iPhone 01

Se llama Wirelurker y es el primer virus serio que podrí­a haber afectado a los usuarios de iPhone. Desde su nacimiento, tanto el sistema operativo para móviles de Apple, como el que encontramos instalado en los Mac han permanecido inmunes ante la proliferación de malware o virus. De hecho, los principales afectados por la mala uva de los cibercriminales han sido, históricamente, los propietarios de ordenadores con Windows y de un tiempo a esta parte, aquellos que llevaran en el bolsillo un teléfono móvil con Android, coincidiendo siempre con las plataformas más utilizadas del mercado. Pues bien, se acabó lo que se daba. Un informe recién publicado por Palo Alto Networks, una empresa de seguridad ubicada en Santa Clara (California), acaba de descubrir un virus denominado Wirelurker que a estas horas ya podrí­a haber afectado a cientos de miles de usuarios de iOS.

6228 000620

Según estas mismas informaciones, el malware se habrí­a propagado a través de una tienda china de aplicaciones para Mac bautizada como Maiyada. Parece ser que una vez que este software ha sido descargado, el malware tiene ví­a libre para extenderse a todos aquellos dispositivos con iOS que hayan sido conectados al ordenador mediante un cable USB. Los datos confirman que la tienda contaba con un total de 467 aplicaciones infectadas que han sido descargadas 356.104 veces en los últimos seis meses. No obstante, conviene indicar que no hay datos certeros sobre el número de afectados, puesto que no se sabe con exactitud en qué momento fueron introducidos a las aplicaciones dichos focos de infección.

Pero lo llamativo de todo esto no es precisamente la ví­a de contagio, sino el hecho de que nos encontremos ante la primera amenaza grave de malware que jamás se haya visto para un equipo con iOS. Y ante esa circunstancia, ¿qué pueden hacer los usuarios de Mac y iPhone o iPad para protegerse? Pues en realidad muy poco, más allá de aplicar el sentido común. Lo que recomienda la propia empresa de seguridad a los usuarios es evitar la descarga de cualquier software para Mac en tiendas de aplicaciones de terceros y dejar de utilizar cargadores USB que no sean los oficiales. De hecho, Palo Alto Networks alerta acerca de una conocida marca de cargadores llamada iPhone Dodgy. Estos pueden ser hackeados con relativa facilidad, aprovechando un fallo recurrente en la transferencia de datos. Sea como sea, conviene evitar el uso de cualquier tipo de cargador barato, puesto que ya han causado más de un disgusto en forma de descarga eléctrica a los usuarios.

Entre los posibles efectos negativos de la infección por WireLurker está el robo de datos: información sobre nuestros contactos y mensajes privados, así­ como la monitorización involutaria para la descarga de otro software malicioso que podrí­a facilitar todaví­a más las cosas a los cibercriminales a la hora de volver a atacar y tender puentes efectivos para la sustracción de datos sensibles.

Otras noticias sobre... ,