El Kindle a la española. Ésta bien podrí­a ser la descripción del nuevo Papyre 6.1, un lector de libros electrónicos lanzado por la empresa española Facthor. Parece que la incertidumbre en torno a este tipo de tecnologí­a no frena el í­mpetu de los fabricantes por abrir un mercado que, al contrario de lo que vaticinaban algunos gurús visionarios, no termina de encontrar su lugar.

La pena es que este cacharrito sólo compite con el Kindle en comprobar cuál de los dos tiene más desventajas. Si en el caso del Kindle nos quejábamos de que utiliza una conexión sin cables no estandarizada, el Papyre 6.1 directamente no tiene acceso a ninguna red sin cables. Aún peor, los datos se cargan a través de un puerto USB 1.0, una versión bastante anticuada si tenemos presente que el estándar 3.0 de este tipo de conexión está casi a punto. Suerte que dispone de una ranura para tarjetas SD.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


Pero lo más increí­ble es su precio: 350 euros por ¿un lector de libros electrónicos sin más? Ni con la función de reproductor MP3 se justifica ese coste. Otras opciones multimedia están totalmente descartadas, ya que la pantalla utiliza tecnologí­a de tinta electrónica. Muy apropiada para la lectura, pero que sólo es capaz de mostrar blanco y negro con 4 niveles de grises. Se entiende entonces que la baterí­a tenga autonomí­a de hasta 10.000 páginas sin que necesite recarga.

Al menos con la tarjeta de memoria de 1 gigabyte incluyen una colección de 400 libros de regalo. Asimismo, es compatible con formatos de archivo PDF, TXT, DOC y HTML, de forma que puedas leer pequeños documentos o manuales mientras viajas, y que de otra manera hubieses tenido que imprimir en papel.

Así­ que estamos de acuerdo, leer en papel electrónico es más ecológico. Pero también debe ser más atractivo para el usuario. Y de momento, tanto este Papyre como otros dispositivos similares están demasiado limitados técnicamente en comparación con las posibilidades que ofrecen otros aparatos portátiles del mercado. Una pantalla especial para la lectura no lo hace convincente sin más. No con estos precios.

Ví­a: UberPC

Otras noticias sobre...