dyson supersonic

James Dyson, fundador de la compañí­a, con el secador Dyson Supersonic

La compañí­a británica Dyson ha vuelto a sorprender al mundo con un nuevo gadget. En lugar de centrarse en la purificación del aire o en la recogida de migas y suciedad, esta vez se enfoca en la belleza. Hablamos del Dyson Supersonic, un curiosí­simo secador de pelo que promete revolucionar el mundo del cuidado del cabello con ingenierí­a, con un gran diseño y tecnologí­a puntera.

Circular, con un orificio donde deberí­a estar el motor y ventilador, y con un diseño rompedor se presenta al mundo este dispositivo. Un secador de pelo que cambia las normas de lo visto hasta la fecha para adaptar la tecnologí­a Air Multiplier ya vista en los ventiladores y purificadores sin aspas de Dyson, en un gadget de poco más de medio kilo de peso con potencia de 1.600 watios. Un secador muy manejable gracias a la distribución de su peso y componentes y que, además, es bastante silencioso.

dyson supersonic

Un diseño rompedor

Se trata de un secador que integra un motor digital Dyson V9 directamente en el mango. Algo que lo hace más ergonómico y fácil de dirigir. Sin embargo, lo curioso es que este pequeño motor es hasta ocho veces más rápido y la mitad de pesado que los de otros secadores convencionales.

Así­, el aire recogido es multiplicado por tres para ofrecer potencia y control sobre el flujo, y llevado después a través del orificio circular con un que forma el resto de la pistola ángulo de 20 grados para controlarlo y dirigirlo. Algo muy similar a lo visto en sus ventiladores, pero a una escala mucho más pequeña.

Tecnologí­a e ingenierí­a para el cuidado del cabello

La idea de Dyson era poner fin a los problemas que el uso del secador puede ocasionar en el cuero cabelludo y en el propio cabello. Por ello han incluido un termistor recubierto de perlas de vidrio que lee 20 veces por segundo la temperatura. Los datos se enví­an al microprocesador, quien se encarga de regular automáticamente el calor del aire que se emite para evitar estos problemas. Eso sí­, también incluye cuatro ajustes de calor y un botón para frí­o, además de tres niveles de flujo de aire. Herramientas que, según sus responsables, ayudan a cuidar la salud y el brillo del cabello.

Dyson supersonic

Alberto Cerdán, peluquero embajador del Dyson Supersonic

Silencioso y bien acompañado

Un equipo de sonido de Dyson también se ha encargado de otorgar otra de las caracterí­sticas más interesantes a este dispositivo. Hablamos de la sonoridad o la ausencia de ésta, algo que asegura la potencia necesaria sin necesidad de armar un escándalo cada vez que se conecta, resultando más silencioso que otros secadores.

Todo ello sin olvidarnos de que llega al mercado con accesorios. Un difusor, una boquilla ancha y una boquilla estrecha se pueden acoplar cómodamente a este secador de pelo. De hecho, basta con acercarlos, siendo la fuerza magnética la que se encargue de sujetar estos complementos al dispositivo.

El fundador de la compañí­a, James Dyson, retó a sus ingenieros a conocer el mundo del cuidado del cabello y a mejorar la tecnologí­a disponible para ello. Claro que, como ayuda, también invirtió más de 60 millones de euros en el desarrollo de este secador, creando un equipo de 15 ingenieros y un laboratorio donde estudiar el cabello. Tal es así­ que, en los cuatro años de investigación que han dado como resultado este dispositivo, aseguran haber realizado pruebas sobre 1.625 km de pelo.

De momento habrá que esperar hasta que pase el verano para poder adquirir un Dyson Supersonic, ya que su fecha de venta está programada para septiembre de este año. Llegará al mercado por un precio de 400 euros.

Otras noticias sobre...