BQ Aquaris X, lo hemos probado

tuexperto RecomendadoBQ ha vuelto a apostar por un terminal más que competente para aspirar al trono gama media. Lo ha hecho sin complicaciones, respetando el diseño que ha convertido en una de sus señas de identidad. Durante las últimas semanas hemos tenido entre nuestras manos el BQ Aquaris X, que destaca por su diseño sencillo y una autonomí­a bastante interesante.

Un terminal que tiene lector de huellas dactilares en la parte trasera y que cuenta con un procesador de ocho núcleos. La propia marca ha puesto el foco en la cámara (16 megapí­xeles), buscando competir en el rango de teléfonos de menos de 300 euros. A nivel de diseño, bordes metálicos pero trasera de policarbonato con tratamiento antihuellas.

Ficha del BQ Aquaris X

Pantalla 5,2 Full HD Quantum Color+ a 1.080 x 1.920 pí­xeles
Cámara principal 16 megapí­xeles, F/2.0, flash doble tono, HDR auto, RAW
Cámara para selfies 8 megapí­xeles F/2.0
Memoria interna 32 GB
Ampliación Sí­ microSD (hasta 256 GB)
Procesador y memoria RAM Qualcomm Snapdragon 626 octa core/ 3 GB
Baterí­a 3.100 mAh con carga rápida
Sistema operativo Android Nougat 7.1.1
Conexiones Bluetooth 4.2, GPS y GLONASS, USB de tipo C, NFC
SIM dual nanoSIM
Diseño Policarbonato y cristal, LCD IPS LTPS, lector de huellas dactilares  / Cristal Dinorex / Tratamiento antihuellas
Dimensiones 146.5 mm (alto) x 72.7 mm (ancho) x 7.9 mm (grosor)
Funciones destacadas BTap Back, Next song, Ambient Display
Fecha de lanzamiento 28 de abril
Precio 279,90 euros

Diseño y pantalla

En primer lugar, llama la atención el diseño del Aquaris X. Han optado por la sencillez, haciéndolo un terminal atractivo por sus bordes redondeados. El acabado es de aluminio en los laterales, mientras que la parte trasera es de policarbonato. Se puede elegir entre dos colores, negro o blanco rosado.

La versión que hemos probado es en negro, quedando los marcos integrados en el diseño. Destaca que casi no hay bordes en los laterales, aunque sí­ llama algo la atención en la parte superior e inferior.

Al igual que en muchos terminales, tenemos los tres botones integrados en la parte inferior. El botón central con los clásicos cinco puntos que usa BQ en su diseño, y los otros dos botones para ir hacia atrás y al menú. No están retroiluminados, ya que tienen efecto espejo para reconocerlos, algo que dificulta el uso en condiciones de poca luz.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 1

Destaca la apuesta del lector trasero de huellas, colocado en la parte superior pero en el centro, haciendo cómodo su uso. La cámara, con flash dual, está en la esquina superior izquierda.

Nos encontramos con los botones de volumen y apagado en el lado derecho, pero la ranura para la nanoSIM dual y la microSD están en el lado izquierdo. De hecho, es hí­brida, si apostamos por tener dos tarjetas en el teléfono diremos adiós a ampliar el almacenamiento.

En la parte superior, el clásico minijack para los auriculares, mientras que en la inferior encontramos un puerto USB tipo C.

El BQ Aquaris X es un móvil bastante equilibrado, con un peso intermedio. Aunque no es de los más estrechos del mercado, se muestra muy cómodo en cuanto al agarre gracias a la leve curva de sus laterales. Los bordes metálicos nos ofrecerán la robustez necesaria. Si hablamos del grosor, nos vamos hasta los 7.9 milí­metros con un peso de 153 gramos.

Su pantalla de tipo IPS cuenta con 5,2 pulgadas y una resolución HD (1.080 x 1.920), con una densidad de imagen de 424 pí­xeles por pulgada. Sin duda, muestra una buena definición a la hora de trabajar con imágenes con un nivel de detalle más que aceptable. Destaca además la certificación IP52 contra polvo y salpicaduras, además del tratamiento antihuellas.

También es interesante la opción de ‘Luz Nocturna’. La pantalla tendrá una tonalidad ámbar que nos permitirá leer mejor en condiciones de luz tenue, como en la cama. El objetivo, que conciliemos mejor el sueño y responder a la pregunta de si es malo mirar el móvil por las noches.

