series-yonkis-01

Los creadores de Series Yonkis, al descubierto. Han sido los compañeros de la edición española Rolling Stone los que han conseguido dar con las anónimas, aunque no ocultas, oficinas donde se gesta la web de descargas y visionado online más popular de nuestro paí­s.

Y probablemente, de todo el Internet hispanoparlante. Afincado en Barcelona, el centro neurálgico de Series Yonkis es un cubí­culo de unos 30 metros cuadrados (¿no hay cierta ironí­a, si recordamos los polémicos pisos de la ex-ministra Trujillo?) que comparten cuatro jóvenes. Dos de ellos, David y Jordi, son las cabezas pensantes que han puesto en jaque a la aristocracia de creadores y editores. Y sólo con una idea, entusiasmo y mucho trabajo.

series-yonkis-02

El redactor de Rolling Stone confesó que no fue fácil dar con los creadores de Series Yonkis. Toda su estructura administrativa está organizada para jugar al despiste. Y además, los consejeros legales de los artí­fices de la popular web de series y pelí­culas se deshacen en recomendaciones para que estos jóvenes no se prodiguen en apariciones ante los medios.

De hecho, estos estudiantes de informática de 22 años siguen los consejos de sus abogados a pies juntillas, y hasta el trabajo de Rolling Stone no se tení­a constancia de cómo y dónde trabaja el equipo ejecutivo de Series Yonkis.

Por su aspecto, nadie dirí­a que estos jovenzuelos son las mentes pensantes tras uno de los proyectos de Internet más rentables y admirados (y odiados) de España. No así­ por su dieta, que podrí­a ser un arma de doble filo que se vuelva en contra del mensaje altruí­sta de Series Yonkis.

A todos nos gusta vivir bien, y en fotos que los propios creadores del servicio subieron a Internet a través de sus blindadas cuentas de Twitter, podemos verlos dándose unos señores homenajes de jamón y marisco que sirven para subrayar que Series Yonkis es una empresa beneficiosa. Muy beneficiosa.

Resulta difí­cil precisar cuáles pueden ser los ingresos que genera Series Yonkis, ya que no revelan ningún dato. Hay quien se dedica a hacer estimaciones y calcula que podrí­an ingresar entre 45.000 y 135.000 euros mensuales en concepto de publicidad. Claro que son especulaciones. Esto sin embargo no es óbice para que David y Jordi no abandonen un discurso que justifica su actividad como la defensa de un derecho.

Y es que ante el vací­o normativo de la legislación española (ningún juez ha podido demostrar base punitiva en la actividad de enlazar o direccionar material protegido), Series Yonkis aporta un servicio con el que cualquier usuario tiene a su disposición un catálogo audiovisual que, en la mayorí­a de los casos, procede de capturas de alta calidad de televisión en abierto.

Fotos: publicadas por Rolling Stone a partir de las cuentas de Twitter de los creadores de Series Yonkis

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...