emoticonos

Hace apenas unos dí­as, te contábamos que una nueva colección de emoticonos estaba a punto de aterrizar en nuestras vidas. Te hablamos de 36 nuevos sí­mbolos que se integrarán en los teclados de la mayorí­a de aplicaciones de mensajerí­a y que nos vendrá fenomenal para hacer aquello de comunicarnos sin palabras. Y es que los emoticonos son una especie de idioma universal en este mundo globalizado. Pero, ¿quién decide qué emoticonos pasan a formar parte este mundo virtual y qué otros no? Pues bien, como ocurre con casi todas las cosas, existe una organización que se encarga de convenir aquellos que son adecuados o no. El diccionario universal de los emoticonos o emojis es el Unicode, un sistema con una capacidad superior que funciona asociando sí­mbolos y números. Y quien se encarga de realizar estas asociaciones es el Unicode Consortium, un consorcio del que forman parte empresas como Adobe, Apple, Facebook, Google, Huawei, IBM o Microsoft, entre otras corporaciones y organismos.

Consorcio Unicode

Sí­, son ellos los que en su momento decidieron que la sevillana tení­a que forma parte de nuestros teclados y que ahora acaban de añadir el bacon, el emoticono con el espantasuegras y el confeti o incluso el que tiene la carita llena de corazones. El Consorcio Unicode es una organización sin ánimo de lucro que se fundó en 1991 y lo cierto es que no es un comité privado: en el consorcio puede entrar cualquiera que quiera o esté especialmente interesado en el tema, siempre y cuando esté dispuesto a pagar lo que cuesta ser miembro. De ahí­ que encontremos como miembros los principales gigantes de la tecnologí­a. Sin embargo, ahí­ también participan otros consorcios y asociaciones que trabajan para desarrollar normas relacionadas con Internet, como por ejemplo el World Wide Web (W3C) o la corporación Ecma International.

La verdad es que cualquier persona que lo desee tiene la oportunidad de proponer su propio emoji. Algunas empresas u organizaciones lo han conseguido. Otras, tras la desaprobación del comité Unicode, no han dudado en elevar su queja a los medios (uno fue el gobierno escocés, justo después de que rechazaran la inclusión de la bandera de Escocia, aunque están contentos porque el unicornio, su animal, está en plantilla). Algunas empresas, como por ejemplo la marca de higiene femenina Always, han emprendido su propia lucha para que se incorporen más emojis femeninos.

emoticonos

Lo cierto es que las solicitudes tienen que estar muy bien documentadas. El proceso puede alargarse durante más de un año, porque el comité tiene que estudiarla a fondo. El que realiza la petición tiene que elaborar un documento en el que se responda a criterios como la compatibilidad o el nivel de uso esperado y todo tiene que estar respaldado con números. Aquí­ no sirven las opiniones o querencias personales, pero sí­ las experiencias favorables con otros emoticonos parecidos. No hace falta decir que el emoticono que se presente en forma de dibujo tiene que ser claro, estar bien dibujado y que no se pueda confundir con respecto del resto de emojis ya existentes. Serán motivo de rechazo directo todos aquellos que puedan ser sustituidos por otro emoticono, si expresan una emoción demasiado general o concreta o si representan una marca o producto.

Y a ti, ¿qué emoticono echas de menos? ¿Alguna propuesta para hacerle a los señores del comité?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp