samsung galaxy s5

El Samsung Galaxy S5 está equipado con una cámara principal de 16 megapí­xeles. El sensor de imagen de 1/2,6 pulgadas es capaz de capturar fotografí­as con una resolución máxima de 5.312 por 2.988 pí­xeles y en aspecto panorámico. La cámara viene acompañada de un flash LED y puede grabar ví­deo con una calidad de 2.160p a 30 fps (cuadros por segundo). Como tiene un GPS integrado, puede geoetiquetar las imágenes. Aparte, existe un modo de cámara dual, para alternar entre la cámara principal y la secundaria del frontal. El enfoque automático es por detección de fase, que es más preciso que el que funciona por detección de contraste.

A la hora de tomar fotos, puede detectar rostros y sonrisas. También ofrece varios modos de disparo como el disparo de belleza, para hacer retratos donde los sujetos muestran cutis más suaves y favorecedores. Y el modo de panorama permite obtener una foto compuesta por varias fotos juntas. Incluso hay una función HDR (alto rango dinámico) que el fabricante denomina efecto de tonos ricos, que sirve para conseguir fotos muy detalladas incluso en las zonas más claras o más oscuras de la imagen. Otra facilidad es el enfoque selectivo, que permite tomar una foto con un sujeto perfectamente definido en primer plano sobre un fondo desenfocado. Todas estas prestaciones son útiles para los fotógrafos aficionados y ocasionales.

samsung galaxy s5

El rendimiento de la cámara del Galaxy S5 es bueno en la mayorí­a de las situaciones. No en vano el fabricante tiene una extensa experiencia en el mundo de las cámaras digitales. Sin embargo, algunos usuarios se quejan de la lentitud de reacción de la cámara del S5 en determinadas ocasiones, sobre todo cuando intentan hacer fotos en condiciones de poca luz, ya sea por la noche o en interiores. Entonces aparece en pantalla un aviso que aconseja mantener el dispositivo quieto mientras toma la imagen. ¿Por qué sucede esto? Es porque está funcionando la estabilización de imagen.

Samsung decidió decantarse por un estabilizador de imagen digital para la cámara del Galaxy S5, en lugar de un estabilizador óptico. El óptico requiere incorporar una serie de componentes mecánicos dentro la cámara, que son los encargados de detectar los temblores de la mano durante el enfoque. En cambio, el estabilizador digital está basado en software. Cuando el usuario trata de tomar una fotografí­a en la oscuridad o con poca luz, pero sin disparar el flash, y tiene activada la estabilización de imagen en su smartphone, el software de la cámara intenta detectar automáticamente los niveles luminosos y ajustar consecuentemente los parámetros de la cámara, como la exposición y la velocidad del obturador.

La estabilización de imagen viene activada por defecto. Algunos expertos recomiendan desactivarla para mejorar la velocidad del obturador y conseguir fotos menos borrosas. Esto se puede hacer desde la pantalla de aplicaciones, seleccionado Cámara y tocando el icono de la rueda dentada, que da acceso a los ajustes de la cámara. Allí­ se encuentra la opción de Estabilización de imagen (que sólo es para fotos); basta con ponerla en Off.

Tampoco viene mal hacerse con un pequeño trí­pode, como los que se venden para las cámaras compactas. Son ligeros, y además la mayorí­a son plegables. Es un accesorio muy recomendable en ciertas situaciones como las reuniones y fiestas en interiores. Así­ no habrá que preocuparse porque el pulso tiemble, y los resultados mejorarán sensiblemente.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,