Samsung Gear VR, las hemos probado

Aunque pueda parecer que venimos del futuro, el producto que tenemos en la cabeza son unas gafas de realidad virtual desarrolladas por la compañí­a surcoreana Samsung en asociación con Oculus. Se llaman Samsung Gear VR, y ya se pueden comprar en España por un precio que ronda los 200 euros, aunque para que funcionen es necesario disponer de un Samsung Galaxy Note 4. Hemos tenido la oportunidad de probar estas gafas a fondo, y en esta prueba de las Samsung Gear VR vamos a conocer cómo funcionan y, además, vamos a analizar punto por punto todo lo que nos ofrecen estas gafas.

DISEÑO DE LAS GAFAS

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

198 x 116 x 90 milí­metros. 379 gramos de peso. Disponible con la carcasa de color blanco y la parte frontal de color negro. Sujeciones completamente ajustables.

Vamos a comenzar la review de las Samsung Gear VR hablando de su diseño. Las medidas de las gafas alcanzan los 198 x 116 x 90 milí­metros, y el único color de carcasa en el que están disponibles es el blanco-negro (con la carcasa exterior de color blanco y el resto de las piezas de color negro). El peso de las Gear VR está establecido en los 379 gramos, y se siente bastante ligero en la mano teniendo en cuenta las dimensiones de las gafas. El diseño de las Gear VR de Samsung transmite la sensación de ser muy robusto, lo cual por otra parte resulta lógico si tenemos en cuenta que las piezas más sensibles de las gafas son las lentes, y ambas están muy bien protegidas en el interior del diseño de las Gear VR.

La parte frontal de las Samsung Gear VR incorpora una protección de plástico tintada de color negro que se coloca y se retira con mucha facilidad. Esta tapa no solamente protege las lentes ubicadas en el interior de las gafas, sino que también permite acceder a la ranura en la que se ha de colocar el Note 4 para utilizarlo con las Gear VR. Esta ranura está formada por dos sujeciones laterales que permiten acoplar el móvil a las gafas de forma horizontal, y en una de las sujeciones se encuentra la ranura microUSB que se ha de conectar al puerto correspondiente del teléfono.

¿Y qué hay de las sujeciones que acoplan las gafas a nuestra cabeza? Lo primero que debemos saber es que todas las sujeciones de lasSamsung Gear VR, las hemos probado Samsung Gear VR son completamente ajustables. Por una parte, las Gear VR están sujetas a una pieza central (protegida por un material blando en su interior) que se coloca sobre la parte trasera de nuestra cabeza y que está unida a las gafas mediante unas cintas elásticas. En la parte superior de las gafas nos encontramos con otra pieza de plástico (también rellena de un material blando en su interior) que va situada encima de la cabeza. Para que lo entendamos todaví­a mejor, las Samsung Gear VR se colocan en la cabeza exactamente igual que un casco o un gorro.

En nuestra prueba hemos podido comprobar que las Samsung Gear VR, a pesar de las sensaciones que puedan transmitir a primera vista, se adaptan bastante bien a la cabeza y no suponen especiales molestias en la cara principalmente gracias a la superficie acolchada que recubre el interior de las gafas.

… Controles táctiles

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

Aunque a primera vista no lo parezca, las Samsung Gear VR incorporan un control táctil (y varios botones fí­sicos). En el lateral derecho de las gafas tenemos una especie de trackpad que nos permite navegar por la interfaz de la pantalla tal y como si estuviéramos utilizando el ratón de un ordenador portátil. Encima de este control táctil tenemos un botón fí­sico de retroceso, y un poco más adelante nos encontramos con el botón de volumen. En la parte superior tenemos un control que permite calibrar la nitidez de la imagen (especialmente útil de cara a las personas con algún problema en la vista, ya que incluso siendo miopes no es necesario que utilicemos nuestras gafas o lentillas para disfrutar de la experiencia de las Gear VR de Samsung, aunque hablaremos más a fondo de ello en los siguientes apartados).

