restaurantefacebook

No dejaron ni los bigotes de las gambas. Pero utilizaron la famosa técnica delsinpa” y no les fue demasiado bien. Peter Leary, el dueño de un restaurante australiano llamado Seagrass, localizó a través de Facebook, a dos comensales que se largaron sin pagar. Al parecer, uno de los dos ladronzuelos habí­a preguntado por una ex-camarera del bar, con la que luego contactó Leary, para preguntarle acerca de la identidad de esas dos personas. Con nombre y apellidos en su poder, la chica le propuso que los buscara en Facebook, y allí­ estaban. Con foto incluida, por si le cabí­a alguna duda.

La pareja (que también lo era en el terreno sentimental) pidió un menú, ostras, trucha, pez emperador rojo y vinos caros. Después del atracón, salieron a la calle a fumarse un cigarrillo y nunca más se les vio el pelo. Dejaron a deber una cuenta de 520 dólares australianos, lo que serí­an aquí­ 264 euros. Después de buscarlos en Facebook, se enteraron de que los dos trabajaban en un restaurante cercano. Irremediablemente, los fueron a buscar.

Uno de ellos regresó al restaurante para pagar la factura, y cuentan que compensó a los camareros con una sustanciosa propina. Y es que exponer los datos personales a todo el globo tiene efectos sumamente contraindicados. Aparte de pasar vergí¼enza al regresar al restaurante, la pareja perdió el trabajo. Su actual jefe los despidió. Donde las dan, las toman.

Foto de Kyota / Ví­a: Adn

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...