Trucos|12 marzo 2007 8:22 am

Trucos de fotografía: Cómo hacer buenas fotos con un móvil con cámara (2ª parte)


¿Quieres sacar el máximo rendimiento a la cámara de fotos que lleva tu móvil? Después de los primeros consejos sobre cómo utilizar el zoom, cuál es la distancia adecuada para tomar una foto o cómo medir la calidad de la cámara, ahora te ofrecemos algunos trucos adicionales. En esta segunda entrega nos centramos en la luz y en los retoques necesarios para conseguir una buena impresión de la foto.

Luces y sombras

El flash de las cámaras de móviles suele ser bastante limitado. Sólo es efectivo a menos de 1 metro de distancia, aunque los últimos modelos están incorporando flashes de mayor potencia.

Como ya dijimos en la anterior entrega, nos interesan las distancias medias. En estos casos, el flash es más útil como fuente de luz secundaria para eliminar sombras. Es interesante colocarnos de forma ligeramente oblicua a la fuente de luz principal, ya sea natural o artificial.

No podemos sacar fotos con mucha o poca luz. Aunque el balance de blancos de estás cámaras sea automático y de buena calidad, tampoco hace milagros. En fotos nocturnas tendremos que buscar una buena fuente de luz. En los días de sol radiante es mejor quedarse en la sombra, porque, además, así no tendremos tantos problemas para ver lo que aparece en la pantalla.

Los retoques y la impresión

Una vez que la foto está hecha, podemos pasarla por un editor fotográfico (como el Adobe Photoshop) para adecuarla mejor al tamaño al que deseamos imprimirla. Podemos recortarla para eliminar zonas que no interesen, ya que es habitual que el encuadre final sea más amplio que lo que aparece en la pantalla de la cámara. Eso sí. Esta operación sólo debemos hacerla cuando partimos de una cámara-móvil con suficiente resolución (más de dos megapíxeles).

A la hora de imprimir la imagen, lo más importante es observar cuántos píxeles por pulgada o ppi (del inglés pixels per inch) tiene de resolución. Esto varía en función de cada cámara. Así, por ejemplo, una cámara de dos megapíxeles proporciona un tamaño de foto de 10 x 15 cm. con una resolución de 300 ppi. El mínimo requerido para hacer una impresión de buena calidad.

No es recomendable aumentar la resolución de forma artificial con el programa de retoque porque no ganaremos calidad real a la hora de imprimir. Luego para conseguir una foto en papel sin salir de casa, podemos pedirla por Internet o, simplemente pasarla con una buena impresora y papel fotográfico de calidad.




Otros artículos relacionados:


Etiquetas:

Dejar un Comentario