control es una de las novedades más significativas de esta versión. Pero aun así­ presenta problemas. Parece ser que el sistema no es capaz de desactivar el WiFi y el Bluetooth desde sus botones virtuales. Lo que hace el sistema, en cambio, es desconectar los equipos inalámbricos vinculados. Nada más.

Otro fallo desconcertante tiene que ver con el hecho de que después de desactivar el Modo Avión, el Bluetooth del dispositivo se active de manera automática. Y esto ocurre siempre, aunque anteriormente no lo hubieras tenido activado.

Lo que tendrán que hacer los usuarios es usar la sección de Ajustes para desactivar el WiFi y el Bluetooth. No hay otra fórmula. Si no lo haces, empujarás a tu dispositivo a consumir baterí­a y pronto te quedarás sin energí­a para hacer otras cosas. Lo peor de todo es que Apple no considera esta caracterí­stica un fallo, sino una nueva opción.

En realidad no es un error de Apple

Dicen que es una herramienta para asegurarse de que servicios básicos de iOS como AirDrop, AirPlay, AppleWatch, Apple Pencil, Continuity, Instant Hotspot y los Servicios de Ubicación sigan funcionando.

De este modo, cuando pulsen el botón para desactivar el Bluetooth, no lo habrán desactivado totalmente. Algo que sin duda desconcertará a los usuarios, acostumbrados a los gestos simples, directos e intuitivos de los que tanto se ha vanagloriado Apple durante tanto tiempo.

Si se tratara de un error, los usuarios de iPhone y iPad podrí­an tener la esperanza de recuperar la funcionalidad a través de actualizaciones futuras. Pero todo apunta a que no será así­.

Problemas con Outlook, Exchange y Office 365

Pero ojo, que el del WiFi y el Bluetooth promete no ser el problema más grave que tiene iOS 11. Los usuarios que tienen cuentas de correo electrónico en Outlook.com, Office 365 o Exchange Server 2016 han recibido notificaciones de error a la hora de enviar mensajes de correo electrónico.

Lo que ven en pantalla es lo siguiente: “No se puede enviar correo”. Lo peor del caso es que se trata de un fallo que tanto Microsoft como Apple han reconocido. Dicen que están trabajando para solucionarlo en una actualización futura. Lo que significa que si tu cuenta principal está en cualquiera de estos servicios, no podrás enviar correo electrónico hasta que esto se solucione. Y no hay fecha en el horizonte.

Lo único que ha podido recomendar Microsoft en este sentido es que uses tu correo a través de la aplicación de Outlook para iOS. No hay otra solución posible. Esta o esperar el parche. Y no hay fecha en el horizonte.

problema

Y el último gran problema: las apps de 32 bits

Es un aviso reiterado que ha hecho Apple. Las aplicaciones de 32 bits dejarán de ser compatibles con iOS 11. Y la profecí­a se ha cumplido. Si las aplicaciones no han sido actualizadas por parte del desarrollador y ya te has pasado a iOS 11, estas no funcionarán.

Lo que hará Apple, sencillamente, es negarse a ejecutarlas. Y enviarte el siguiente mensaje: “El desarrollador de esta aplicación tiene que actualizarla para que funcione con iOS 11”. La advertencia a los desarrolladores se ha ido haciendo desde hace a meses para que pasaran sus apps de 32 a 64 bits lo antes posible.

Si los propietarios de las apps no dan el paso (porque ya no están por la labor o sencillamente por dejadez), estas se perderán en la inmensidad. Y ya no podrán volver a usarse.

Puede que para muchos usuarios este no sea un problema (porque usan pocas apps o porque las que tienen instaladas están perfectamente actualizadas). Pero es posible que otros tengan verdaderas dificultades para usar herramientas que consideran básicas para sus teléfonos.

Un clásico: los problemas de baterí­a

Cada vez que una actualización de estas caracterí­sticas llega a los dispositivos, los usuarios no tardan en levantar la mano para indicar que existen problemas. Ya te hemos relatado algunos de los fallos más graves que están padeciendo los usuarios de iPhone y iPad. Ahora vamos a por otros que no son menores, pero a los que lamentablemente estamos muy acostumbrados.

Hablamos de la baterí­a. Muchos usuarios de iPhone, sobre todo de los más antiguos (iPhone 6, iPhone 6 Plus…) se han quejado a través de las redes de problemas de autonomí­a. Porque estos han aparecido tras actualizar sus equipos a iOS 11.

Esto es de lo más habitual porque se han instalado nuevas funciones y caracterí­sticas. Y los dispositivos necesitan más energí­a para poder ejecutarlas. Es muy posible que la baterí­a se vaya equilibrando, pero hasta entonces, puedes hacer varias cosas para mejorar la autonomí­a de tu iPhone.

Una de las más importantes es actualizar todas las aplicaciones que tienes instaladas. Te recomendamos hacer limpieza y poner al dí­a todas aquellas apps que todaví­a estén ancladas en el pasado. Pero hay más. Los expertos recomiendan desactivar todos aquellos efectos visuales que no nos resulten imprescindibles. Y que consumen recursos en vano.

Hay que tener mucho cuidado, además, con las aplicaciones que funcionan en segundo plano. Porque puede que no sean del todo necesarias y estén mermando considerablemente la autonomí­a de tu iPhone. Es conveniente, por otra parte, reducir el brillo de la pantalla (solo asegúrate de que no esté al máximo).

Otras noticias sobre...