syson supersonic
Dyson Supersonic Sello Premios tuexperto 2016¿Es un avión? ¿Es Superman? No, es Supersonic, el secador de Dyson. Sí­, un secador de pelo. Y sí­, es de Dyson, lo que significa que cuenta con un gran diseño y una tecnologí­a revolucionaria. Tanto es así­ que ni siquiera parece un secador. Eso sí­, seca más rápido, protege el cabello y guarda algunos trucos bajo la manga (bajo el mango, en realidad) que consiguen captar la atención tanto de los que sufren con el secador, como de los apasionados por la tecnologí­a. Este es el Dyson Supersonic, y aquí­ te desgranamos todo lo que es capaz de hacer.

Un secador que no parece un secador

Más que un secador parece una lupa. Y es que, que el cuerpo del aparato no cuente con un motor, sino con un agujero, ya es suficientemente llamativo como para captar la mirada de cualquier curioso. Ya es marca de la casa presentar productos que parecen llegados del futuro. Lo hacen con los ventiladores sin aspas y con sus revolucionarios aspiradores, así­ que el secador de pelo de Dyson no podí­a ser menos. Su cuerpo está formado por un cilindro grueso pero hueco por donde expulsa el aire. Es algo más pequeño que los secadores convencionales, pero resulta mucho más corto. Este cilindro está pegado a otro que hace las veces de mango, que en este caso no es hueco. De hecho, es el único espacio que queda donde albergar la maquinaria que mueve el aire en este secador. Y es ahí­ donde más destaca este dispositivo, al albergar el motor en el mango y no en el cabezal. Toda una obra de ingenierí­a que se complementa con un extremo magnético para acoplar complementos de secado como diferentes boquillas sin tener enroscar y, por supuesto, sin quemarse. Tan solo hay que acercar la boquilla al extremo para que todo quede acoplado y listo para utilizar.

En conjunto, el cuerpo de este Dyson Supersonic tiene unas medidas de 245 x 78 x 97 mm (Altura x Anchura x Profundidad), aunque lo sorprendente es su peso de solo 618 gramos. Otro dato que lo diferencia del resto de secadores del mercado por su ligereza y comodidad. Al fin y al cabo, la cabeza del secador es un gran agujero (también alberga parte de la tecnologí­a de Dyson), por lo que el peso se concentra en el mango, haciéndolo más cómodo de manejar y evitando que la muñeca pivote y se balancee como sucede con el resto de secadores. Algo que con Supersonic resulta mucho más cómodo tanto por el equilibrio conseguido al albergar el peso en el mango, como por su ligereza. Sobre todo para aquellos que sufren al secarse el pelo de la parte trasera de la cabeza, cuando es necesario levantar el codo para llegar a esta zona. De nuevo, detalles del diseño que no solo consiguen que sea un producto realmente llamativo y agradable a la vista, sino que repercute directamente en la experiencia de uso.

tuexperto RecomiendaEso sí­, que sea un secador ultramoderno y cargado de tecnologí­a no lo hace difí­cil de manejar. De hecho, solo cuenta con cuatro botones accesibles desde la parte posterior del mango y el cabezal para usar un único dedo y para tenerlo todo a mano en todo momento. Además del tí­pico botón de encendido y apagado, el Supersonic de Dyson cuenta con un botón de frí­o también tí­pico en los secadores de mano. Lo que ya no resulta tan tí­pico es que posea dos botones más centrados en controlar la velocidad del flujo del aire y del calor de éste. Cuestiones que ayudan a escoger el tipo de secado o de moldeado que se quiera llevar a cabo con este dispositivo. Estos dos botones se encuentran en la parte posterior del cabezal y activan diferente luces LED de color para indicar en todo momento el modo en el que se encuentra el secador. Todo ello en la zona fucsia del dispositivo, que da el toque distintivo y de color al conjunto.

syson supersonic

Secado rápido, moldeado y brillo natural

Pero ¿qué es lo que puede hacer el Dyson Supersonic? Como todo secador, su función principal es la que da sentido a su nombre. Eso sí­, aquí­ Dyson también innova. Y es que gracias a los mencionados botones de control de flujo de aire, es posible configurar diferentes modos para conseguir velocidad en el secado o un buen moldeado. Para ello solo hay que controlar la intensidad del flujo con sus tres modos, logrando un secado normal, un secado rápido o un moldeado. Esto, en combinación con el control de calor, permite obtener un flujo de frí­o constante a 28 grados (botón de frí­o), un secado suave a 60 grados, un secado normal a 80 o un secado rápido y moldeado (a la vez) a 100 grados centí­grados. Cualidades que permiten adaptar el secador a cualquier situación dependiendo del resultado final que se desee. Y lo que es mejor, conseguir un secado realmente rápido respecto a otros secadores del mercado. Pero el Supersonic de Dyson va un paso más allá.

