Lunar Baby, el termómetro más sencillo de mundo 4
El clásico termómetro de mercurio está pasado de moda. Hoy encontramos todo tipo de chismes con pantalla LCD que lo sustituyen. Pero, lo último de lo último es este Lunar Baby. Un nuevo concepto de termómetro, creado por el diseñador coreano Duck Young Kong que destaca por encima de los demás gracias a su facilidad de uso y su enorme pantalla. Y es que el Lunar Baby se sujeta entre los dedos y se coloca en la frente del niño, de modo que parezca que le tomamos la temperatura con la mano. De esta manera, el niño está mucho más tranquilo y no tiene que sufrir como lo hací­amos nosotros, con los frí­os termómetros de antaño.

Lunar Baby, el termómetro más sencillo de mundo 4
El Lunar Baby mide la temperatura de una forma rápida y precisa. Por lo visto, en pocos segundos obtiene el resultado y lo marca en la pantalla. Para dar el aviso, emite una luz LED y un pitido como el de los clásicos termómetros digitales. La ventaja de este nuevo sistema es que no hace falta buscar ningún sitio especial para introducir el termómetro. Sólo hay que poner la mano en la frente y quieras o no, esto relaja. Y mucho.
Lunar Baby, el termómetro más sencillo de mundo 4
Pero no todo podí­a ser de color de rosa en el paraí­so tecnológico de los niños. Aunque tengan uniformes escolares para el iPod y portátiles para peques, de momento, tendrán que seguir usando los termómetros que hay en las farmacias. Y es que Lunar Baby todaví­a es un concepto, y de momento, nadie ha pensado en llevarlo a producción.

Ví­a: YankoDesign

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp