La firma Oki se ha puesto a trabajar manos a la obra con la Universidad de Niigata (en Japón). El objetivo, colaborar estrechamente para fabricar un nuevo tóner de tinta ecológico para impresoras. Con ello pretenden ayudar a combatir el proceso de calentamiento global, pues el reciclaje de cartuchos tradicionales también produce emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

En cambio, el nuevo tóner de Oki estará fabricado con materiales biodegradables. Entre los múltiples elementos de los que estará compuesto encontramos algunos como el zein, proteí­na procedente del maí­z, la celulosa y polisacáridos como el chitosan, que puede elaborarse a partir de cáscaras de gamba. Algo de lo que saben mucho los japoneses.

A su vez, contará con agentes que se encargarán de controlar la carga electroestática. Suena bastante más complicado que una impresora a base de granos de café, pero a la vez mucho más realista.

En palabras del doctor Masato Tanaka de la Universidad de Niigata, “cuando este tóner basado en la biomasa esté disponible en el mercado, el CO2 que era emitido al desecharlo o reciclarlo será virtualmente cero”. No acabará ahí­ su contribución, pues también “reducirá significativamente el consumo de energí­a al reciclar el papel”. Según Oki, el primer prototipo de este cartucho estará disponible durante el 2009, estando listo para su comercialización llegado el 2010.

Fotos: fatboyke y dey

Otras noticias sobre... , ,