Samsung Galaxy S5

Samsung está en pleno proceso de producción del Samsung Galaxy S5 y se las están arreglando como pueden para mantener en secreto su próximo buque insignia hasta la presentación oficial. La fecha de lanzamiento no está del todo clara y hay dos opiniones diferenciadas: por un lado los que apuestan por la presentación habitual en abril y por otro lado nuevas voces que apuntan a un lanzamiento más prematuro, sobre febrero o marzo. A lo largo de varios meses, especialmente las últimas semanas semanas, estamos asistiendo a un goteo constante de rumores sobre su posible diseño o datos técnicos como la pantalla, la resolución de su cámara y la potencia del procesador. La alerta está al máximo nivel para detectar cualquier actividad que pueda apuntar directamente al Samsung Galaxy S5, por eso al equipo de SamMobile no se le ha pasado por alto la publicación de unos test benchmark de un misterioso dispositivo: el Samsung SM-G900F, una posible variante del Samsung Galaxy S5.

SM G900F Galaxy S5

Los test benchmark son una buena fuente de información sobre dispositivos que todaví­a no han salido al mercado, aunque también puede dar lugar a errores. Para entender este nuevo rumor hay que echar la vista atrás unos dí­as, cuando apareció un SM-G900S en otro test benchmark. En este caso todo apunta a que se tratarí­a de la versión premium del Galaxy S5 y entre los datos que se extrajeron de la prueba vimos que la pantalla del terminal tení­a 2.560 x 1.440 pí­xeles de resolución -un dato que por cierto casaba con la teorí­a de la alta densidad en torno a los 560 ppp. Ahora llega el Samsung SM-G900F y rápidamente se le ha asociado a esa supuesta versión más básica del Galaxy S5, cuya principal diferencia serí­a la incorporación de una carcasa de plástico, mientras que el otro modelo contarí­a con un chasis metálico.

La prueba en la que ha aparecido el SM-G900F ha sido realizada con la herramienta Browsermark y el dispositivo aparece listado el tercero del ranking, por detrás del Samsung Galaxy Note 3 y el iPhone 5S. El modelo concreto equipa un chip Snapdragon 800 y tiene 3 Gb de memoria RAM, pero no tiene actualizado el navegador Chrome y por eso habrí­a obtenido una posición tan baja. Hay que tener en cuenta que este dispositivo es, casi con toda seguridad, una unidad de pruebas que no cuenta con los componentes definitivos. Es habitual ir probando ciertos aspectos del producto final pero con distintas configuraciones, en este sentido se espera que el procesador de la versión final no sea el Snapdragon 800, sino probablemente un Samsung Exynos con arquitectura de 64 bits.

Sea como fuere, no es posible saber con certeza si los Samsung SM-G900S y SM-G900F son los nuevos Samsung Galaxy S5. Lo que parece claro es que corresponden a la nueva gama alta del fabricante y lógicamente todo apunta en esa dirección. En los próximos meses saldremos de dudas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,