Y hasta aquí­ llegan los controles fí­sicos de las gafas. Aunque, aprovechando este apartado, también cabe mencionar que Samsung pone a disposición de los usuarios un mando de control para las Samsung Gear VR diseñado especí­ficamente para ser utilizado en los juegos con estas gafas. El mando supone un incremento de 50 euros en el precio de las gafas, y se puede adquirir en un paquete (Samsung Gear VR + GamePad) cuyo precio es de aproximadamente 250 euros.

… Puesta en marcha inicial

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

La puesta en marcha de las Samsung Gear VR lleva menos de un minuto. Lo primero que hay que hacer es descargar en el Samsung Galaxy Note 4 la aplicación correspondiente a estas gafas, una aplicación que responde al nombre de Oculus y que se puede bajar e instalar de forma gratuita nada más conectar el móvil a las gafas (es necesario que dispongamos de una conexión a Internet en ese momento). Una vez instalada la aplicación, se coloca el móvil en el soporte de las gafas (asegurándonos de que el puerto microUSB queda conectado a la ranura del móvil) y, automáticamente, las Gear VR ya están listas para ser utilizadas con el Note 4.

Lo interesante de estas gafas es que no nos encontraremos con ningún problema para utilizar las Gear VR de Samsung incluso teniendo problemas de visión. Para utilizar las gafas de realidad virtual no es necesario que tengamos puestas nuestras gafas o lentillas habituales, ya que las Gear VR incorporan un control que permite ajustar la nitidez de la imagen a nuestra visión.

Las Samsung Gear VR vienen también acompañadas de una tarjeta de memoria externa microSD (con su respectivo adaptador) de 16 GigaBytes de capacidad. Esta tarjeta resulta de mucha utilidad especialmente a la hora de utilizar las gafas para visualizar pelí­culas, ya que nos permite copiar los ficheros desde al ordenador para, después, introducir la tarjeta de memoria en el Note 4.

PRIMERAS HORAS DE USO

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

Las primeras horas de uso con las Samsung Gear VR, para una persona que no haya tenido nunca contacto con la realidad virtual, suponen una experiencia completamente diferente a la forma en la que estamos acostumbrados a consumir contenidos multimedia. Todo el contenido que se muestra delante de nuestros ojos está representado en 360 grados, y podemos mover la cabeza libremente hacia todos los lados al mismo tiempo que se mueve también el contenido de la pantalla. De alguna forma, utilizar las Gear VR es como adentrarnos en un mundo virtual en el que nosotros somos los protagonistas.

Antes de entrar a analizar cada apartado del funcionamiento de las gafas de forma detallada, en lí­neas generales podemos resumir que nuestra experiencia con las Samsung Gear VR ha sido entretenida y divertida. Las Gear VR nos han brindado muchas horas de entretenimiento, y detrás de su aparente sencillez se esconde un ecosistema de aplicaciones con las que Samsung realmente ha acertado a la hora de predecir el futuro de esta tecnologí­a. Y aunque tras varios dí­as de uso hemos terminado con la sensación de todaví­a queda mucho camino por recorrer en el mundo de la realidad virtual, no tenemos ninguna duda de que las Gear VR son un producto que sorprenderá tanto a los usuarios más experimentados de la tecnologí­a como a los usuarios más novatos.

… Interfaz, aplicaciones y juegos

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

Lo que realmente da sentido a las Samsung Gear VR es la interfaz que Samsung ha desarrollado especí­ficamente para estas gafas. Las imágenes y los ví­deos que podamos encontrar en la red en relación a la interfaz de las Samsung Gear VR no hacen justicia al contenido que realmente nos encontramos ante nuestra vista, ya que todos los contenidos se visualizan de una forma completamente diferente cuando tenemos las gafas puestas (y lo decimos para bien).

En cualquier caso, lo primero que debemos saber es que la pantalla principal de las Gear VR se divide en tres apartados: a la izquierda tenemos dos accesos directos, uno para ir a la Tienda de aplicaciones y otro para ir a la Tienda de aplicaciones desarrolladas por Samsung; en el centro tenemos los accesos directos a las aplicaciones que hayamos abierto recientemente; y, por último, a la derecha tenemos el acceso directo a la Biblioteca. Para navegar por estos apartados tenemos dos opciones: podemos utilizar nuestra propia vista, moviendo la cabeza hacia el lado en el que está ubicada la opción que queremos seleccionar, o podemos utilizar el control táctil de las gafas.

