2009_02_05_impresora cafe1
Este es uno de esos dispositivos que todos quisiéramos tener, aunque sólo sea por evitar la sangrí­a que supone comprar carí­simos cartuchos de tinta. Se trata de RITI Printer, una impresora que utiliza café molido o té en lugar de tinta industrial. Desgraciadamente, por el momento se trata tan sólo de un concepto de diseño creado por el coreano Jeon Hwan Ju para el segundo concurso de gadgets ecológicos puesto en marcha este año por el magazine de diseño industrial Core 77. Si gana -y si consigue que la industria de la tinta y los tóner no eche tierra sobre el asunto- la impresora quizá llegue a comercializarse algún dí­a.2009_02_05_impresora cafe2
RITI Printer no utiliza cartuchos. En su lugar hay un depósito reutilizable por donde se echa el café o el té. El diseñador responsable del invento no explica cuál es el proceso exacto por el que el café se convierte en una tinta asimilable por un papel. De hecho, la impresora no utiliza electricidad. Es el propio usuario el que va imprimiendo la hoja por el ecológico, aunque cansino, procedimiento de mover el depósito unido al cabezal de un lado a otro. Después de los vaivenes necesarios para imprimir una hoja, el creador del artefacto asegura que puede apreciarse un ligero aroma a café, tanto en la hoja impresa como en los alrededores de la impresora. Maravilloso para las mañanas en la oficina.
2009_02_05_impresora cafe3
La idea de una impresora de tracción manual es muy útil para lugares donde la electricidad no sea un bién común. No obstante y aunque no sea tan ecológico, no estarí­a mal que el concepto incorporara en el futuro un motor como Dios manda. Más que nada para evitarnos las agujetas en el brazo al imprimir un trabajo de clase o un informe de la oficina de 30 folios.

Con todo, la idea de utilizar café como base para tinta de impresora es una estupenda alternativa a un lí­quido, la tinta industrial para impresoras, que lleva tiempo siendo el más caro del mundo por encima incluso del plasma sanguí­neo. Según un reciente estudio de la web ConZumo, la tinta de impresora ostenta la primera posición en el ránking de lí­quidos más caros con un precio de 4.000 euros por litro. La misma cantidad de perfume Chanel Nº5 cuesta 1.200 euros y un litro de Dom Perignon de buena cosecha apenas supera los 400 euros.

Via: Inhabitat

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,