10 consejos para desengancharse del móvil en vacaciones

La idea que todos tenemos de unas vacaciones perfectas pasan por el descanso fí­sico y mental, combinados con la diversión, el esparcimiento y las actividades de ocio. Todo vale: hacer deporte en casa, leer un buen libro, ir más al cine, salir de noche, tomar el sol, ir a la piscina y a la playa, visitar algún museo en alguna ciudad extranjera. Relajar mente y cuerpo, cuidándolo al extremo, para que la vuelta sea reconfortante. Sea enérgica y plena. Dejar la rutina aparcada hasta la semana, o mes siguiente.

Aunque esta sea la idea original, hay muchí­simas personas que son incapaces de dejar que el cerebro fluya. Y se llevan el trabajo al lugar de vacaciones, aunque sea solo en el pensamiento. Y parte de culpa la tiene el móvil. No queremos demonizar su uso, pero es una realidad. El móvil ha pasado a formar parte indisoluble de nuestra vida diaria. Todo lo hacemos a través del móvil y su mera ausencia nos produce ansiedad.

Solo te pedimos que te hagas esta pregunta, antes de marcharte de vacaciones. ¿De verdad necesitas llevarlo allá donde estés? La pregunta, seguramente, será ‘S퍒, sobre todo, por seguridad. Más allá de ese factor, en ocasiones imprescindible para muchos, ¿necesitarás estar pendiente todo el rato del mismo? Ahora la respuesta cambia.

Es por ello que vamos a ayudarte en la ardua tarea de dejar a un lado nuestro compañero inseparable, el móvil, y atender a lo que realmente importa. Nuestra salud es lo primero y las vacaciones están para sanar tu cuerpo y mente.

10 consejos para desengancharse del móvil en vacaciones 1

Consejos para desengancharse del móvil en vacaciones

Nos pusimos en contacto con Marta Arbona, psicóloga del gabinete Mind Psicólogos y experta en psicologí­a clí­nica, forense y psicoterapia para adultos. Y esto es lo que nos aconsejó para tener un verano sin la presencia permanente del móvil.

No te lleves el móvil a la playa

Cuando prepares la bolsa para bajar a la playa, piensa en lo realmente imprescindible. El sombrero para proteger la cabeza; la crema corporal para proteger la piel; la sombrilla; la toalla, obvio; el móvil. ¿El móvil, seguro? ¿No serí­a mejor que dedicaras ese par de horas a leer, o a escuchar música? Si escuchas la música en el móvil, hazte con algún reproductor pequeño de MP3. Seguro que algún amigo te puede prestar uno. ¿Para qué quieres el móvil en la playa? Hay zonas en las que ni siquiera hay cobertura. Y con la arena hay riesgo de arañazos. Así­ que lo mejor es, claro, dejar el móvil en casa.

Quí­tale los datos al teléfono móvil

Una manera efectiva de desengancharte del móvil es quitándole los datos. ¿Qué es lo que realmente distrae? Las notificaciones, claro. Ese pitido constante que te avisa que alguien está interactuando contigo. ¿Y por qué lo miramos constantemente? Según Arbona, es el miedo constante a perdernos algo. Que lo que esté ocurriendo detrás de la pantalla sea mejor a lo que está pasando en el momento presente. No ya que sea mejor, sino que es desconocido. Lo desconocido atrae, nos estimula. Lo vivido en tiempo presente es real, es palpable y tangible. El pitido tras la notificación puede significar cualquier cosa. Esa ‘cualquier cosa’ estimula nuestra curiosidad’.

No tengas el móvil a la vista cuando comas

Una fea costumbre: sacar el móvil y dejarlo sobre la mesa cuando estás comiendo en un bar o restaurante. Es bastante más probable que sucumbas a la tentación de consultar el móvil si lo tienes a la vista. En un estudio reciente, investigadores aseguraban que el mero hecho de tener el móvil a la vista mermaba nuestra capacidad de concentración. Y, cuando comemos, nada mejor que concentrarnos en el sabor de la comida y la compañí­a.

movil tomando cafe

Programar una rutina para consultar el móvil

No tenemos por qué llegar  al extremo de no consultar el móvil en todo el dí­a. Pero las excusas de trabajo no valen: estás de vacaciones. Y en vacaciones no debes mirar el móvil del trabajo, o ese grupo de WhatsApp donde se habla de cosas del trabajo. Es por ello que, si te es imposible no mirarlo en todo el dí­a, establezcas un horario diario cerrado y exclusivo para consultar el móvil. Durante media o una hora, no más, dedí­cate a estar con el móvil. Consulta tus WhatsApps, tu correo, juega y actualiza tus redes. Y, pasada esa hora, desactiva los datos y guárdalo.