Rendimiento

Dejando de lado la parte estética y centrándonos en el funcionamiento del Aquaris X, cuenta con un chip Snapdragon 626 de ocho núcleos con 2,2 GHz de frecuencia de reloj. La memoria RAM es de 3 GB y el almacenamiento de 32 GB que podremos aumentar a través de una microSD hasta los 256 GB.

El sistema operativo ocupa algo menos de 6 GB, con lo que nos deja un total de 24 GB que podemos usar como almacenamiento.

Tras probarlo en el dí­a a dí­a, el resultado ha sido bastante satisfactorio teniendo en cuenta la relación de calidad y precio del Aquaris X. Tanto en el software como en la prueba de juegos no hemos sufrido problemas de ralentizaciones fuertes.

Donde más lo hemos notado ha sido al trabajar con la cámara, al pasar de foto a ví­deo o al hacer fotografí­as en HDR sí­ ha tenido un poco de lag. Y hasta algún que otro cierre forzoso de aplicación al pasar de un menú a otro.

Estos son los resultados tras los exámenes de Benchmark de Geekbench4 y AnTuTu:

BQ Aquaris X, lo hemos probado 2

En un primer lugar, la valoración es de 733 para un núcleo y de 2151 para los ocho núcleos. Una puntuación que lo deja algo por debajo del Samsung Galaxy S5 con 915 para un núcleo o del LG Nexus 5 con 859. En la de los ocho núcleos, sí­ es superior al LG Nexus 5 y al Xiaomi Mi 4c, quedando un poco por debajo del LG Nexus 5x que llega a 2162.

Sobre el análisis realizado con AnTuTu. La puntuación del BQ Aquaris X ha sido de 52616, quedando encuadrado por debajo de terminales como el Huawei Mate 8 o el Meixu MX6. Lo que deja a las claras que se trata de un terminal de gama media con aspiraciones de ir un paso más allá.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 3

Software

El BQ Aquaris X usa Android Nougat como sistema operativo. Pero eso sí­, con algunas modificaciones. Se trata de la última versión, la 7.1.1, hay algunas modificaciones por parte del fabricante, pero que destacan por su ligereza.

Apenas tiene aplicaciones preinstaladas, pero sí­ con lo que contaremos con la app BQ Plus -que la marca facilita en todos los terminales para contratar un seguro con el que proteger el dipositivo- y las clásicas aplicaciones de Google. Todo bastante limpio para que empecemos nosotros a modificarlo sin problemas. Sí­ incluyen una opción interesante, una especie de menú rápido cuando pulsamos sobre una aplicación. Por ejemplo, si pulsamos sobre Spotify podremos buscar una canción. O si es una app de mensajerí­a, enviar un mensaje rápido.

No cuenta con un botón para aplicaciones, una flecha nos indicará que deslizando el dedo hacia arriba podremos ver todas las apps que hay instaladas en el teléfono. En la pantalla tenemos dos opciones, la pantalla ambiente -activar la pantalla cuando se recoge el dispositivo o cuando se reciben notificaciones- y bloquear/despertar el teléfono. Esto es haciéndole doble toque al teléfono, tanto para bloquear como para activar su pantalla.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 4

Una cámara con pretensiones

La cámara del BQ Aquaris X -sensor Sony IMX298- cuenta con 16 megapí­xeles en la principal y 8 MP en la frontal. En cuanto a la primera, además contamos con flash de doble tono, HDR auto y RAW. Si hablamos de ví­deo, es capaz de grabar en 4K.

Remitiéndonos a las pruebas que hemos hecho, han sido bastante satisfactorias cuando las condiciones de luz eran normales. Pero con poca luminosidad, en el modo automático las fotografí­as quedaban con un exceso de ruido que no nos ha convencido mucho.

La cámara frontal cuenta con un punto a favor, un flash frontal para los selfies cuando hay poca luz o es de noche. Como casi todos los teléfonos de hoy en dí­a, cuenta con un modo ‘Beauty’ que reducirá las arrugas y demás para que nos veamos fantásticos.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 5

En cuanto a la app de la cámara, tenemos en la parte superior las opciones de panorámica, foto, ví­deo y motions. Si nos desplazamos hasta la opción de motions, podremos grabar ví­deo en tres modos: cámara lenta, time lapse o cámara rápida.

Para hacer fotografí­as, nos permite elegir entre dejar el modo automático que viene por defecto o profundizar más en el manual. Ahí­ será cuando tengamos, por ejemplo, una barra en la que podremos jugar con la exposición.