Si tan moderno y tecnológico es este secador, ¿cómo puede solucionar el mayor problema de los secadores? Es decir: ¿cómo consigue todo esto sin abrasarte el pelo? La razón es su tecnologí­a, la cual se centra en controlar en todo momento el calor del flujo del aire gracias a su termostato de vidrio. Éste se encuentra alojado en el cabezal del secador, y mide hasta 20 veces por segundo el calor que está expulsando el dispositivo. Este dato pasa rápidamente al procesador (sí­, este secador tiene un chip) para recalcular y limitar su potencia e impedir que sobrepase los grados escogidos. ¿El resultado? Pelo que no acaba quemado y que consigue mantener su brillo natural. Un resultado rápido y brillante que permite combinar secado y moldeado a la vez. Por supuesto, Dyson Supersonic incluye la tecnologí­a de iones negativos que ayuda a evitar el encrespamiento por electricidad estática en el cabello.

Y es que Dyson ha hecho los deberes respecto al cuidado del pelo. Se ha pasado nada menos que cuatro años desarrollando este dispositivo, pero también estudiando el cabello humano. Tanto es así­ que han destinado 60 millones a la creación de un laboratorio para conocer la resistencia, los daños y otros factores del pelo. Lo más escabroso es que, para ello, han utilizado 1.625 kilómetros de cabello humano en mechones de prueba. Es por ello que su secador está cargado de tecnologí­a y conoce los lí­mites para evitar que el cabello se seque y se rompa, siendo ésta la principal causa de la falta de brillo. Así­, han descubierto que el cabello con poca salud no refleja la luz, algo en lo que el calor en exceso tiene mucho que ver.

syson supersonic

Un motor minúsculo pero con mucho músculo

Todas estas funciones de Dyson Supersonic tienen su origen en el motor digital Dyson V9. Se trata del motor más pequeño, ligero y avanzado de la compañí­a inglesa. Y todo ello en 27 milí­metros de grosor. Esto es lo que les permite introducir este motor directamente en el mango del secador, dejando el cabezal para su sistema de aire.

Volviendo al motor encontramos una hélice de 13 aspas capaz de producir un caudal de 13 litros de aire por sí­ misma. Además, su estructura ha sido diseñada para moverse sobre un cilindro de caucho que se integra en la forma del mango del Supersonic para conseguir evitar temblores y que el sonido producido por su movimiento no acabe utilizando la estructura del secador como resonancia. Un motor capaz de girar 110.000 veces por minuto sobre sí­ mismo. Claro que este pequeño pero potente motor no es el único artí­fice del potente flujo de aire que sale por el cabezal hueco del secador de Dyson.

Tras recoger parte del aire por la base del mango del Supersonic, el motor impulsa estos 13 litros de aire directamente al cabezal del secador. Aquí­, en su grueso pero hueco cuerpo, es donde se multiplica por tres gracias a la tecnologí­a Air Multiplier. Este término no es nuevo para Dyson, que ya utiliza esta misma tecnologí­a en sus aparatos de aire acondicionado sin aspas. Consiste en expulsar el aire llevado por el motor V9 por una ranura finí­sima en la boquilla del cabezal. Gracias a los principios fí­sicos de la presión, esta pequeña salida de aire es capaz de recoger más aire del entorno del secador y arrastrarlo y potenciarlo (de ahí­ el termino multiplier de multiplicar) unificando el flujo que es hasta tres veces más potente (41 litros por segundo) que el recogido. Además, esta abertura por donde sale el aire está diseñada para crear una corriente de aire con un ángulo de 20 grados, lo que consigue centrar el flujo y controlarlo para mejorar los resultados del secado.

Todo ello sin olvidarnos del resto de tecnologí­a que se encarga de hacer lecturas realmente rápidas de la temperatura de este flujo de aire para controlar que nada queda quemado o dañado por ello. Algo que sorprende aún más dadas las dimensiones del dispositivo y, por supuesto, su llamativo diseño.

dyson supersonic

James Dyson (fundador de la compañí­a) comparando el motor Dyson V9 y otro motor de secador

Un secador que no te aí­sla del mundo

Con tanta potencia, y semejante canal de aire saliendo por su cuerpo hueco, serí­a de esperar que este Dyson Supersonic sonase como un avión a reacción. Nada más lejos de la realidad. En Dyson también se han preocupado por la acústica de este secador, y por ello contó con su propio equipo de ingenieros de sonido durante el desarrollo para estudiar cómo minimizar el ruido que genera este aparato. Por un lado está la mencionada estructura del motor Dyson V9, que se integra con el dispositivo para evitar las vibraciones y los sonidos. Por otra parte está el diseño completo del secador, el cual minimiza el sonido sin comprometer su potencia.

