iphone-7-coca-cola

Sí­. Lo han hecho. No les ha bastado con hacer la tí­pica prueba del agua. Y aún sabiendo que Apple no aplica garantí­a en terminales mojados. Alguien ha cometido la locura de sumergir un iPhone 7 en Coca-Cola. Pero no solo eso, no. Mucho más. ¿Queréis saber lo que ha pasado? Pues seguid leyendo…

Un usuario de YouTube conocido como TechRax se dedica a colocar diferentes móviles en condiciones extremas, con el objetivo de probar su resistencia y comprobar si es cierto lo que dicen en sus presentaciones. El iPhone 7 se muestra como un móvil resistente al agua en los anuncios, pero en la letra pequeña se descubre que las averí­as por mojado no entran en su garantí­a. Una supuesta publicidad engañosa que ha generado bastante polémica e incluso denuncias por parte de las asociaciones de consumidores.

Pero volvamos al ví­deo. Este usuario, para colocar al iPhone en condiciones extremas, no se le ocurrió otra cosa que, primero, sumergir un iPhone 7 en un recipiente cubierto completamente del refresco de cola y, segundo, congelarlo durante 17 horas. Y luego martillear el bloque de hielo, sacar el terminal y ver si seguí­a funcionando.

¿Y funcionó el experimento? Solo te vamos a adelantar que el resultado es de dejarnos con la boca abierta. Tendrás que ver el ví­deo hasta el final. Solo te decimos que realmente merece la pena.

El iPhone 7 no supuso para el usuario la ruptura que vení­a reclamando, exigiendo opciones como la carga inalámbrica o una pantalla curvada a los cuatro lados como el reciente Honor Magic. De hecho, presentaba un cambio bastante austero con su predecesor, el iPhone 6s. Uno de esos cambios fue recibido con escepticismo y bastante polémica: el conector minijack de auriculares desaparecí­a, en beneficio de sus nuevos Airpods, unos auriculares sin cable que están dando bastante quebraderos de cabeza tanto a la compañí­a como al usuario, al ser un periférico bastante complicado de arreglar si se averí­a, por no decir imposible, y por ser irreemplazables ante pérdida.

AirPods

A diferencia de su anterior terminal, este nuevo iPhone 7 y su hermano mayor, el iPhone 7 Plus son terminales completamente resistentes al agua (y, por lo que se ve en el ví­deo, a la Coca-Cola congelada); su baterí­a presenta una versión mejorada, garantizando un par de horas más de autonomí­a; la cámara es, ahora, una de las mejores del mercado, al sacar fotos con máximo detalle sin necesidad de que el lugar tenga la suficiente luz. Y, por último, su procesador se mejoraba, notándose sobre todo en juegos pesados que exigí­an un rendimiento superior y en aplicaciones de edición de ví­deo y fotografí­a.

En 2016, el número de teléfonos resistentes al agua aumentó ostensiblemente, seguramente debido a que este aspecto de los terminales es bastante querido por el usuario, cuyo teléfono, a veces, suele acabar en lo más hondo de su WC o caí­do en el fondo de un charco, mientras va por la calle, bajo una imponente tormenta. A la gama 7 de iPhone habrí­a que sumar el Galaxy S7, S7 Edge y Active, el Xperia X7, la gama media de Motorola, los Moto G4 y G4 Plus.

Tras ver el ví­deo, ya puedes quedarte tranquilo. Si alguna vez se te queda el iPhone en un recipiente con Coca-Cola y se congela, sabes que, por lo menos, tras 17 horas seguirá funcionando como si nada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,