TDT, otro ajuste de antenas que pagarán los usuarios 1

Todaví­a no se ha acabado la pesadilla de la TDT, al menos para unos cuantos hogares españoles. El próximo otoño, 1.400.000 hogares tendrán que volver a ajustar las antenas para ver la televisión, y además, pagar por ello. El cambio dejará libres las frecuencias necesarias para empezar a extender las redes de la telefoní­a 4G.

En un primer momento, el Gobierno informó de que se harí­a cargo del gasto, pero finalmente no será así­. Serán los usuarios los que tengan que pagar para poder seguir viendo la televisión digital. En la Ley de economí­a sostenible de 2009 (la misma que contiene la llamada “Ley Sinde), se anunciaban 800 millones de euros para este fin. Para compensar, el verano pasado, el Gobierno recaudó 1.800 millones de euros en la subasta de frecuencias. Las operadoras de telefoní­a móvil pagaron esta cantidad para poder desplegar sus redes más modernas.

TDT, otro ajuste de antenas que pagarán los usuarios 2

A pesar de que el negocio salí­a redondo, desde el Ejecutivo han decidido redondearlo aun más, argumentando que las cuentas públicas se encuentran es una situación crí­tica. De esta manera, la subvención para la reorientación de las antenas baja de los 800 millones previstos a tan sólo 45. Teniendo en cuenta el número de antenas que hay que recolocar, el Gobierno sólo va a pagar una media de 32 euros a cada afectado.

El Ministerio ha intentado cargar este dinero entre las empresas del sector, pero todas se han negado. Las operadoras de televisión no están dispuestas a renunciar a algunas frecuencias, lo que ahorrarí­a costes, y las de telefoní­a se niegan a pagar más de los 1.800 millones que ya desembolsaron hace un año.

TDT, otro ajuste de antenas que pagarán los usuarios 3

De esta manera, las comunidades de vecinos y los propietarios de viviendas unifamiliares tendrán que hacer frente a más gastos para seguir viendo la misma televisión que hasta ahora, algo a lo que nadie está acostumbrado en España. No obstante, en otros paí­ses, ver la televisión si que se considera un servicio por el que hay que pagar. En Alemania, por ejemplo, se paga una tasa anual por cada televisión u aparato de radio, y en Francia o Italia también existen impuestos de este tipo. Sin embargo, en España nunca hemos tenido que pagar nada más allá del coste de nuestro televisor, por lo que situaciones como esta se hacen más extrañas.

Hay que recordar que no se trata de un nuevo “apagón” como el que se produjo en 2010. En este caso, se trata sólo de cambiar la orientación de las antenas para dejar espacio a otro servicio, la telefoní­a 4G. Gracias a esta, se podrá disfrutar de Internet en cualquier parte a una velocidad mucho más alta. La tecnologí­a 4G ya se utiliza en paí­ses como Japón desde hace un par de años. Se espera que en 2020 se haya normalizado en todo el mundo. A dí­a de hoy, ya son muchos los dispositivos que podemos comprar equipados con esta tecnologí­a, a la espera de que las redes se hagan accesibles a los usuarios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...