Kindle_2_01

El colmo de lo absurdo. El principal responsable de Authors Guild, una de tantas asociaciones especializadas en recaudar dinero por derechos de autor, declaró durante una entrevista a Wall Street Journal que Amazon podrí­a vulnerar los derechos de autor. ¿De qué forma? Con la nueva función «texto-a-voz» de su e-book Kindle DX. El libro electrónico es capaz de reproducir en voz alta el texto, lo que irrita al señor Paul Aitken. Según él, Amazon no ha adquirido los derechos pertinentes y «los archivos de sonido pertenecen, por ley, a otra esfera de los derechos de autor».

¿Hasta dónde llegarán las empresas dedicadas a los derechos de autor en su afán por lucrarse del negocio? En cualquier caso, el debate está servido. Al margen del servicio de Kindle DX, muy útil por cierto para personas con deficiencias visuales, ¿es legal o no leer en voz alta? El abogado especializado en derechos de autor Ben Sheffner ha dicho que sí­, pero «siempre y cuando nos encontremos en un ambiente privado y personal». Vamos, sólo en casa.

De todos modos, si el dispositivo de Amazon se utilizara en un lugar concurrido, no estarí­a claro si infringe o no la ley. Podrí­a o bien considerarse una lectura pública, o ser tomada como una serie de múltiples lecturas individuales.

En opinión de Jonatahn Zitrain, profesor de Derecho en Harvard, no hay nada ilegal en la prestación del nuevo Kindle, puesto que no genera ninguna copia grabada del contenido.

Ahora, la decisión queda en manos de editores y distribuidores, quienes decidirán si renuevan o no sus licencias a Amazon. Esperemos que muestren algo de sentido común y menos avaricia que las empresas dedicadas a la gestión de derechos.

Ví­a: Público.es

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.