Hogar|13 septiembre 2013 12:25 pm

OLTU, sistema de refrigeración sostenible ganador nacional del James Dyson Award


OLTU

La innovación que aparece día a día en las portadas de los principales medios de comunicación suele estar relacionada con los gadgets más comunes: smartphones, tablets, etcétera. Sin embargo, hay otros muchos campos en los que también se innova día a día, y en los que encontrar sistemas más eficientes es una constante. Y, pese a que estamos cómo estamos, en España se siguen teniendo muy buenas ideas al respecto, como queda probado con ideas como OLTU, un sistema de refrigeración sostenible y que ha sido elegido ganador español del James Dysonm Award. La idea, reducida a lo más básico, consiste en emplear el calor que desprenden los frigoríficos y que, hasta ahora, no servía absolutamente para nada. Ahora, con OLTU, lo que se propone es emplear ese calor, junto con un sistema situado en la parte superior del frigo, para mantener en las óptimas condiciones de conservación determinados alimentos. Sí, has leído bien, aunque te resulte un tanto extraño, emplea el calor para refrigerar.

Para ello, OLTU tiene unos depósitos de agua en su parte inferior. Esta, al recibir el aire caliente (recuerda que el aire caliente sube, y el frío baja) se evapora y sube microvaporizada. En ese punto, y al llegar a los contenedores donde se encuentran frutas y verduras, vuelve a enfriarse, lo que permite que el contenido se encuentre siempre no sólo a baja temperatura (que es la óptima para su conservación) sino también con un nivel de humedad superior al que hay en el interior de la nevera. Y es que, según el creador de este sistema, la relación entre nivel de humedad y tiempo de conservación de estos alimentos es proporcional, hasta el punto de que muchas de las frutas y verduras que tiramos a la basura por haberse estropeado, seguirían en buen estado varios días más de haberse conservado con las condiciones de humedad adecuadas. Y, para mantener el sistema en funcionamiento, lo único necesario es que el propio frigorífico se mantenga operativo, y renovar el agua de OLTU cada cierto tiempo.

La filosofía subyacente a este diseño es la de aprovechar recursos que normalmente desperdiciamos, lo que hace que la idea resulte especialmente brillante por lo sostenible que resulta. No es necesario gastar nada para generar el calor con el que funciona, puesto que éste ya se produce automáticamente en el frigorífico.

OLTU

En la competición, OLTU se ha enfrentado a otros nueve interesantes proyectos, también españoles:

  • ArcTap: un diseño de grifo de manejo más sencillo que los actuales y apto para personas con discapacidades visuales y motrices.
  • SmarterPhone: un eléfono móvil fabricado con componentes actualizables (como ocurre con los ordenadores) para optimizar la vida de los mismos y reducir el volumen de deshechos tecnológicos que generamos.
  • e-Health Sensor Platform: un sistema de sensores con el que emplear plataformas como Arduino o Raspberry Pi para implementar aplicaciones médicas y biomédicas donde se quiere monitorizar el cuerpo humano.
  • Airoad: en la línea de aprovechar recursos desperdiciados, este sistema propone utilizar las corrientes de aire generadas por los coches al circular a determinada velocidad para generar energía.
  • Savesphere: se trata de un sistema de señalización en caso de emergencias, que además actúa de manera sensible al contexto (día o noche, meteorología, etcétera).
  • Maca: nuevo concepto de diseño de silla para bebés, que puede adoptar diversas posiciones según las necesidades de cada momento.
  • Evawire: solución de evacuación para grupos, pensada para asistir especialmente a niños, ancianos y personas que se vean desorientadas por las circunstancias.
  • Blood: gel para detener las pérdidas de sangre en heridas, accidentes, etcétera. Se almacena en estado sólido, pero al agitarse pasa a ser líquido.
  • eAlamp: lámpara autosuficiente, que se carga durante el día mediante sus propio panel solar.
Etiquetas:

Dejar un Comentario