Todo lo que necesitas saber sobre el HDMI, tipos de cable, protocolo y funciones

Los cables HDMI sirven para transmitir sonido e imagen entre fuentes y pantallas. Cuando de conectan dos dispositivos por HDMI negocian entre ellos qué formatos acepta uno y puede enviar el otro. Así­, si todo va bien, la conexión es rápida, fiable y segura. Incluso “segura” para los dueños de los derechos, pues el protocolo incluye algunas medidas antipirateo. Veamos de dónde procede este estándar, qué tipos existen y qué debemos tener en cuenta para sacarle el máximo provecho.

hdmi y micro hdmi

Origen del HDMI

Las conexiones HDMI llegaron con el nuevo siglo para facilitarnos la vida. No hace tantos años, para conectar equipos de sonido y ví­deo hací­an falta muchos cables. Además de muchos cables, también un buen esquema, porque la verdad es que llegaba a ser complicado. Sólo para transmitir ví­deo, hací­a falta entre uno (ví­deo compuesto) y tres (por componentes) cables. Para el sonido, un cable por canal: dos en estéreo, pero cinco (o más) para el cine en casa. Eso para cada fuente, y entonces habí­a unas cuantas: reproductor DVD, consola(s), ví­deo VHS, sintonizador de satélite, lector de cintas… ¡etcétera!

cableado sin hdmi

El concepto: un cable para todo

El HDMI arregló todo eso porque basta un cable con cada fuente para transmitir toda la información: audio y ví­deo. Como además trabaja en formato digital, es relativamente inmune a interferencias o degradación de la señal. Las siglas HDMI proceden del inglés, High-Definition Multimedia Interface. Su origen se remonta a 2003 ante la necesidad de conectar fuentes de ví­deo digital de alta resolución a pantallas o proyectores compatibles.

receptor AV hdmi

La palabra clave es “digital” pues hasta entonces los demás métodos de transmisión (domésticos) eran analógicos. Esto implicaba usar cables y conectores de calidad, sobre todo en tiradas largas. Y ciertos lí­mites para esas tiradas. Además, las conexiones no estaba aseguradas: podí­a haber falta de compatibilidad. Y también podí­a usarse la señal para hacer copias sin problema.

Tipos: del HDMI 1.0 al 2.1

El primero (1.0) apareció en diciembre de 2002 como un solo cable capaz de llevar ví­deo y audio digitales. La parte de ví­deo usaba el protocolo DVI, hasta 1.920 x 1.200 y 60 Hz. La de audio era compatible con las señales digitales (SPDIF) y hasta 8 canales de sondo PCM a 24 bit y 192 kHz máximo. El HDMI 1.1 llegó en 2004 y sólo añadí­a compatibilidad DVD-Audio con su exclusivo sistema antipirateo.

En 2005 llegó HDMI 1.2 con más opciones para transmitir audio: SACD hasta 8 canales. La variante 1.2a añadió pocos meses después la compatibilidad CEC para transmitir comandos (ver más abajo). En 2006 llegó un cambio más notable con el HDMI 1.3 (y 1.3a con detalles sobre audio SACD). Este subí­a el ancho de banda, la cantidad de bits de color posibles (de 10 a 16) y el espacio de color. Además con él llegaron los formatos de sonido HD (Dolby Digital y DTS).

hdmi 2

El HDMI 1.4 trajo en 2009 la compatibilidad con el ví­deo 3D y con la resolución 4K UHD. Es decir, saltó hasta 4.096 x 2.160 pí­xeles posibles a 24 Hz (cine digital). Y 3.840 x 2.160 a 30 Hz (Ultra HD) para televisores o proyección doméstica. Tras dos pequeñas modificaciones en 2013 llegó el HDMI 2.0 o “HDMI UHD”. Más ancho de banda todaví­a (más capacidad de datos) para llevar ví­deo 4K con otro espacio de color. Y más canales de audio, hasta 32, pensando en Dolby Atmos y otros formatos ampliados de sonido envolvente. A eso, HDMI 2.0a añadió HDR en 2015 y HDMI 2.0b HDR10 y HLG en 2016. El HDMI 2.1 (2017) sube hasta ví­deo 10K y Dynamic HDR entre otras prestaciones que llegarán (modo Juego y eARC).

