Halo LED
Policí­as enfadados y grafiteros perseguidos. Halo LED es la herramienta que les hará firmar la paz definitiva. Aunque por su nombre nadie lo dirí­a, el Halo LED es un spray que emite luces LED en lugar de lanzar pintura y que permite a los grafiteros pintar sobre aire, dibujos e inscripciones efí­meras sin manchar las paredes del barrio. El inventor es Aí¯ssa Logerot, un diseñador industrial afincado en Parí­s cuyo invento cae como agua de mayo a los servicios de limpieza de los ayuntamientos de todo el mundo.

El funcionamiento de la Halo LED es bien sencillo. Para conseguir estas inscripciones se abastece de luz y de una cámara con el obturador abierto durante apenas dos segundos. Tiempo suficiente para conseguir tan psicodélicos trazos y crear un dibujo de existencia limitada. El LED funciona con baterí­as que se recargan al agitar el bote, como si se tratara de un recipiente de pintura real.

Los grafiteros más exigentes podrán cambiar el color utilizando boquillas con tonalidades diferentes, con la posibilidad añadida de ajustar la luz y la intensidad. Lástima que por el momento, el invento de Aí¯ssa Logerot no esté a la venta en grandes superficies. Los grafiteros respetuosos con el mobiliario urbano tendrán que esperar hasta nueva orden o hacerse con estas luces LED magnéticas de pega, útiles hasta para decorar el Belén en Navidad.

Ví­a: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,