rx-1

No siempre la cámara más innovadora lo parece a simple vista. Sony ha dado la campanada en estas jornadas pre-Photokina con esta cámara compacta. Es la primera cámara de pequeño tamaño que incluye un sensor Full Frame, un tamaño de sensor mucho más grande de lo habitual en este segmento.

Hasta ahora, este tipo de sensores estaban reservados a la gama más alta de las cámaras réflex. Esta cámara cabe en el bolsillo, sin embargo, lleva el mismo tamaño de sensor que la estrella de la compañí­a como la Sony A99, o cámaras tan emblemáticas como la Canon 5D. Eso si, hay algo más que tienen en común: el precio. Aunque no es oficial, esta pequeña maravilla va a tener un precio no demasiado atractivo: unos 3.100 euros.

Un sensor Full Frame es básicamente el que tiene el mismo tamaño que una antigua pelí­cula de fotografí­a de 35 mm. Las ventajas de contar con este tipo de sensor son varias. Por una parte obtenemos mayor definición de imagen, además mejoran notablemente el ruido a sensibilidades altas e incrementan el rango dinámico.

RX1

Otra ventaja mayúscula del Full Frame es que carece de factor de multiplicación. Esto significa que respeta la longitud focal del objetivo. Lo más importante de esto es que no perdemos angular en ningún momento. En esta cámara la óptica es fija con una focal de 35 milí­metros. Cuanta eso sí­ con la posibilidad de recortar la imagen para conseguir algo de zoom mediante una función que han llamado Smart Teleconverter.

Es sin duda una cámara extraña, que no persigue un público aficionado, sino más bien un objeto exclusivo o una cámara secundaria para profesionales. El precio y la óptica fija la aleja del consumidor medio, que quiere más posibilidades de juego con el zoom y espera no hacer un roto a la cuenta corriente por una cámara de fotos.

La RX1 es una cámara profesional en un formato extraño. Cuenta con controles manuales, y puede forzar la sensibilidad hasta valores ISO 102.400. Probablemente, gracias al sensor, el ruido de imagen en estos niveles será menor que en cifras mucho más discretas de otras cámaras compactas. Por supuesto cuenta con la posibilidad de tomar fotos en formato RAW. Este consiste básicamente en almacenar imágenes con todos los datos que salen del sensor, sin interponer un procesador de imagen. Las fotos en RAW con mucho más grandes que las JPEG y en principio parecen hasta peor tomadas, pero contienen muchí­sima más información, con lo que son fundamentales si queremos retocar la imagen posteriormente.

RX1

No obstante, lo más interesante de esta cámara serí­a que iniciara una tendencia entre las cámaras de consumo. El sensor de formato completo es un objeto de deseo entre los aficionados a la fotografí­a que no pueden permitirse una de las réflex de referencia en el mercado. De alguna manera, es algo que perdieron con el cambio a la fotografí­a digital. Durante muchos años, los fabricantes argumentaron que no se podí­a poner un sensor de este tamaño en una cámara pequeña, pero Sony acaba de demostrar que si se puede.

El precio no es oficial, pero estos supuestos 3.100 euros dejan claro de que tipo de cámara estamos hablando. La RX1 no estará en los escaparates de las tiendas hasta diciembre de este año, aunque es posible que podamos verla con más detalle a lo largo de la semana que viene, durante la gran feria de fotografí­a que se desarrollará en la ciudad alemana de Colonia: Photokina.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,