2010_01_05_Apple Tablet1

A estas alturas, sólo los más inocentes creen en el romanticismo de la profesión periodí­stica. En el juego del gato y el ratón entre periodistas, agencias y empresas de tecnologí­a, pocas veces sucede algo de manera fortuita y Apple es, probablemente un ejemplo perfecto de ello.

Hace apenas un par de dí­as, el prestigioso diario Wall Street Journal publicaba una información concerniente al nuevo Tablet que Apple va a presentar a finales de mes. La noticia corrió como la pólvora en medios digitales y tradicionales de todo el mundo. Pero sólo los más ingenuos creen que la información surgió como resultado de una ardua investigación periodí­stica. Fue la propia Apple la que filtró la noticia en una práctica habitual que nos explica John Martellaro, ex-ejecutivo senior de márketing en la compañí­a de la manzana.

El propio Martellaro aprendió a realizar estas filtraciones cuando trabajaba para Apple. Un buen dí­a ”“relata- un ejecutivo de muy arriba se te acerca y te dice: -Tenemos una información que necesitamos hacer pública. ¿Tienes algún amigo en un medio de comunicación?-

El procedimiento siempre es el mismo. La información se deja caer de forma casi casual por teléfono (para no dejar constancia escrita) seguida de un ”“Estarí­a bién que publicárais algo sobre esto-. El periodista sabe que Apple no va a protestar por la filtración y que su publicación supone marcarse un tanto respecto a otros medios. En caso de conflicto, cada parte puede mantener su versión, callar o recurrir a un malentendido en la conversación.

2010_01_08_Apple filtración-1

En el caso concreto del próximo iTablet, la información fue filtrada a dos periodistas del Wall Street Journal para que cualquiera de ellos pudiera escudarse en un malentendido con su compañero. También se tuvo en cuenta el dí­a, lunes a última hora de la tarde, para que nadie pudiera acusar a Apple o a los periodistas de intentar especular con las acciones de la compañí­a . Pese a todo, las acciones de la manzana subieron cerca de punto y medio con la noticia.

Este tipo de maniobras son muy habituales en compañí­as que, como Apple, mantienen una polí­tica de no hacer declaraciones sobre productos no presentados oficialmente. Los motivos son variopintos. La filtración permite presionar a algún proveedor recalcitrante, confundir o asustar a la competencia, lanzar un globo sonda sobre qué acogida tendrá el precio del producto o generar ruido para asegurarse una buena cobertura el dí­a del lanzamiento. Con todo, Apple no es la única compañí­a experta en estas triquiñuelas de comunicación en un mundo donde, a veces, es más importante lo que parece que estás haciendo que lo que haces en realidad.

Ví­a: Macobserver

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...