Es el nuevo porno. El nuevo Tinder. Pokémon GO es un fenómeno en forma de videojuego que explotó el pasado mes de julio y se ha convertido en la última locura mundial.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

20 dí­as después de su lanzamiento más de 50 millones de personas se habí­an bajado Pokémon GO a su móvil. Una semana después la locura llegaba a los 100 millones.

Para el que no lo sepa, Pokémon GO es un videojuego de realidad aumentada para el móvil, en el que tienes que salir a la calle, con los ojos en la pantalla. ¿El objetivo? Cazar a una especie de bichos virtuales para luego entrenarlos. Además, una vez entrenados, puedes llevarlos a una especie de gimnasios virtuales. Allí­ esos pokemons, pokemones o como se llamen, se pegan con los bichos que llevan otros aficionados al videojuego en su móvil.

Esa combinación del mundo real con unas criaturas extrañas que aparecen de repente en la pantalla ha seducido a muchos. Además, está el componente social de competir con otros jugadores. Y luego están las pokedadas. Mucha gente reunida en grandes plazas donde todos quieren cazar bichos.

Al final, el problema es que algunos salen a la calle con el móvil en la mano y la mirada fija en la pantalla. Claro. Van atolondrados”¦ y pasa lo que pasa.

¿No lo crees? Pues mira el ví­deo de arriba y verás unos cuantos ejemplos.

A saber. Accidentes. En este de Pensilvania (Estados Unidos) una adolescente de nombre impronunciable, cruzó distraí­da y le pilló un coche. Se quedó tal y como se puede observar en el ví­deo y ¿Cómo no? La culpa, según la joven era de los pokemon.

La cara de la chica es un poema. Eso sí­. En su móvil tení­a su pokemon.

Pokemon GO

Pero la cosa no se queda ahí­”¦ El 12 de julio, en Auburn (otra vez Estados Unidos) un coche se estrella contra un árbol. Parece que el conductor estaba jugando a Pokémon GO.

En el ví­deo se ve cómo el coche se quedó hecho puré, pero al tí­o no le ha pasado casi nada. Eso sí­ la poli no se ha quedado de brazos cruzados. Tennesee es un estado donde hay mucho Bourbon, pero no les preocupan tanto los que conducen borrachos. Por eso, no ponen carteles de “Si bebes no conduzcas”. Ponen otros carteles como el que se observa en el ví­deo.

De hecho la policí­a de todo el mundo está en alerta Pokémon. Y la española no iba a ser menos. En nuestro paí­s también son amigos de los Pokemon, pero han publicado una serie de recomendaciones para jugar seguros al videojuego.

Y es que los españoles también somos ví­ctimas de los Pokemon. Algunos aficionados cazadores se preguntaban por los chats ¿alguien ha cazado un zubat por la calle Genova? (lo decí­an porque en esa calle está la sede del Partido Popular). Otro le contestaba “Pues yo, a la la altura del número 13 me he encontrado con un snorlax con barba”.

Algunos recomiendan el videojuego para adelgazar. El cartel que aparece en el ví­deo dice que los hombres pueden consumir 1800 calorí­as a la semana si juegan cada dí­a a Pokemon. Las mujeres menos. 1500. ¿Será otra forma de machismo? Me imagino que Pedro Sánchez nos resolverá la duda en la próxima campaña.

Aparte de todo esto están los robos de móviles, los atracos, el dinero que mueve el juego, los gimnasios, las pokeparadas o las ya famosas y multitudinarias pokedadas. Unas macro-reuniones en las que miles de jugadores se juntan para cazar bichos en la plaza de Times Square de Nueva York o en nuestra más cercana Puerta del Sol de Madrid.

Así­ que ya lo sabes. Ni Candy Crush ni La isla de los famosos. Este será el verano de Pokémon GO. Y tanto Picachu como tú lo sabéis.

pokemon go y lo sabes