Sony-DSC-RX100, con el flash desplegado

Sony ha sorprendido con esta nueva cámara compacta. Y no lo ha hecho por la ví­a fácil, poniendo mucho megapí­xeles o un zoom muy largo, sino con las cosas menos espectaculares, pero que más gustan a los fotógrafos con experiencia. Un tamaño de sensor mucho más grande y una lente muy luminosa. Un derroche de calidad para una compacta que pretende conquistar a los más experimentados.

Lo llamativo del sensor CMOS no son los megapí­xeles. Puede registrar hasta 20, pero esto es algo que ya hemos visto muchas veces. Lo bueno es el tamaño real del sensor. Tiene una pulgada (2.54 centí­metros) de diagonal. Esto es, unas cuatro veces más grande que lo habitual en una cámara compacta. Gracias a esto, la luminosidad de la cámara es mucho mayor, y permite aportar muchí­simo más contraste y detalle. Para hacerse una idea, este tamaño de sensor se parece mucho al de una cámara réflex de iniciación.

Los 20 megapí­xeles permitirí­an imprimir una foto en alta calidad (300 puntos por pulgada) con un tamaño de 46 x 31 centí­metros. Con una regla descubrimos fácilmente que con este tamaño tenemos de sobra para nuestras ampliaciones, a no ser que queramos empapelar la fachada de la casa con una foto.

Sony-DSC-RX100, pantalla trasera

Otro punto destacable es la óptica Carl Zeiss que monta la cámara. Tiene una apertura máxima de f. 1,8. Esto garantiza que podamos tomar fotos con muy poca luz en el ambiente. Es un valor raro en cámaras compactas, y permite mucho juego con la profundidad de campo. Con el diafragma abierto en este valor, el espacio que queda enfocado es muy reducido, con lo que podemos jugar con el efecto de fondo desenfocado.

Además el sensor llega de manera natural a los ISO. 6.400, y forzando el software de la cámara alcanza los ISO. 25600. Otra ayuda para no quedarnos sin luz en situaciones comprometidas. Eso si, si utilizamos el forzado, el ruido de imagen va a aparecer con fuerza y puede arruinarnos las tomas.

Otro punto destacable es la grabación de ví­deo. Puede grabar escenas en calidad Full HD (1080 pí­xeles de ancho). Alcanza los 60 cuadros por segundo, con lo que el ví­deo quedará muy natural y podemos investigar efectos de cámara lenta. Hay que tener en cuenta que no deja de ser una cámara compacta, con poca estabilidad en la grabación de ví­deo. Si queremos asegurarnos una toma limpia y sin temblores, será mejor dejar la cámara apoyada en alguna parte o utilizar un trí­pode.

Sony-DSC-RX100, vista frontal

Sony ha anunciado que la cámara estará disponible el próximo mes de Julio en Europa. Lo que no ha aclarado es el precio que tendrá en el viejo continente. Si que ha desvelado cuanto pagarán los interesados norteamericanos, 750 dólares (unos 600 euros). Queda por ver si este será el precio que se pagará en Europa, o la marca japonesa aplicará la estrategia de utilizar el mismo valor y pedir 750 euros por ella.

En cualquier caso es una cámara muy interesante por las posibilidades que ofrece y la calidad con la que está construida. Está dirigida a usuarios de gran experiencia que buscan usa solución más compacta que sus réflex, o en general a todo el que quiera pagar este dinero para hacerse con una gran cámara.

 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,