martinlogan-classic-esl9-dos

Con una tradición de casi 40 años fabricando cajas acústicas hí­bridas, es decir altavoces que combinan la tecnologí­a de conos móviles habitual con los no tan habituales paneles electrostáticos, nos llega el más reciente producto de la empresa norteamericana Martin Logan dedicada a los aficionados al sonido de máxima calidad: los ESL 9, que están en la mitad de su exclusiva gama con un precio recomendado de 9.190 euros, y que muestran una imponente presencia con un panel transparente que alcanza 1’5 metros de altura.

¿Cómo funcionan los Martin Logan y por qué tienen ese aspecto único? Cualquier altavoz debe mover aire para emitir sonido, pero la forma de generar ese movimiento cambia según las tecnologí­as aplicadas: todas buscan hacerlo de forma eficiente, con mí­nima distorsión y mí­nimas inercias, es decir, con la máxima rapidez y precisión. Pensemos que las frecuencias audibles alcanzan hasta 20 kHz, es decir, hacen falta 20.000 oscilaciones por segundo para generar un tono muy agudo. Los habituales altavoces de “cono”, incluso en el caso de los “tweeter” dedicados a esas altas frecuencias, pueden tener problemas para vibrar tan rápido: la tecnologí­a de paneles electrostáticos cambia eso pues, en lugar de mover un cono o diafragma de diámetro determinado, hacen vibrar una membrana muy fina y de masa í­nfima, excitada por un campo electromagnético. A cambio, el “panel” debe tener un tamaño en consonancia con las frecuencias a reproducir: basta una pequeña superficie para las frecuencias agudas, pero los centí­metros cuadrados necesarios aumentan mucho al reducir la frecuencia que queramos reproducir (más graves exigen paneles más grandes).

La solución a este dilema propuesta por Martin Logan consiste en utilizar un sistema hí­brido: panel electrostático para las frecuencias medianas y altas, y un altavoz tradicional “de cono” para los graves. En el caso de las nuevas Martin Logan ESL 9, el panel alcanza hasta los 380 Hz, y por debajo de esa frecuencia se ocupan de la reproducción dos altavoces tradicionales situados en el recinto inferior de madera. Dentro cuenta cada caja con dos altavoces, cuyos conos de 203 milí­metros de diámetro permiten declarar una capacidad para alcanzar frecuencias graves hasta 34 Hz. En esta caja estos altavoces son pasivos, es decir, no existe amplificación interna propia para moverlos sino que dependerán del amplificador del equipo (otros modelos Martin Logan sí­ incorporan etapas internas para los altavoces de graves). La buena sensibilidad declarada, de 90 dB/W/m no indica que sí­ se necesitan amplificación capaz para moverlos, pues declaran una impedancia nominal de 4 Ohmios con un mí­nimo de sólo 0’8 Ohmios en altas frecuencias, algo caracterí­stico de los paneles.

martinlogan-classic-esl9-detalle-woofer

El panel electrostático en sí­ utiliza la misma tecnologí­a que las Martin Logan de más alta gama: es un panel curvado Xstat CLS que mide 114 mm de alto y cuya curvatura de 30 grados le permite ofrecer una excelente dispersión, para que el sonido llegue a los oyentes en un amplio punto de escucha óptimo. Los paneles electrostáticos tienen esa caracterí­stica: emiten sonido de forma muy direccional, de ahí­ el interés por ofrecerlo curvado como hace Martin Logan en sus diseños, facilitando la colocación posterior en la sala del aficionado. Aunque las dimensiones del altavoz impresionan, por su metro y medio de alto, en la práctica suelen ser muy bien recibidos ya que la parte superior, el panel, es muy fina y transparente. El sonido que ofrecen estos altavoces también es muy particular y corresponde con su estética “transparente”: la escena sonora se reproducirá de forma mágica y la música flotará en el aire.

martinlogan-classic-esl9-frontal

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,