En cuanto al ví­deo, lo graba a 4K en 30 frames por segundo, el modo de cámara lenta lo hace a 120 frames por segundo y 720p. Como curiosidad, para el apartado de ví­deo contaremos con un sistema de estabilización electrónica. Así­ que tendremos ayuda extra para que nuestros ví­deos luzcan más estables si nuestro pulso no es el mejor del mundo.

Un cómodo lector de huellas

No existe un estándar sobre dónde debe colocarse el lector de huellas. En muchos terminales los encontramos en la parte frontal, algunos han decidido apostar por el lateral del teléfono, pero BQ lo ha colocado en la trasera. Algo que nos recuerda al ZTE Blade V8 Lite o el propio Samsung Galaxy S8+ que ahora también apuesta por esa colocación.

De primeras nos puede chocar un poco, ya que no podremos desbloquear el teléfono si lo tenemos sobre la mesa usando tan solo un dedo. Pero a la larga se convierte en una forma muy cómoda y natural de desbloquearlo. Nos permite introducir hasta cinco huellas, que nos valdrán para desbloquear el teléfono y acceder a las aplicaciones que así­ lo permitan.

BQ Aquaris X lector de huellas

Un sonido que no destaca

En la parte del audio es donde tal vez menos partido le saquemos a este terminal, aunque dependerá de tus exigencias. El altavoz está situado en la parte inferior, al lado del puerto para el USB tipo C. En alguna ocasión podemos llegar a taparlo accidentalmente.

Como en la mayorí­a de los móviles, todo mejora cuando nos ponemos los cascos. BQ sigue apostando por tener una entrada para auriculares, el famoso jack de 3,5 milí­metros que otras marcas están intentando enterrar con poco éxito.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 6

Autonomí­a y conectividad

A la hora de elegir un teléfono móvil, una de las cosas en las que más nos solemos fijar es en su autonomí­a. El hecho de quedarnos sin baterí­a en mitad de un dí­a y hacer que busquemos un enchufe no es nada cómodo. Así­ ha sido como BQ ha puesto el foco en que esto no sea un problema para sus usuarios.

La baterí­a del BQ Aquaris X es de 3100 mAh, pero que nos sorprenderá bastante en su duración. Si eres de esos usuarios que usa bastante el móvil, conseguirás llegar la final de jornada pero con el marcador puesto en rojo. En cambio, para un uso más moderado, seguramente consumas la mitad de baterí­a durante una jornada, más o menos.

Pero para que esto no sea un problema, desde BQ el teléfono llega con un cargador de carga rápida. Recordamos que la conexión que tiene este terminal es un USB tipo C, con lo que nos nos valdrán los cargadores universales de otros teléfonos Android o de otros dispositivos. Lo positivo, en algo más de hora y media tendremos la carga al completo.

BQ Aquaris X, lo hemos probado 7

Conclusión sobre el BQ Aquaris X

Un terminal más que interesante en relación calidad precio. El Aquaris X llama en primer lugar la atención por su diseño, si nos gustan los teléfonos sobrios -marca de la casa-. El que hemos probado en color negro es un smartphone equilibrado con un acabado interesante. Su trasera de policarbonato permite que nos preocupemos un poco menos por las huellas, ya que difí­cilmente las dejaremos marcadas.

La cámara, con opción de trabajar en manual, pasa el examen con buena nota. No lo hace tanto su aplicación, que nos ha dejado colgados en varias ocasiones. Al pasar de un modo a otro, nos ha obligado a hacer cierre forzado. Algo que se arregla con una actualización del firmware según explica la propia marca.

En cuanto al audio, dependerá de nuestras exigencias en ese nivel. Nos ha parecido bastante enlatado, aunque tampoco ha sido estridente o demasiado agudo. Si no sueles poner música por el altavoz, esto no será un inconveniente en ningún momento.

Es muy interesante el hecho de que BQ haya decidido no tocar apenas el sistema operativo. El Android Nougat prácticamente llega de fábrica, tan solo le han añadido su BQ Plus y las aplicaciones de Google. Sin más fuegos de artificio, listo para que seamos nosotros quienes lo configuremos.

Siendo un terminal de gama media, cuenta con lector de huellas digitales, lo que le añade un atractivo más.  El BQ Aquaris X se muestra como un terminal con una autonomí­a muy interesante tanto si somos usuarios que le damos bastante trabajo a nuestro teléfono como si somos más ocasionales. Una opción a valorar si nuestro presupuesto es inferior a los 300 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...