Ahora que nuestros móviles y reproductores MP3 ya nos permiten almacenar miles de canciones, ha llegado el momento de poder escuchar nuestra música preferida en el lugar que nos apetezca. Si no te conformas con usar unos pinganillos incrustados en la oreja, pero tampoco quieres cualquier solución sin glamour, aquí­ te presentamos a los Bird-Electron. Son unos altavoces portátiles diseñados en Japón, llamativos e ideales para llevar la música a cualquier sitio.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


Son de dimensiones reducidas, 73x76x32 mm, y pesan tan sólo 180 gramos. Por eso resultan ideales para llevarlos encima sin que molesten demasiado. Cada altavoz está recubierto con un envoltorio de aluminio que lo protege y lleva una cinta de piel en la parte superior para sujetarlo cómodamente. La potencia de sonido no debe ser para tirar cohetes ya que el aparato no funciona ni con pilas ni cargándolo a la red. Al menos, ganamos en comodidad a la hora de ponerlos en funcionamiento, ya que bastará con conectarlos al reproductor mp3 y… ¡música, maestro!

Los hay en distintos colores, a cuál más llamativo: azul, rojo, amarillo, rojo y plateado, aunque en esta tienda sólo tienen en algunos colores y los venden exclusivamente para Japón. Así­ que de momento, de altavoz portátil nada, a no ser que queráis seguir nuestra propuesta y entreteneros una tarde convirtiendo unas latas de guisantes en altavoces. Al menos os ahorraréis los casi 65 euros que valen éstos.

Ví­a: Technabob

Otras noticias sobre... ,