La interfaz de las Samsung Gear VR es fácil de entender a los pocos minutos de uso, aunque sí­ nos ha parecido que Samsung deberí­a depurar algunos apartados de la misma. Por ejemplo, en múltiples ocasiones nos hemos encontrado con que diferentes accesos directos nos acaban llevando a las mismas pantallas, y encontrar una aplicación en concreto puede hacerse algo complicado.

Las Samsung Gear VR también tienen su propia tienda de aplicaciones, y desde ella podemos descargar todo tipo de aplicaciones ySamsung Gear VR, las hemos probado juegos adicionales de forma completamente gratuita (todo el contenido se instala en nuestro móvil). En un principio, el abanico de aplicaciones de esta tienda es suficiente para garantizar un buen número de horas de entretenimiento, aunque tarde o temprano se nos acabará quedando corto (las aplicaciones son muy variadas, pero al mismo tiempo escasas en número dentro de cada categorí­a). Es cuestión de tiempo que los contenidos para esta plataforma de realidad virtual vayan creciendo.

Entre las aplicaciones que nos podemos encontrar en esta tienda tenemos desde Oculus 360 Videos, donde podemos acceder a ví­deos en 360 grados en los que podemos mirar hacia cualquier ángulo (en uno de los ví­deos estamos subidos en un helicóptero y pasamos volando por encima de una senda repleta de animales corriendo, y podemos mirar hacia absolutamente cualquier lado) hasta un concierto de Paul McCartney en el que la experiencia resulta realmente increí­ble si tenemos los auriculares puestos, todo ello pasando por juegos sencillos que en muchos casos se pueden ejecutar sin necesidad de disponer del GamePad de Samsung.

Una de las aplicaciones que más ha llamado nuestra atención es la de Oculus Cinema. Estamos hablando de una aplicación que nos permite visualizar los ví­deos que tengamos almacenados en la tarjeta de memoria (incluyendo pelí­culas que hayamos copiado a la tarjeta previamente) desde un escenario que resulta ser un cine. Es decir, Oculus Cinema nos permite visualizar pelí­culas tal y como si estuviéramos sentados en la butaca de un cine. Los acabados del escenario están realmente bien trabajados (parece que pudiéramos tocar las butacas que tenemos a nuestro lado), y la experiencia de visualizar una pelí­cula de esta forma resulta bastante entretenida. La aplicación de Oculus Cinema dispone de tres modos de visionado diferentes: desde la Luna (sí­, tal y como si estuviéramos viendo una pelí­cula en la Luna, con su respectiva nave de transporte incluida), desde un cine convencional y desde un cine en casa.

Samsung Gear VR, las hemos probado

Así­ es el escenario del cine que se nos muestra cuando vamos a ver una pelí­cula desde la aplicación de Oculus Cinema. La pelí­cula se muestra en la pantalla del cine, tal y como si estuviéramos en una sala real.

Una opción curiosa -o, al menos, llamativa- de las Gear VR es la que nos permite ver lo que tenemos delante a través de la cámara del Samsung Galaxy Note 4. Resulta que, si mantenemos pulsado el botón de retroceso durante algunos segundos, se nos abrirá un pequeño menú con diferentes opciones de las gafas (calibración, ajustes, etcétera). Una de estas opciones permite encender la cámara para ver en la pantalla del móvil lo que tenemos delante de nosotros (a través de la cámara principal del Note 4). De cara a comprobar que todo sigue en su sitio sin necesidad de quitarnos las gafas se trata de una opción interesante, desde luego.

… Autonomí­a

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

Baterí­a del Note 4 de 3.220 mAh. Las gafas no incorporan ninguna baterí­a. Tres horas de uso continuado, entre cuatro y cinco horas de uso variado.

En lí­neas generales, no nos ha parecido que las Gear VR supongan un consumo excesivo de baterí­a en el Samsung Galaxy Note 4, al menos si lo comparamos con un uso multimedia del móvil. Estamos hablando de un teléfono inteligente que incorpora una baterí­a de 3.220 mAh, y esto hace posible que la autonomí­a que podamos obtener sea de entre cuatro y cinco horas de uso variado, mientras que en un uso continuado podemos obtener una autonomí­a de aproximadamente tres horas. Es decir, una autonomí­a suficiente para visualizar una pelí­cula entera desde el modo de cine teniendo autonomí­a suficiente para recargar después el móvil sin que llegue a apagarse.

