restaurantefacebook

No dejaron ni los bigotes de las gambas. Pero utilizaron la famosa técnica delsinpa” y no les fue demasiado bien. Peter Leary, el dueño de un restaurante australiano llamado Seagrass, localizó a través de Facebook, a dos comensales que se largaron sin pagar. Al parecer, uno de los dos ladronzuelos habí­a preguntado por una ex-camarera del bar, con la que luego contactó Leary, para preguntarle acerca de la identidad de esas dos personas. Con nombre y apellidos en su poder, la chica le propuso que los buscara en Facebook, y allí­ estaban. Con foto incluida, por si le cabí­a alguna duda.

La pareja (que también lo era en el terreno sentimental) pidió un menú, ostras, trucha, pez emperador rojo y vinos caros. Después del atracón, salieron a la calle a fumarse un cigarrillo y nunca más se les vio el pelo. Dejaron a deber una cuenta de 520 dólares australianos, lo que serí­an aquí­ 264 euros. Después de buscarlos en Facebook, se enteraron de que los dos trabajaban en un restaurante cercano. Irremediablemente, los fueron a buscar.

Uno de ellos regresó al restaurante para pagar la factura, y cuentan que compensó a los camareros con una sustanciosa propina. Y es que exponer los datos personales a todo el globo tiene efectos sumamente contraindicados. Aparte de pasar vergí¼enza al regresar al restaurante, la pareja perdió el trabajo. Su actual jefe los despidió. Donde las dan, las toman.

Foto de Kyota / Ví­a: Adn

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...