disquete2

Se acabó lo que se daba. El disquete de antaño está a punto de desaparecer. La compañí­a japonesa Sony, principal vendedora del que se conoce como disco ”˜floppy”™ en inglés, dejará de comercializar el disquete de 3,5 pulgadas a partir de marzo de 2011. Es así­ como en menos de un año, el disquete que nació en 1981 dejará de venderse en todo el mundo, para dejar el sitio definitivo a otros sistemas de almacenamiento más modernos y efectivos, como son los pendrives, por citar uno de los dispositivos más socorridos por los usuarios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


disquete1

En la actualidad, Sony vende el 70% de la producción de estos disquetes, de manera que su abandono supondrá la sentencia de muerte definitiva para esta pieza casi de museo. No hay que olvidar que un solo pendrive de 1GB es el equivalente a 900 disquetes de 3,5, relegados al pasado desde hace ya unos cuantos años. Y es que la mayorí­a de ordenadores ya no incorporan lector para este tipo de discos, sustituidos en la actualidad por los tan preciados puertos USB.

El récord de ventas de este tipo de disquete se alcanzó en 2002, cuando Sony registró los 47 millones de unidades vendidas, cayendo estrepitosamente en 2009 a los 12 escasos millones de disquetes comercializados en todo el mundo. Y aunque Sony ya cerró las ventas de este dispositivo el mes pasado en Japón, el resto del mundo todaví­a tendrá tiempo de adquirir alguna de estas reliquias hasta marzo del año que viene.

El disquete de 3,5 pulgadas, conocido como ”˜floppy”™ en inglés, fue inventado en 1967 por Alan Shugar de la compañí­a IBM. Tení­a 20 centí­metros de diámetro y pronto fue denominado ”˜disco flexible”™. Varios fabricantes como Apple o Dell no tardaron en eliminar su compatibilidad con este disco, en primera instancia desde 1998. La mayorí­a de ordenadores personales ya no incorporan lectores de este tipo.

Fotos de: suburbanslice y 92wardesantorfe

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...