Amazon Prime Air

Amazon Prime Air ya ha entregado su primer paquete. Se trata del servicio de mensajerí­a por drones que tiene la multinacional, que ya ha servido el primer pedido recibido a través de este sistema en Reino Unido. Así­ ha sido como en algo menos de un cuarto de hora desde que se recibió la orden de compra, el cliente ya tení­a en su casa lo que habí­a comprado: unas palomitas y un Fire TV.

Con este enví­o exitoso, Amazon completa así­ una de sus primeras entregas a clientes usando drones con su programa Amazon Prime Air. En la propia cuenta oficial de Twitter, el fundador y consejero delegado de la multinacional, ha mostrado su alegrí­a por el éxito en la entrega. Jeff Bezos publicaba que “la primera entrega de Amazon Prime Air a un cliente ya está registrada. Ha sido en 13 minutos desde el clic hasta la entrega”. Un mensaje que ya suma más de dos mil retuits y el mismo número de me gusta.

Así­ ha sido como desde Amazon han completado con éxito el enví­o de prueba a una casa de campo situada en Cambridge, usando un pequeño dron que tiene permiso para volar durante las horas del luz del dí­a en condiciones de buena visibilidad y bajo nivel de fuerza del viento. No podrán hacer entregas con este sistema cuando llueva, haya nieve o hielo.

Después de las pruebas realizadas por Amazon Prime Air en Estados Unidos, Reino Unido, Australia e Israel, la idea de la empresa es probar estos pequeños sistemas de transporte en más localidades internacionales. Con lo que en no mucho tiempo podrí­as estar recibiendo en tu propio domicilio un pedido entregado por estos drones.

Desde Amazon han publicado varios ví­deos para explicarnos cómo se hace la entrega desde el momento en el que nosotros hacemos el pedido. En el primer ví­deo, se ve como a través de la plataforma habitual un cliente pide un Fire TV y unas palomitas, además de ver cómo se produce la recepción y se hace el paquete. Una vez cargado el dron, ya está listo para volar y entregarlo:

En un segundo ví­deo, nos muestran una familia en la que la niña se queja ya que su perro le ha destrozado una de las botas para jugar al fútbol teniendo partido ese dí­a. Con el padre desesperado con la mascota, es la madre la que hace un pedido a Amazon que el dron despositará en su jardí­n donde han colocado el emblema de la empresa para su aterrizaje:

En el tercero, otro modelo de dron entrega un paquete más pequeño justo delante del domicilio que hizo el pedido:

Tres años después de anunciar la iniciativa del proyecto de los drones mensajeros, y tras recibir muchas crí­ticas, Amazon ha demostrado que su idea de revolucionar la mensajerí­a sigue en pie, y ahora más vivo que nunca. Además, la regulación en los Estados Unidos se ha relajado con lo que los drones podrí­an entrar definitivamente en nuestras vidas antes de lo que creemos.