10 consejos si eres autónomo al hacer la Declaración de la Renta 2016

Empieza una nueva campaña para la Agencia Tributaria. Hoy dí­a 5 de abril se inicia la Renta 2016, un perí­odo que se alargará hasta el próximo 30 de junio. Hasta entonces tienes tiempo para descargar el borrador, incluir todos los datos necesarios y declarar lo ingresado y pagado.

Tengas muchos o pocos ingresos, como autónomo estarás obligado a presentar la declaración de la renta desde el principio. No importa si tienes bonificaciones o si solo estás probando cómo va lo del trabajo autónomo. Esto significa que tendrás que ser absolutamente riguroso con tus cuentas.

Aquí­ tienes diez consejos que pueden resultarte de utilidad si eres autónomo y vas a presentar la declaración de la Renta 2016.

1. Declaración de la Renta 2016, no lo dejes todo para el último dí­a

Hoy 5 de abril empieza la cuenta atrás. Tienes casi tres meses para presentar los resultados de tus cuentas a Hacienda, pero nuestra recomendación es que hagas todo lo posible para resolver esta cuestión lo antes posible. Si lo tienes todo en regla y no te hace falta cuadrar nada raro, deberí­as poder presentar la Declaración de la Renta 2016 lo antes posible.

Las declaraciones que salen a devolver y se han presentado al principio de la campaña, suelen tener más probabilidades (a no ser que se encuentren fallos y cosas por contrastar) de hacerse antes. Si quieres cobrar primero, tendrás que darte un poco de prisa. Pero no descuides ningún detalle.

gestor renta 2016

2. Cuenta siempre con la ayuda de un gestor

Te hemos dicho que es interesante ponerse manos a la obra cuanto antes para resolver el asunto de la declaración. Sí­, pero hay que hacerlo bien. Por eso te recomendamos contratar a un gestor. Sus servicios no suelen ser demasiado caros, así­ que por poco que pagues, siempre te compensará.

Un gestor te ayudará a llevar toda la documentación en orden y te aconsejará sobre cómo tener al dí­a todas tus cuentas. No solo a la hora de presentar la declaración de la Renta, sino durante todo el año.

3. Estudia bien el nuevo sistema Renta Web

¿Sabí­as que para este año, la Agencia Tributaria ha habilitado un único sistema para presentar la declaración? Desaparece el programa PADRE y llega Renta Web. Con esta herramienta podrás hacer la Renta 2016 desde el navegador. El procedimiento es muy parecido al de los otros años, pero antes de ponerte con la presentación, serí­a interesante que le echaras un vistazo y te hicieras con el sistema.

4. Pide el borrador para cotejar tus datos

Pueden descargar el borrador todos aquellos contribuyentes que no tengan ingresos derivados de actividades económicas. Aquí­ deberí­an quedar excluidos los autónomos, pero no del todo.

Si eres autónomo podrás descargar sin problemas un borrador con los ingresos y rendimientos obtenidos por diferentes circunstancias. Será, en definitiva, toda la información que tenga sobre ti Hacienda y que debes contrastar con los tuyos.

No podrás confirmar el borrador directamente, porque te faltarán datos. Pero tendrás un documento de referencia a modo de resumen.

5. Guarda todos los documentos a buen recaudo

Si hace años que eres autónomo, lo sabrás. Como freelance debes tener bien localizados todos los documentos. Si eres desordenado y un poco desastre con los papeles, te irá bien la ayuda del gestor. Luego es muy recomendable tener a mano la declaración del año pasado.

Por ejemplo, para obtener el número de referencia que usarás para la declaración será necesario contar con el dato de la casilla 440 de la declaración de la Renta 2015. Esto agilizará las cosas. Por eso es tan importante tenerlo todo en orden y a mano.

6. Que las cuentas cuadren

No es raro que pase. Imagí­nate que estás introduciendo los datos y al final de todo, hay algo que no cuadra correctamente. Por ejemplo: los ingresos que tú has declarado con las que ha declarado uno de tus clientes. Ha llegado el momento de ponerse serios, porque cualquier descuadre de estas caracterí­sticas (por pequeño que sea) puede hacer saltar las alarmas de Hacienda y causaros enormes problemas.

¿Nuestra recomendación? Ponte en contacto con tu cliente y revisa las facturas. Puede que exista un pequeño error, pero hay que remediarlo. Si tienes dudas declara la cantidad más alta, pero siempre, siempre, consulta con tu gestor.

7. Revisa bien los gastos

Es importante que no te dejes ninguno de los gastos que tuviste durante el pasado ejercicio. Están los gastos básicos, como por ejemplo la cuota de la Seguridad Social, las facturas del teléfono, los seguros, etcétera. Pero, hay otros gastos que pueden pasar por alto y que también te puedes deducir.

Por ejemplo: si te has ido de viaje para trabajar con un cliente, tienes que contar ahí­ los gastos relacionados con el viaje, el combustible (si vas en coche) y los hoteles. Eso sí­, tienes que haber pedido facturas de todo. Puede que existan otros gastos que también puedas deducirte y que no tengas contemplados. Pregunta siempre al gestor: él te ayudará a recopilarlo todo.

renta 2016

8. Coteja las cuotas deducibles

Existen algunas cuotas que son deducibles y que deberí­as tener en cuenta de todas todas. Puedes deducirte gastos de seguros por enfermedad que tengas contratados, tanto para ti como para tus familiares. Otra cuestión importante: los gastos de formación.

Si esa formación va a servirte para conseguir rendimientos en la empresa, también podrás deducí­rtelos. Recopila las facturas y recibos de todo esto para poder incluirlos en tu declaración. Si tienes dudas sobre cualquier otro gasto, consúltalo primero. No vaya a ser que no incluyas algunos gastos por puro desconocimiento.

9. Qué hacer con los impagos

Si las deudas de clientes morosos tienen una antigí¼edad de más de seis meses desde el vencimiento, podrás indicar esta excepción en la factura. Básicamente porque se tratará de un ingreso que en realidad no has percibido. Si has realizado alguna reclamación por la ví­a judicial o arbitral, puede que incluso puedas deducirte esas cantidades como gastos de actividad.

10. Si trabajas desde casa, ojo con los gastos deducibles

Si haces tu trabajo desde casa, mucho cuidado con los gastos que te deduces. Esto no es ninguna novedad, pero es importante tenerlo en cuenta. Porque de un tiempo a esta parte los “autónomos caseros” no pueden deducirse gastos como la electricidad o la calefacción. No si no tienen contadores aparte.

Sí­ podrán deducirse una proporción que tendrá que determinar el gestor de los gastos correspondientes a comunidad, seguro del hogar e impuestos municipales.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,