Comunicación además de ví­deo y audio

El cable HDMI no sólo puede transportar señales de ví­deo y audio, también sirve como cable de comunicación entre aparatos. Hay varios protocolos que han ido llegando con diferentes tipos. Desde el principio están los que afectan a la transmisión de ví­deo y audio. Aseguran la comunicación entre aparatos (que se entiendan) y la sincronización de señales.

hdmi arc

Más nos importan otros tres: CEC (Consumer Electronics Control), ARC (Audio Return Channel) y HEC (HDMI Ethernet Channel). El primero está desde el tipo 1.0 y sirve para enviar comandos de control entre aparatos. Es decir, para usar un mando a distancia solamente, y que los aparatos se transmitan las órdenes entre ellos. Al no ser obligatorio, no todos los aparatos ni fabricantes lo usan. El ARC sirve para que un “receptor” (televisor) pueda transmitir audio hacia su “emisor” (un amplificador AV por ejemplo). Se introdujo con el HDMI 1.4 y nos ahorra conectar otro cable desde el televisor. Con eso también llegó Ethernet al HDMI, que en su última versión admite comunicaciones a 100Mbit/s. Otro cable menos entre aparatos, si lo usamos.

Tipos de conector

Hay cinco tipos de conector HDMI, pero los más usados son tres. Les llaman tipos A, C y D, o “normal”, “mini” y “micro”. El normal es el que encontramos en televisores y aparatos domésticos. También en muchos ordenadores si no son portátiles muy compactos. El D o micro es el que se suele encontrar en cámaras o algunos dispositivos portátiles y se parece al micro-USB. No es igual ni compatible, aunque sí­ existe un modo de funcionamiento del USB-C (no micro-USB) compatible con HDMI. Hay que usar eso sí­ un adaptador.

tipos hdmi

No es un caso único. Cuando se desarrolló el HDMI ya existí­an conexiones digitales de ví­deo: DVI (concretamente DVI-D o DVI-I). Como se usó parte del mismo protocolo de comunicación, los cables DVI pueden ser compatibles con HDMI. Un adaptador HDMI-DVI no contiene electrónica, sólo redirecciona “pines”. Se puede usar pues de fuente a emisor o viceversa. Hay algunas limitaciones según los modos que acepten los dos aparatos, y también porque DVI no incluye protección antipirateo.

¿Importa la calidad del cable?

Sí­ que importa. El cable HDMI lleva por dentro cuatro parejas de cables trenzados y apantallados, y siete conductores independientes. En total son 19 finos cables dentro de la funda que vemos exterior. Los cables HDMI compatibles con Ethernet (que pueden llevar señal de red) usan para ello tres de los siete conductores independientes (trenzados).

cable hdmi

Tantos cables, tan finos, tienen cierto lí­mite para la longitud que se use por más que las señales sean digitales. A partir de unos 12 metros, es necesario usar cables de calidad superior a la estándar. Si no, o la conexión no se establece de forma segura entre aparatos, o aparecen interferencias. Estas suelen ser “chispas” en la imagen por ejemplo. O directamente ausencia de imagen. Por tanto y aunque hay quien afirma que al ser cables digitales no necesitan ser “buenos”, sí­ es así­.

cable hdmi

A partir del HDMI 1.3 se definieron dos categorí­as (1 y 2) en base a esto. Los cables de Cat.1 admiten hasta ví­deo en 1080i60 con seguridad, y los de Cat.2 hasta 2160p30. Con el HDMI 1.4 se llegó a cinco categorí­as certificadas de cable (de “estándar” a “alta velocidad con Ethernet”). En 2015 llegó una clase más, con el HDMI 2.0, para cables que soportan transmisión a 18 Gbit/s. Y en 2017 ha llegado otra más, con el HDMI 2.1, que soporta 48 Gbit/s y resoluciones de ví­deo de hasta 10K. Todos son compatibles entre sí­, dentro de sus lí­mites de funcionamiento. Y algunos cables de categorí­a inferior pueden, en distancias cortas, funcionar bien en modos superiores.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,