Cómo evitar que la pantalla de Windows 8 se apague automáticamente 1

Es probable que te haya ocurrido alguna vez. Comienzas a descargar un archivo o una pelí­cula, o dejas el ordenador realizando una determinada tarea. Vuelves tras un tiempo y te encuentras con la pantalla apagada y la tarea que estabas llevando a cabo interrumpida. Para evitar este problema, existe una función dentro de Windows 8 que desactiva el apagado automático. Si todaví­a no has descubierto cómo usarla, te contamos paso a paso como configurar el apagado de la pantalla y del equipo tras un periodo de inactividad.

A pesar de los cambios que ha experimentado la interfaz de Windows 8, una parte importante de las opciones de configuración funcionan del mismo modo que en la anterior versión Windows 7 (como es el caso). Existen varios modos para acceder a la configuración de energí­a del ordenador. Por un lado, si estamos trabajando desde un portátil podemos hacer click en el sí­mbolo de la baterí­a que hay en la barra de tareas de la parte inferior del escritorio. Después volvemos a hacer click en “Más opciones de energí­a”. Dentro de la ventana que aparece existe una opción llamada “Elegir cuándo se apaga la pantalla”.

Cómo evitar que la pantalla de Windows 8 se apague automáticamente 2

Finalmente, a través de la ventana podemos escoger el tiempo que tarda el sistema en atenuar la pantalla, apagar la pantalla y hacer que el equipo entre en el modo de suspensión. Para asegurar que no tengamos ningún tipo de problema a la hora de descargar archivos o dejar tareas pendientes, seleccionamos la opción “Nunca” dentro de la configuración del apagado en el modo de suspensión. También resulta útil cambiar las otras configuraciones para evitar que la pantalla se nos apague si por ejemplo estamos viendo una pelí­cula. El rango de tiempo puede ir desde un minuto hasta las cinco horas o nunca.

Otro modo para acceder a la configuración de la pantalla en el panel de control es a través del menú contextual de la parte lateral derecha de la pantalla. Desde el escritorio arrastramos el ratón a la parte inferior o superior derecha y luego apretamos sobre “Configuración”. En la parte superior de esta franja está la opción de acceder al panel de control. Dentro de la lista hacemos click sobre “Hardware y sonido”. Debajo del tí­tulo de “Opciones de energí­a” presionamos sobre “Cambiar la frecuencia con la que el equipo entra en estado de suspensión”. Esto nos llevará a la misma pantalla a la que habí­amos accedido antes.

El tercer modo para acceder al panel de control es a través del menú de comandos avanzados. Este menú aparece cuando hacemos click con el botón derecho en la esquina inferior izquierda de la pantalla desde cualquier aplicación. La opción del Panel de Control es la quinta empezando por debajo.  Sin duda, se trata de una opción muy interesante para evitar que se nos apague a pantalla cuando hemos dejado en marcha algún tipo de actividad como descargar un archivo o procesando un ví­deo. Este truco mejora la funcionalidad del sistema tanto en Windows 8 como en Windows 7.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,