Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7

Aquí­ te contaremos como medir tu velocidad de acceso a Internet, y además, como mejorarla. La cuestión es que se avecinan cambios en el panorama de las velocidades de conexión a Internet en España. Telefónica va a doblar la velocidad a algunos de sus clientes, y pronto estrenará la modalidad de 30 megas. Y precí­samente ahora que el Ministerio de Industria quiere obligar a los operadores a cumplir como mí­nimo con el 80% de lo que prometen, se hace más importante esa pregunta que muchos se hacen: ¿Por qué mi ADSL va tan lento? ¿Hay alguna forma de remediarlo?

Pues en mi primer lugar, necesitamos un medio para diagnosticar el estado nuestra conexión. Y para ello lo mejor es usar una herramienta de test de velocidad.

Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7

Hay veces que actualizan sus sistemas de medida y, para esos casos puntuales, puedes encontrar tests de velocidad en otras páginas, como éste de MySpeedTest o el que tienen habilitado en el portal Terra. Todos son herramientas que nos informarán de los Kilobits por segundo a los que podemos subir y bajar datos de Internet. Y precí­samente el 80% mí­nimo que quiere imponer el Ministerio de Industria es una ya de por sí­ bastante buena.

En otras palabras, si tenemos contratado un ADSL de 3 Mbps, un buen resultado en el test serí­a como mí­nimo de 2.500 kbps de bajada y 220 kbps de subida. Notesé la gran diferencia entre bajada y subida, algo inevitable en las conexiones españolas excepto en el nuevo ADSL simétrico de Telefónica, lanzado con un precio prohibitivo.

Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7

Pero dejando a un lado esto, hay factores que explican por qué la velocidad real no coincide casi nunca con la que anuncian los operadores en su publicidad.

En primer lugar, la distancia entre la central que distribuye la señal y nuestra casa. Por desgracia, esto es algo que afecta mucho a la velocidad y que, sin embargo, los operadores no mencionan ni de pasada cuando en sus anuncios. Por este motivo, entre otros, el Ministerio de Industria quiere obligar a que los operadores mejoren su nivel de compromiso y, cuando no puedan hacerlo, hagan un descuento propocional en las facturas.

En este sentido, no nos queda otra que esperar a que la medida fructifique y se aplique pronto. Lo que sí­ podemos hacer por el momento es ponernos en contacto con nuestro operador y pedirle que nos facilite cuál es la velocidad máxima que podemos disfrutar en nuestra zona. Están obligados a proporcionar este tipo de información, para el que normalmente suelen preguntarnos nuestro código postal. Así­ sabremos cuál el máximo de velocidad al que podemos aspirar. Si no llegamos ni siquiera a esto, debemos mirar otros puntos que pueden resultar problemáticos.

Hay algunos sobre los que apenas tenemos control, como las interferencias que pueden producirse con las señales de radio, antenas de televisión o transformadores eléctricos, entre otros. Sin olvidarnos de los operarios que vienen a instalar o repara la lí­nea del vecino y de paso provocan un destrozo en la nuestra. Un mal que, por desgracia, inunda el mundo de los servicios técnicos: son profesionales subcontratados que viene a su vez de otra subcontrata, por lo que llegan y no tienen muy claro dónde hay que hacer esto y lo otro. Si alguna vez tu edificio se ha quedado sin agua durante horas porque los de la obra de la instalación del gas han roto una tuberí­a, sabrás de qué estamos hablando.
Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7
Por fortuna, hay otros elementos sobre los que sí­ que tenemos control, pues están en nuestra propia casa. Empezando por el propio ordenador, tanto por sus capacidades (velocidad del procesador, memoria RAM) como por los programas que tengamos en él y usen Internet continua o periódicamente. En realidad, no es que baje la velocidad de conexión, es que si tenemos un ordenador de poca potencia y con un montón de aplicaciones web funcionando, la máquina es incapaz de aprovechar toda la velocidad de la que dispone.

Es como si hacemos un agujero muy pequeño en una presa de agua, que sólo sale un chorrito minúsculo. En lugar de ello, conviene hacer una agujero bien grande. Esto significa usar un ordenador medianamente potente y usar sólo los programas de Internet que nos sean realmente útiles. Si los vamos a tener muertos de risa y conectándose a Internet cada 15 minutos para hacer algo que no nos sirve para nada, es mejor desinstalarlos.
Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7
Luego hay que mirar el tipo de conexión que usamos entre el ordenador y el router. El Wi-Fi es muy cómodo porque no necesita cables, sí­. Pero no consigue la misma tasa de transferencia que el tí­pico cable Ethernet. Y aunque los últimos estándares de este medio de transmisión como el 802.11n hayan mejorado mucho la velocidad, sigue sin ser inmune a la presencia de obstáculos. Porque sí­, los muros demasiados gruesos, las escaleras y los pasillos muy largos pueden disipar la señal hasta reducilar a cero.

SI a esto le sumamos que pueden ser varios ordenadores en casa compartiendo su conexión a una misma red Wi-Fi, nuestro ordenador puede llegar a navegar muy muy lento. En este caso, conviene usar cables Ethernet para cada ordenador, y lo más cortos posible (porque la distancia también influye en la velocidad que transporta el cable). Si no quieres tirar cables por toda la casa, puedes usar sistemas PLC, unos aparatos sencillos de instalar en cualquier habitación que aprovechan la propia instalación eléctrica.
Mi ADSL va lento... ¿Cómo puedo medirlo y mejorarlo? 7
Por último, hay una serie de problemas derivados del propio comportamiento de los internautas. Si la mayorí­a de ellos suelen periódicos digitales por la mañana, lógicamente las páginas de dichos sitios tardarán en cargarse un poco más que si entras por la noche, cuando la gente está viendo la televisión. Algo parecido pasa con los programas de intercambio P2P: si un archivo tarda mucho en descargarse, puede que sea porque sólo lo están compartiendo un par de usuarios. Si lo compartiesen cien o doscientos, la descarga serí­a mucho más rápida.

En fin, estos son a grandes rasgos los principales factores que debemos tener en cuenta para Internet que nuestra conexión no vaya tan lenta. Aunque claro, lo mejor serí­a que los operadores se pusieran las pilas, para que así­ pudiésemos decir «banda ancha española» en lugar de ciberdespacio.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.