Desinstalar del móvil aplicaciones que más uses

¿No puedes estar sin Instagram o Facebook? ¿Tienes que estar continuamente mirando las actualizaciones de estado y notificaciones? Corta por lo sano. Desinstálalas. O, al menos, una de ellas. Facebook, por ejemplo, puedes mirarlo desde un PC. Deja Instagram que es más práctico en móvil. Pero, recuerda: suelta lastre. Si aún no te decides a desinstalarla, al menos, elimí­nala de la pantalla de inicio. No verla a la primera, cada vez que desbloqueas el terminal, puede ser una bendición.

Utiliza solo el móvil para buscar planes en los que no haga falta móvil

Un concierto, un museo, ir al teatro o al cine… Las tardes y noches de verano se pueden rellenar de diversas opciones en las que el uso del móvil no está permitido. Por la tarde, dedí­cate, en casa, a hacer algún plan desde el móvil. Así­ matarás dos pájaros de un tiro: la ansiedad por usarlo y, a la vez, planificar no usarlo lo que queda del dí­a.

Compra la prensa escrita en lugar de leer el móvil

Aplí­cate el cuento de nuestros mayores. Cuando bajes al bar a desayunar, busca la prensa. No saques el móvil. Y no porque leer la prensa en el móvil sea malo. Sino porque si usas el móvil para leer la prensa, luego puedes acabar en Facebook. Y en Twitter. Y, al final, habrás tardado en desayunar dos horas.

10 consejos para desengancharse del móvil en vacaciones 2

Aplicaciones que te desenganchan del móvil

Y si, por lo que fuese, los anteriores consejos no te ayudaron y necesitas seguir teniendo el móvil a la vista, tenemos unas cuantas aplicaciones que pueden ayudarte a que estés un poco menos enganchado al móvil. Pruébalas todas y quédate con la que más te convenza. Sobre todo, ten en cuenta que solo si quieres, podrás lograr tu objetivo.

Checky

¿Qué mejor que saber cuántas veces desbloqueas el móvil al dí­a? El funcionamiento de Checky es bien sencillo. En cuanto instales la aplicación y la abras, el contador comienza en 1. A las 12 de la noche del dí­a siguiente, vuelve a comenzar. Puedes pedirle que te notifique, a medianoche, cuántas veces has desbloqueado el terminal. Tienes versión de la app gratuita o de pago sin publicidad.

checky

Breakfree

Una aplicación bastante más completa que Checky y destinada para los que realmente creen que tienen una adicción que controlar. Con las herramientas avanzadas podrás desactivar todas las notificaciones y rechazar todas las llamdas, permitiendo solo algunas, en un determinado espacio de tiempo. Asimismo, la app te notificará si estás haciendo un uso excesivo del teléfono. La aplicación es gratuita para la mayorí­a de funciones y la versión de pago cuesta poco más de 3 euros, contando con caracterí­sticas especiales y ausencia de publicidad.

( OFFTIME )

Una aplicación destinada a que optimices el tiempo y dejes el móvil solo para lo que realmente necesites, olvidando esos tiempos muertos que podrí­as aprovechar haciendo otro tipo de cosas. Esta aplicación, que se define a sí­ misma como ‘Detox Digital’. Puedes establecer diferentes perfiles según el objetivo a alcanzar ‘Desconexión’, ‘Trabajo Enfocado’, ‘Dormir’ u ‘Otros’. En cada perfil podrás establecer diferentes parámetros, como ocultar las notificaciones, bloquear llamadas y SMS, limitar el acceso a diferentes aplicaciones como Facebook o Instagram… Podrás enviar respuestas automáticas y establecer excepciones. La aplicación la tienes gratuita en la tienda de Android.

Razones para desengancharse del móvil

Sigue añadiendo la psicóloga Marta Arbona: “Cada vez que usamos el móvil en vacaciones suele ser para mirar asuntos de trabajo, noticias de la prensa… y las vacaciones deben ser un momento de desconexión total, de relacionarte con los demás, con tus seres queridos y amigos”. Si seguimos estos consejos, la psicóloga asegura que, en gran medida, evitaremos caer en la ansiedad que, a menudo, nos causa la adicción al móvil. En este sentido afirma que ”la ansiedad es un proceso que se puede evitar si realizamos, en el momento de desasosiego, alguna acción que nos distraiga. En este caso, claro, serí­a no mirar el móvil y dedicar el tiempo a hacer otra cosa. Si en lugar de usar el terminal miramos el periódico, estamos realizando otra acción diferente. Nos empapamos de ella y evitamos la que nos produce ansiedad. Así­, poco a poco, podremos ir dejando de echar de menos el mirar constantemente nuestro teléfono.”

Esperamos que todos estos consejos para desengancharse del móvil en vacaciones te hayan sido de ayuda. ¡Que pases unas felices vacaciones!

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp