Packard-bell

Ordenador de sobremesa no significa necesariamente que sea enorme y pese una barbaridad. El Packard Bell imedia serie S ocupa aproximadamente una tercera parte de lo que suele ocupar un ordenador de este tipo. Es pequeño, el precio no se va demasiado por las nuebes y las capacidades se ajustan muy bien al uso doméstico. Si no nos convence la idea de un portátil como ordenador para casa, este puede ser un candidato.

Cuenta con un procesador Intel de segunda generación Sandy Bridge. No es el modelo más avanzado, la tercera generación de intel, aunque su rendimiento no es malo. Los i3, i5 e i7, los procesadores de esta gama, abarcan velocidades de entre 2,3 y 3,4 GHz, dependiendo de la configuración que elijamos.

Cuentan también con un disco duro de hasta 2 TB de capacidad, aunque el tamaño varí­a dependiendo de la configuración que elijamos. Es un tamaño enorme, que a dí­a de hoy resulta bastante difí­cil de llenar. Para hacerse una idea, en 2TB podrí­amos almacenar más de 20.000 horas de música en formato MP3 (Internet), o unas 170 horas de ví­deo en la máxima calidad que solemos manejar, Full HD.

Packard-bell

También cuenta con una buena solución gráfica. Se puede escoger entre tarjetas tarjetas gráficas NVIDIA GeForce o AMD Radeon HD, dependiendo de las necesidades del comprador. También cuenta con un puerto USB 3.0 de alta velocidad. Para la salida de ví­deo, también dispone de un puerto HDMI. Con un cable de este tipo se puede utilizar el ordenador como reproductor de ví­deo en alta definición. Sólo hay que conectar este cable a un monitor o televisión y reproducir los contenidos.

Todos los puertos están situados en la parte delantera de caja, con lo que el acceso es más sencillo. En contra de lo que esto podrí­a suponer, el diseño es bastante atractivo. El lector óptico de DVD está oculto tras una tapa, aunque el acceso es sencillo.

Packard-bell

El Packard Bell imedia serie S es un buen equipo como solución general, para un comprador que busque un ordenador equilibrado, sin destacar en ninguna capacidad en especial. Un ordenador para la familia, centrado en la navegación por Internet y el consumo contenidos audiovisuales como pelí­culas o música. Las habitaciones y despachos pequeños agradecerán un equipo compacto como este, que no necesita situarse en el suelo u ocupar la mitad de la mesa.

No tiene demasiadas limitaciones en cuanto a potencia gráfica, aunque puede que los programas más avanzados de ví­deo, o lo videojuegos más pesados corran algo lentos. No obstante, una de las mayores ventajas de un ordenador de sobremesa es la facilidad con la que se pueden ampliar sus capacidades en caso de necesidad.

Estará disponible en las tiendas a partir del próximo mes de julio. Tratándose de una marca conocida como Packard Bell no habrá problema en encontrarlo en las tiendas habituales de informática. Su precio arranca de los 350 euros en su configuración más básica, y crece si le vamos añadiendo más opciones.

Otras noticias sobre... ,