dvolo

Que la señal de WiFi no llegue a toda la casa es un problema más que habitual en muchos hogares. Las complicaciones pueden ser bastante grandes en casa grandes o con una distribución extraña. Las muros de carga, pasillos largos o viviendas de varios pisos pueden ser una ratonera para la señal de Internet.

Devolo se ha especializado en soluciones para trasmitir la señal de Internet en estas situaciones. La opción que más éxito está teniendo es la de trasmitir la conexión a través de la red eléctrica de la casa (PLC). Este nuevo modelo, el dLAN 500 AV Wireless+, tiene la peculiaridad de funcionar adecuadamente cuando la conexión es de alta velocidad.

El dLAN 500 AV Wireless+ puede distribuir por la casa una conexión de hasta 500 Mbps, una velocidad que está muy por encima de la media de las que solemos tener en casa. Esto no significa que vayamos a recibir una conexión mejor de nuestra operadora, pero si que podamos utilizar esta al máximo.

Otra de las ventajas de este dispositivo es la versatilidad. Podemos acceder a la red a través de WiFi o cable Ethernet a través del dispositivo. El funcionamiento es sencillo: se conecta el router de la operadora a este dispositivo, enchufado en una toma eléctrica, y se coloca otro dispositivo en un punto lejano de la casa. Ahora, este segundo receptor, que queda muy lejos del router, recibe la señal de Internet a través de la lí­nea eléctrica, y crea una segunda conexión WiFi o de cable para otros dispositivos.

devolo

A diferencia de otros equipos de la marca, el dLAN 500 AV Wireless+ conserva la toma eléctrica, para no condenar ningún enchufe de la casa. Así­, a pesar de que está funcionando y trasmitiendo la señal de Internet, se puede seguir utilizando como un enchufe normal, en el que podemos conectar cualquier aparato eléctrico.

El problema de una señal WiFi demasiado baja en casa afecta especialmente a los dispositivos móviles. Los ordenadores suelen tener una buena antena que les permite acceder con más facilidad a las conexiones inalámbricas, pero los teléfonos móviles y tabletas tienen más dificultades para conectarse cuando la señal no es tan intensa.

Además, el dLAN 500 AV Wireless+ proporciona algo de protección contra otro de los problemas que se están convirtiendo en habituales: la saturación de las frecuencias. Y es que en los bloques grandes de viviendas, muchos vecinos sufren de este problema: multitud de aparatos electrónicos, así­ como otros vecinos, utilizan una serie limitada de frecuencias que tienden a saturarse, ralentizando la conexión. Al trasmitir gran parte de los datos a través de la lí­nea eléctrica se evita en parte este problema.

El dLAN 500 AV Wireless+ cuenta con una opción  para regular el acceso a la red de invitados. Se gestiona a través de una aplicación disponible para IOS y Android, y permite elegir que grado de “confianza” damos a cada uno. Por ejemplo, podrí­amos dar a un invitado una contraseña que le permitiera acceder a nuestra red, pero en unos horarios limitados.

El dispositivo se podrá encontrar en las tiendas a partir del próximo mes de noviembre. El kit de inicio para configurar
una red doméstica  y que incluye Wireless+ y el adaptador dLAN 500 AVplus costará 160 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,