japan-dome-02

El poliespan ya no sirve solamente para los embalajes. La firma japonesa International Dome House ha inventado unas casas en forma de iglú hechas de poliespan, un material que hasta ahora sólo se habí­a utilizado para el envasado y la construcción. Pero esta compañí­a ha creado un kit que permite montar una casa-iglú al completo, en apenas un dí­a, y que dispone de todo lo esencial para vivir confortablemente (y con modestia).

japan-dome

Uno de los principales atractivos de estas casas es el material con el que están hechas y sus propiedades ecológicas. A pesar de que sólo miden siete metros de diámetro, los módulos son muy resistentes a tifones y terremotos, lo que constituirí­a una ayuda considerable en los paí­ses azotados por este tipo de desastres naturales. Atendiendo a su cualidad de “estructura verde”, en caso de incendio, las casas no emiten gases tóxicos. Aunque no sabemos si saber esto aliviará mucho a sus habitantes.

Lejos de parecerse a las habitaciones de hotel portátiles, las Dome House quieren ser viviendas estables y afincarse en zonas residenciales fijas. De momento, un pueblo situado en la zona de Kyushu, ya cuenta con un poblado de 480 viviendas. Lo cierto es que más que un lugar de residencia, parece un paisaje sacado de un cuento. Con esa ventaja incluida, podrí­amos decir que las casas-iglú son una idea genial para zonas asoladas por la catástrofe, en las que la gente necesita con urgencia, un tejado bajo el que cobijarse.

Ví­a: Pink Tentacle

Otras noticias sobre...