Cuando utilizamos las gafas, el Note 4 está directamente conectado al puerto microUSB del soporte, de manera que no existe forma fí­sica de cargar la baterí­a de forma simultánea mientras se utiliza las Gear VR. Un aspecto a mejorar en los futuros modelos de estas gafas.

PRECIO, DISPONIBILIDAD Y CONCLUSIONES

——————————————————————————————————————————————

Samsung Gear VR, las hemos probado

Las Samsung Gear VR ya se pueden comprar en España por un precio establecido en los 200 euros, aunque si queremos tener también el GamePad para los juegos deberemos desembolsar 250 euros. En el momento del lanzamiento de estas gafas existieron promociones para los usuarios que compraran el móvil junto a las Gear VR, pero eran promociones aplicables a unidades limitadas (y ya no están disponibles).

Y, en resumen, ¿qué nos han parecido estas gafas? Las Samsung Gear VR dejan con la boca abierta a cualquiera que se sumerge por primera vez en la experiencia de la realidad virtual. A medida que vamos descubriendo las posibilidades que ofrecen estas gafas (modo cine, imágenes en 360 grados, ví­deos en los que somos los propios protagonistas, juegos, etcétera) nos vamos quedando asombrados no solamente con el potencial de las gafas, sino también con el espectacular rendimiento que ofrece el Note 4 (en nuestra prueba no hemos sufrido el más mí­nimo problema de fluidez; el móvil ha estado a la altura en todas las situaciones).

Pero, aunque Samsung ha tomado una buena decisión escogiendo el Samsung Galaxy Note 4 para dar vida a las Gear VR, no podemos dejar de lado el hecho de que la resolución de la pantalla de este teléfono inteligente (2.560 x 1.440 pí­xeles) se queda ligeramente corta para lo que requiere la tecnologí­a de la realidad virtual. Aunque la pantalla del Note 4 es capaz de dar vida a unos colores que nos sumergen en una experiencia de realidad virtual realmente sorprendente, los 515 ppi de su densidad de pí­xeles hacen que todaví­a podamos ser capaces de visualizar y diferenciar los pí­xeles en la pantalla (debido al efecto de aumento de los cristales de las gafas). Si los rumores sobre la pantalla del nuevo Note 5 están en lo cierto (resolución de 3.840 x 2.160 pí­xeles, aproximadamente 750 ppi), el próximo phablet de Samsung será el teléfono inteligente ideal para la realidad virtual de las Gear VR.

Si tuviéramos que colocar los aspectos positivos y los aspectos negativos de las Samsung Gear VR en una balanza, en un lado mencionarí­amos el diseño robusto de las gafas, la sencillez de uso incluso para usuarios menos experimentados, la sorprendente experiencia que suponen (nos garantizan horas y horas de entretenimiento solamente para descubrir todas sus opciones), el variado abanico de aplicaciones desarrolladas para las gafas (puede que sean todaví­a pocas, pero en un futuro irán creciendo, y de momento variedad no falta), el enorme potencial de la tecnologí­a de realidad virtual y , por qué no decirlo, el espectacular rendimiento del Note 4 en un uso tan exigente como el de la realidad virtual, mientras que en el lado negativo mencionarí­amos especialmente la compatibilidad exclusiva con el Note 4.

Y aunque no solemos catalogar el precio como una caracterí­stica negativa o positiva, en este caso no nos queda más remedio que reseñarlo como un aspecto negativo. En el caso de que no dispongamos de un Note 4, para poder disfrutar de la experiencia de la realidad virtual de las Gear VR de Samsung tendremos que desembolsar entre 800 y 900 euros (unos 600 euros por el móvil y otros 200 euros por las gafas). Algún tipo de descuento por parte de Samsung en el precio de las gafas para los usuarios que adquieran a la vez un Note 4 probablemente convencerí­a a más de un indeciso.

Imagen de la pantalla de Inicio publicada originalmente por pdafanclub. Imagen del cine publicada originalmente por pcworld.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,