PowerPoint 2007 - Hemos probado 7

Las diapositivas han pasado a la historia. Qué tiempos aquellos de instituto, cuando los proyectores se atascaban en mitad de la explicación de la Reproducción Asexual de las Amebas, para regocijo y cachondeo de los alumnos. Ahora, lo que aporreamos es la pantalla del ordenador. Todo un avance. Y la herramienta que se ha convertido en el estándar de las presentaciones se llama PowerPoint. Microsoft también tiene una nueva versión de este programa dentro del Office 2007. Después de probar y comentar otros programas del mismo paquete, como Outlook 2007 o Word 2007, ahora le toca al turno al rey de las diapositivas.

Comparado con las otras dos utilidades de la suite que hemos probado hasta ahora, os diremos que no tiene tantas novedades como Word, ni tan pocas como Outlook. El lavado de cara de PowerPoint es más profundo que el de Outlook (que se ha dejado hasta las legañas). Dicho esto, también conviene aclarar que la mayorí­a de las mejoras interesantes que hemos encontrado son las mismas que ya han usado para Word: interfaz, formato y estilo. Es decir, que las mejoras especí­ficas para presentaciones son bastante escasas.


PowerPoint 2007 - Hemos probado 7

Las Mejoras
La “Cinta” es la nueva interfaz para todo el paquete Office 2007. Como ya hemos comentado en los otros programas, es una mejora que nos gusta bastante. Aunque hay que volver a aprenderse dónde está todo, sólo te lo aprenderás una vez, ya que las herramientas están agrupadas de manera intuitiva y representadas con grandes iconos fácilmente identificables. Por otra parte, hay algunas pestañas que aparecen y desaparecen según las necesidades, como por ejemplo las herramientas de imagen, que sólo se muestran al seleccionar una imagen. Esto puede causar un poco de confusión, pero por lo general estas pestañas son bastante razonables y salen de su escondite cuando las necesitamos.

PowerPoint 2007 - Hemos probado 7

Los temas y estilos rápidos resultan bastante útiles para crear presentaciones resultonas en poco tiempo. En especial, los Temas, que formatean todos los objetos de una presentación (textos, tablas, gráficos, tí­tulos”¦) con el mismo diseño. Así­, todo queda unificado, elegante y armonioso. La diferencia con versiones anteriores, donde lo que el programa ofrecí­a eran Plantillas, es que los Temas no se limitan sólo al diseño del fondo de las diapositivas. También incluyen información de estilos de letra (tamaño, fuente”¦) y un grupo de colores predeterminados para aplicar a gráficos, tablas, tí­tulos”¦ De esta manera, con unos pocos clics tendremos una presentación con una apariencia bastante profesional y unificada.

Otra ventaja destacada, que también aparece en Word, es la vista previa en tiempo real. Algo tan simple como ver el aspecto final de un formato antes de aplicarlo, lo que facilita mucho la tarea. Por lo demás, nada del otro mundo. Algunas mejoras en los efectos de transición que, gracias a la citada vista previa rápida, son fáciles y rápidos de elegir y aplicar. Y poco más.

Las Grandes Ausencias
Para empezar, echamos en falta más generosidad a la hora de ofrecer diseños y temas predeterminados. Aunque, como ya hemos dicho, son chulos y dan el pego, hay poca variedad para elegir. Así­ que, cuando llegas todo satisfecho a la oficina/clase, esperando impresionar con tu presentación súper profesional, te encuentras con que la del pelota de turno, tiene exactamente el mismo aspecto”¦ En cualquier caso, siempre se pueden descargar plantillas, bien desde la página de Microsoft, bien desde cualquier otra web especializada en plantillas. Aunque las más vistosas suelen ser de estas últimas. Cómo no, de pago.

PowerPoint 2007 - Hemos probado 7

Otra carencia es que no hay manera de guardar nuestras presentaciones en formatos estándar como flash o pdf. Bueno, en pdf, en teorí­a se puede guardar. Eso sí­, bajando un plug-in adicional de la web de Microsoft. Y, cómo no, previa comprobación de los amigos de Redmond de la legalidad de nuestra copia de Office. ¿Para qué van a incluirlo en la versión básica pudiendo ofrecer la descarga on-line y mantener a los usuarios controlados? Para el que no quiera pasar por los ojos del Gran Hermano, hay alternativas gratuitas.

Ya no se pueden obtener imágenes directamente desde escáner o cámara. Para hacerlo, hay que utilizar antes otro programa que sí­ permita importar desde escáner. Guardar la imagen en un archivo y después, insertarla en la presentación mediante el comando “Insertar imagen desde archivo”. Es bastante molesto. No entendemos por qué retirar una función que ya estaba presente en versiones anteriores y que facilitaba el trabajo.

Los asistentes para auto-contenido han desaparecido. Si quieres hacerte una presentación, te la tendrás que currar diapositiva por diapositiva (aunque con ayuda de plantillas). Si es que el servicio está fatal”¦

PowerPoint 2007 - Hemos probado 7Por lo demás, se echan de menos, como decí­amos al principio, mejoras más especí­ficas para presentaciones, ya que casi todas las mejoras en la nueva versión son de formato y estilo al igual que en Word. Además, los nuevos efectos de transición no son muy espectaculares (en plena era Windows Vista, alguna animación en 3D no hubiera estado de más). La interactividad durante la presentación sigue siendo algo limitada; no va más allá del puntero en forma de rotulador para dibujar sobre las diapositivas.

Incluir y reproducir ví­deos en las presentaciones, sigue dando problemas. Lejos de aumentar la lista de formatos compatibles, Microsoft apuesta por sus propios códecs. Aunque si bien es cierto que incluye las extensiones habituales (avi o mpeg), no funcionan cuando los ví­deos han sido codificados, por ejemplo, en el formato DivX.

PowerPoint 2007 - Hemos probado 7Por último, al igual que ocurrí­a con Word, los archivos se guardan por defecto en un formato nuevo pptx, que es incompatible con versiones anteriores del programa. Hay una opción para guardar en formato compatible con PowerPoint 97 ó 2003, pero requiere prestar atención a la hora de archivar.

En definitiva, llegamos a la conclusión de que una vez más, Microsoft no da la talla y mucho menos dada la relación calidad-precio. El programa en cuestión, comprado suelto (sin el resto del paquete Office), cuesta la nada despreciable cantidad de 260 euros.

Entre esto y los recuerdos del cachondeo en clase de naturales, casi dan ganas de quedarse con el PowerPoint antiguo o hasta con las diapositivas de toda la vida.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,