Block-01

Blocks, la compañí­a que trabaja actualmente en la fabricación de relojes inteligentes por módulos que funcionarán con iOS y Android Wear, se acerca al lanzamiento de su primer dispositivo. La corporación ha anunciado un programa de miembros exclusivos que permite a los primeros 1.000 usuarios interesados reservar con antelación la primera versión de su smartwatch por un precio más económico de lo que costará en el mercado.

A partir del 16 de octubre, Blocks empezará a gestionar órdenes de compra por valor de 50 dólares (unos 40 euros) para reservar el terminal. La cuota contará para las futuras compras del equipo, pero lo más importante es que asegurará un precio asequible al comprador. Además, la compañí­a ha señalado que estas personas contarán con un sistema de entrega prioritario al resto y con una edición limitada de sus gadgets.

Tal y como ha confirmado Blocks, el precio final para un bloque o módulo central, que incluye la pantalla táctil, un microprocesador y un chip Bluetooth, estará entre 120 y 150 dólares (unos 120 euros), mientras que el resto de los módulos tendrán un precio de entre 20 y 40 dólares, dependiendo de su función. Aunque, de momento, no está claro cuánto costará cuánto costará este smartwatch, los creadores aseguran que estas cantidades “early bird” serán más baratas que las opciones de preorden disponibles cuando se pongan oficialmente a la venta.

La verdad es que el diseño de este terminal es verdaderamente sorprendente. Cada bloque está fabricado con una serie de tapas movibles, lo que permitirá a los usuarios personalizar el reloj con una amplia gama de materiales y colores para adaptarse a los gustos de cada persona. Además, sus creadores aseguran que Block permitirá una perfecta organización, una toma de decisiones rápida y una sincronización “impecable”.

Además, el reloj inteligente cuenta con una plataforma abierta para software y hardware, por lo que cualquier empresa o individuo puede desarrollar aplicaciones o construir bloques para, posteriormente, venderlos en la tienda de la compañí­a.

En este mismo comunicado ha revelado que la empresa ha sido seleccionada como finalista de “Make It Wearable”, un concurso de la marca de chips que ofrece un primer premio de 500.000 dólares, unos 400.000 euros al ganador. Para concursar, tení­an que desarrollar una gran idea que supusiera una revolución en el mundo de los wearables. Así­, se seleccionaron diez grupos de jóvenes talentos, emprendedores y desarrolladores, que tení­an que presentar sus propuestas como un prototipo comercializable.

Este proyecto compite con otro dispositivo inteligente que hemos visto con anterioridad: Nixie, un drone que se lanza desde la muñeca del usuario para hacer selfies. Sus creadores pretenden que el usuario indique al dispositivo cuándo tiene que volar mediante un gesto. Entonces, el mini avión no tripulado serí­a capaz de reconocer dónde está parado exactamente el consumidor, hacerle una foto y, finalmente, volver a la muñeca. Se podrí­a decir que el helicóptero es una especie de boomerang paparazzi del futuro.

Sin embargo, todaví­a tendremos que esperar un mes aproximadamente para ver quién es el ganador del concurso ya que, como podemos comprobar, la competición está reñida.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,