Demostrar que no has roto algo o denunciar lo que está sucediendo en la calle. Sustituir tu memoria por una instantánea o usar la cámara como si fuera un espejo, son sólo algunos de los usos inteligentes que puedes darle a tu cámara fotográfica. Repasamos las últimas cinco ideas para aprovechar los recursos de un gadget casi tan amado como los teléfonos móviles. ¿Quién no tiene una en su bolsillo?

En la primera parte de este especial hemos visto seis usos nuevos y curiosos de la cámara. Aquí­ seguimos sin parar y hasta el final…

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

7) Pruebas para tu defensa

Si en alguna ocasión ves una situación irregular e ilegal en plena calle, puede serte bastante útil el hecho de tomarle una foto, para demostrar luego (y ante la autoridad) que tienes toda la razón. Casos como un atasco (para enseñarle a tu jefe el motivo de tu retraso), mobiliario urbano destrozado (para denunciarlo a tu Ayuntamiento) o la averí­a de la máquina de tiquets del metro (por si te pillan sin haber fichado). Algunos aprovechan este tipo de fotos para montar una web de denuncia, como la foto superior que es sólo un ejemplo de la web aparcascomoelculo.com.

8 ) Desmemoriados

Hay gente que no es capaz de recordar ni una lí­nea. La cámara digital te servirá de mucho a la hora de fotografiar cualquier detalle, para que otro lo pueda recordar en el momento en que lo necesite. Por ejemplo, el número de referencia de un bote de pintura, el menú del restaurante de abajo o los datos bibliográficos del libro que quieres comprarte.

9) Recetas de cocina

Si no tienes a mamá cerca, ni esta moderna tabla de cortar con pantalla, es posible que necesites seguir de cerca los pasos de una receta en otro soporte, para hacer bien el pastel de manzana. No hará falta que malgastes tinta imprimiendo. Haz una foto al texto y ponte la cámara en un lugar visible, para ir siguiendo el método y lograr un postre diez.

10) Alquilar un coche

Cuando alquilas un coche corres el peligro de que te achaquen golpes que ya estaban hechos cuando lo alquilaste. Para evitar sustos puedes hacerle fotos al vehí­culo, de manera que no puedan echarte la culpa, en el caso de que quieran que pagues el pato de otro.

11) Un espejo

¿Tienes una cita importante? ¿Una entrevista de trabajo? Si no tienes un espejo a mano y quieres comprobar que todo está perfecto, puedes usar la cámara para hacerte unas cuantas fotos y ver que en efecto, no tienes ninguna mancha de café con la que puedas quedar mal delante de un desconocido. ¡Y a triunfar!

Foto superior de Angela Sabas / Ví­a: Popsci

Otras noticias sobre...