Es decir, se trata de un secador que mueve aire y que, por tanto, genera sonido. Eso es innegable. Sin embargo, aunque ese sonido resulta algo más agudo que otros secadores, sus decibelios están por debajo en cuanto a volumen, produciendo menos ruido que otros productos similares. No hay que olvidar que cuenta con un motor más pequeño, lo que al final se traduce en menos ruido. Más claro: permite mantener una conversación mientras se usa, mientras que otros secadores consiguen acallar todo el entorno debido a su ruido.

dyson supersonic

Dyson Supersonic no llega solo

Junto a sus modos de flujo, Dyson ha desarrollado una serie de accesorios que ayudan a todas las tareas de peinado y secado del Supersonic. Estos accesorios en forma de cabezales no tienen nada que envidiar al secador de Dyson, de hecho se integran a la perfección tanto en diseño como en funcionalidad. Prueba de ello es que no se calientan, y ofrecen al usuario un tacto frí­o gracias a la tecnologí­a Heat Shield. No importa cuán cerca se coloque la boquilla del pelo, o que ésta se agarre con la mano mientras se utiliza el secador. La sensación es de ser una pieza frí­a que no se calienta y, sobre todo, que no quema. Además, esta tecnologí­a se extiende al resto del cuerpo del Dyson Supersonic, algo que permite, por ejemplo, descansar el secador sobre las piernas o sobre cualquier superficie sin dañarla o quemarse. Junto a esta caracterí­stica, y como comentábamos más arriba, los complementos son dispositivos magnéticos. De esta forma, es posible intercambiarlos durante el secado o el peinado sin ningún tipo de problema. Tan fácil como agarrar la boquilla y tirar de ella. Sin quemaduras, ni roscas, ni botones, ni resortes. Para colocar otra boquilla solo hay que acercarla al secador y sus imanes hacen el resto del trabajo. Así­ de sencillo.

En concreto, Dyson ha creado una boquilla ancha alisadora que ayuda a que el secado sea más rápido al concentrar el flujo de aire para conseguir un alisado, aunque sin centrarse únicamente en una zona. Este adaptador resulta útil para conseguir un secado rápido y general, utilizando la mano directamente sobre el pelo y sin necesidad de mover frenéticamente el secador, tan solo haciéndolo desde la raí­z a las puntas.

dyson supersonic

También cuenta con una boquilla estrecha concentradora de aire. En este caso la herramienta permite definir y modelar porciones concretas del cabello, centrando toda la fuerza del flujo en un punto mucho más definido.

Por último, también existe un difusor magnético para aquellos con el pelo rizado. Un complemento ideal que permite secar el pelo y mantenerlo en su forma original, sin separar los rizos naturales al distribuir el aire caliente de forma mucho más amplia y llegando a cada recoveco.

Solo para bolsillos generosos

Ahora bien, toda la tecnologí­a desarrollada e incluida en este secador tiene un precio. Y no, no es barato. Dyson ha puesto a la venta su Supersonic por un precio de 400 euros. Ya está disponible para comprar directamente desde su página web o mediante distribuidores como El Corte Inglés, Media Markt o Worten, entre otros. Eso sí­, quizá habrí­a que verlo desde el lado positivo, considerándolo como una inversión para recortar el tiempo habitual de secado.

syson supersonic

El paquete incluye el secador Supersonic con su carcasa posterior en color fucsia (no hay otros colores disponibles), las tres boquillas magnéticas (boquilla ancha, boquilla estrecha y difusor), un cordel para sujetarlo de forma segura o guardarlo, y una alfombrilla antideslizante para colocarlo sobre cualquier superficie.

Dyson Supersonic

Marca Dyson
Modelo Dyson Supersonic
Tipo Secador de pelo

 

Diseño

Dimensiones 245 x 78 x 97 milí­metros
Peso 618 gramos
Colores Cuerpo gris oscuro metalizado con detalle en color fucsia
Otros Cuerpo Heat Shield (tacto frí­o), cuatro botones, boquilla magnética

 

Motor

Tipo Motor digital Dyson V9
Capacidad 13 litros de aire por segundo
Potencia  1.600 Watios
Cualidades 13 aspas, 27 milí­metros de anchura, 110.000 revoluciones por minuto

 

Accesorios

Tipo Boquilla gruesa alisadora, boquilla concentradora de flujo y difusor
Funciones Magnéticos para fácil colocación. Tecnologí­a Heat Shield de tacto siempre frí­o

 

Modos 

Secado y moldeado Suave a 60 grados, Secado normal a 80 grados y Secado rápido y moldeado a 100 grados
Flujo de aire Tres velocidades
Frí­o constante Botón de flujo frí­o constante a 28 grados

 

+ info

Fecha de lanzamiento Disponible
Web del fabricante Dyson

 

Precio 400 euros euros

Dyson Supersonic Entrega de Premios tuexperto 2016

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...