A los que ya hayan viajado a Japón, no les resultará extraño un váter con chorro de agua a presión y temperatura regulable. La empresa Brondell cuenta con toda una lí­nea de tazas de váter llamada Swash, que tienen además otras funciones. Entre ellas, las de inodoro y bidé en uno. La idea es que de esta forma el resto del mundo, y no sólo los orientales, ahorraremos una gran cantidad de papel al año. Y con mando a distancia. Sin comentarios.

2) Paredes vegetales

Para aislarte de tus vecinos, tenemos una propuesta de la compañí­a canadiense Elevated Landscape Technologies. Aunque, de nuevo sólo viable para quienes habiten una casa independiente. Paredes hechas con plantas sobre una base de maderas o plásticos. No hay mucha más tecnologí­a aparte de la que aporta la Madre Naturaleza. Las plantas procesan el dióxido de carbono y lo convierten en oxí­geno; purifican el aire y sirven para ventilar las habitaciones. Usadas en el exterior sirven como aislamiento. Puedes montar las paredes por tu cuenta o adquirir modelos prefabricados. Claro que corres el riesgo de ser invadido por insectos o que tu casa parezca la mansión de Poison Ivy

3) Para aprovechar recursos: The Reclamator, una depuradora de agua doméstica.

Algo que también será útil para el baño es The Reclamator, una máquina que reutiliza el agua doméstica. Se instala en el exterior; así­ que si no eres propietario de una casa con una terraza o hermoso jardí­n, poco o nada puedes hacer con este producto. No obstante, si perteneces al privilegiado grupo de los propietarios de un trozo de césped, puede que te interese. The Reclamator utiliza un sistema patentado de procesamiento de residuos que consigue que el agua usada pase los controles de potabilidad. Sin embargo, es caro. Carí­simo. La instalación asciende a unos 18.250 euros. Y además hay que pagar una cuota mensual. Claro que siempre puede verse como una inversión. A la larga, seguro que amortizamos el gasto gracias a no tener que abonar las facturas del agua.

4) Bluenergy Solar Wind, una turbina de energí­a solar y eólica.

También podemos aprovechar el exterior de nuestra casa para colocar un aparato que saque partido a la energí­a solar. Un invento que complemente al cargador multiusos para dispositivos iPower SX. Lo último que podemos emplear en nuestro hogar es Bluenergy SolarWind, un generador eólico recubierto de placas solares. Es decir, obtiene energí­a por partida doble. Una gran idea si el clima de tu ciudad es muy cambiante. Otras ventajas son que es silencioso, absorbe luz desde cualquier ángulo y no supone una amenaza para los pájaros (lo sentimos por quienes detesten a las palomas, Bluenergy Solar Wind no es la solución). Lo puedes colocar en tu terraza o balcón o bien en el tejado.

5) Redwood Renewable Smart CoolRoof, paneles solares para el tejado

RedWood Renewables1 copia

Y para el tejado, nada como aprovechar las energí­as renovables con Redwood Renewable Smart CoolRoof. Unas placas realizadas a partir de la goma de los neumáticos. Sobre ellas los fabricantes han insertado paneles solares. Así­, logramos un doble uso: la goma nos sirve como aislante para nuestros tejados y los paneles nos proporcionan energí­a. Además, la devulcanización de la goma de las ruedas se lleva a cabo mediante un proceso libre de agentes quí­micos para respetar el medio ambiente.

6) Suelo de granito que absorbe los residuos de tu coche

Si cuentas con tu propio garaje, GraniteCrete es un tipo de suelo poroso y antideslizante que absorbe los aceites y otros agentes quí­micos del coche. Así­, no van a parar a la calle. De paso, también evita derrapes indeseados producidos por el exceso de agua cuando llueve. Se puede considerar ecológico porque, gracias al granito, el lí­quido se filtra a través del pavimento.

7) Bonded Logic Ultratouch, un aislante respetuoso con el entorno.

Llega el momento de aislar el interior de la casa. Bonded Logic está llamado a ser el sustituto de la fibra de vidrio como aislante. Fabricado con material extraí­do de vertederos, usa borato de sodio, que hace que sea mucho menos tóxico. Su nivel de protección contra el fuego, las temperaturas y los hongos es la misma que la de la fibra de vidrio.

8 ) Más accesorios para el aseo, EcoDrain

Cuando nos duchamos, desperdiciamos una gran cantidad de energí­a calorí­fica. Podemos ponerle remedio con EcoDrain, una pequeña bomba que reutiliza el calor del agua usada. Con esto se consigue un ahorro energético de hasta el 50% (lo que también supone una drástica reducción de gasto económico). No obstante, tiene una desventaja. EcoDrain requiere una instalación de gran tamaño bajo el suelo del cuarto de baño.

9) Rhino – Shield, pintura cerámica

Para darle un retoque de pintura a la casa, Rhino – Shield es una alternativa de alta calidad con base de cerámica. Los fabricantes cifran su durabilidad en 25 años. Y además, aisla mejor, con el consiguiente ahorro de energí­a.

10) Plogs, tu propia cabaña portátil de madera

Y si quieres empezar de cero, móntate una cabaña. Pues sí­, la firma norteamericana Resource Conservation Group propone habitar en PLOGS. Una palabra que deriva de Portable Living and Office Green Structures o estructuras para oficinas y viviendas portátiles verdes. Son unas cabañas realizadas con madera de una coní­fera conocida como Douglas-Fir. Miden alrededor de cinco metros cuadrados y cuestan poco más de 7.000 euros. Y si te cansas de la tuya y decides demolerla, no te preocupes. Puedes volver a montarla con los mismos materiales. En cualquier caso, si no te convence y prefieres una casa portátil con un diseño más exótico, siempre puedes echar un vistazo a las Japan Dome House, confeccionadas en poliespam y con forma de iglú.

Ví­a: dvice.com

Otras noticias sobre... , , , ,