samsung-galaxy-watch5-pro-17

Un año más Samsung renueva su familia de relojes inteligentes. Y aunque de primeras este Samsung Galaxy Watch5 Pro no me parecía nada rompedor, ha sido con el paso del tiempo cuando he visto lo maduro de este smartwatch de Samsung. Y es que son unas cuantas generaciones tratando de medir toda nuestra actividad física y también el descanso. Algo en lo que hacen especial ímpetu en este reloj. Lo he probado durante 15 días sin quitármelo ni para ir a la ducha. Te cuento qué me ha parecido a continuación.

Eso sí, antes de meternos en la review te comento rápidamente que es un reloj inteligente de buen tamaño. Llega únicamente en 45 mm pero con un montón de funcionalidades para medir salud, ejercicio, acompañar en el descanso o ser un complemento perfecto de tu móvil. A este último respecto tengo que decir que lo he probado junto al nuevo Samsung Galaxy Z Flip4, y que parte de la buena experiencia general a nivel conectividad se debe a esto mismo. También te comento que no es compatible con iPhone y que su sistema operativo es Wear OS pero adaptado por Samsung. Ya está disponible por un precio de 430 euros para el modelo normal, o de 520 si lo queremos con 4G para usar con tarjeta eSIM y llevar datos y usarlo de forma independiente. Y ahora sí, vamos al lío.

Samsung Galaxy Watch5 y Watch5 Pro
PantallaSuperAMOLED Gorilla Glass DX.
Modelo de 40mm: 1,2 pulgadas (30,4 mm) 396 × 396 píxeles, Super AMOLED, Full Color Always On
Display
Modelo de 44mm: 1,4 pulgadas (34,6 mm) 450 × 450 píxeles, Super AMOLED, Full Color Always On
Display

Watch5 Pro (45mm): 1,4 pulgadas (34,6 mm) 450 × 450 Super
AMOLED, Full Color Always On Display
Dimensiones y pesoWatch5 de 40 mm: 39,3 × 40,4 × 9,8 mm; 28,7 g
Watch5 de 44 mm: 43,3 × 44,4 × 9,8 mm; 33,5 gramos

Watch5 Pro de 45 mm: 45,4 × 45,4 × 10,5 mm; 46,5 g
MaterialesWatch5: Cuerpo de Armour Aluminium
Correa de fluoroelastómero
Esfera de acero inoxidable

Watch5 Pro: Cuerpo de titanio
Esfera de titanio
Correa de fluoroelastómero con broche magnético
ColoresWatch5: Grafito, Plata, Zafiro (solo la versión de 40mm), Oro rosa (solo la versión de 44mm)
Watch5 Pro: Negro titanio, Gris titanio
 Sistema operativoWearOS by Samsung
Procesador y memoria internaExynos W920 Dual-Core 1,18 GHz
1,5 GB de memoria RAM
16 GB de memoria interna
Resistente al agua5 ATM
IP68
MIL-STD-810G
Sensores y funcionesBioActive Sensor (PPG)
Electrocardiograma (ECG)
Sensor de análisis de impendancia bioeléctrica (BIA)
SPo2
Acelerómetro
Barómetro
Giroscopio
Geomagnético
Luz ambiente
BateríaWatch5
44 mm: 410 mAh (medida típica)
40 mm: 284 mAh (medida típica)
Watch5 Pro
590 mAh (medida típica)
ConexionesWiFi 2,4+5 GHz
Bluetooth 5.0
NFC
GPS
4G (opcional)
Funciones PrincipalesMedición de pulso, pasos y calorías. Objetivos diarios. Electrocardiograma. Medición de oxígeno en sangre. Medición de calidad de sueño. Detección automática de caminata y carrera. Medición de hasta 100 deportes diferentes
Funciones Extra de Watch5 ProCarga de rutas en formato .GPX
Seguimiento con avisos de giro por vibración y voz
Ruta de vuelta al punto de inicio
Aplicaciones y modos de deporte100 deportes para medir. Incluyendo algunos acuáticos
Compatible con Google Play Store
Fecha de lanzamiento26 de agosto
PrecioSamsung Galaxy Watch5 a partir de 300 euros la versión Bluetooth y 350 euros la versión LTE

Samsung Galaxy Watch5 Pro a partir de 470 euros la versión Bluetooth y 520 euros la versión LTE

Pesado y robusto, pero sorprende con el uso

Mi primera reacción al ver la esfera de este Samsung Galaxy Watch5 Pro no fue positiva. No entendía que para “vestir” la versión Pro se necesitase una caja amplia y con un contorno que sobresale por encima de la pantalla. ¿Hemos perdido el bisel giratorio de Samsung para incluir metal sin más ni más? Pero con el paso de los días uno se acostumbra a sus líneas y aprende a querer este contorno sobresalido. Sobre todo cuando protege la pantalla de golpes y arañazos involuntarios.

samsung-galaxy-watch5-pro-31

Esta caja es de titanio, por lo que aguanta casi cualquier tipo de golpe. Y, si algo se acerca al cristal, que sepas que es de zafiro, por lo que también es resistente. No he probado hasta qué punto durante estos días, pero tras algún golpe y manotazo involuntario, todo sigue como el primer día.

Las líneas del diseño son muy Samsung. La curva predomina, pero en un conjunto que aspira al minimalismo. Al mirar al reloj solo vas a ver la correa, la esfera, el marco negro de la pantalla y el panel. Cuatro elementos que se amalgaman con esas curvas y que Samsung ha limitado a dos colores: o negro o gris. Y si estás pensando que la personalización o el toque de color viene en la parte de la correa, vete quitándote esa idea de la cabeza. En esta ocasión Samsung ha incluido una correa con broche magnético de lo más curiosa. Es muy fácil de ajustar al tamaño de cualquier muñeca gracias a una pequeña pestaña. Luego, abrocharla y desabrocharla es mediante un clip magnético. La pulsera nunca se abre completamente gracias al mecanismo y te aseguro que en ningún momento de forma involuntaria. Durante estos días he llevado siempre el reloj encima y, en momento de máximo movimiento como lanzar una pelota, trotar o jugar con mi perro, la correa ha aguantado la posición a la perfección. Los datos biométricos se han medido correctamente y el reloj siempre ha estado seguro en la muñeca. Pero siempre con la facilidad de tirar de un lado del imán y abrir la corra para quitármelo cuando me ha interesado. Me ha parecido un gran avance (aunque te tengas que preocupar de limpiar el interior del mecanismo de vez en cuando).

samsung-galaxy-watch5-pro-25

Por supuesto, Samsung vende sus correas deportivas con diferentes colores en la página web, aunque con un cierre normal y corriente. Por cierto, la goma de las correas no me ha supuesto ningún problema en la piel durante estos días. Ni roce, ni alergias, ni rojeces. Se nota que han puesto mimo en los materiales.

Ahora bien, que este Samsung Galaxy Watch5 Pro te parezca más o menos grande en tu muñeca es relativo. Para mi gusto y mi envergadura un modelo de 42 o 43 pulgadas hubiera sido perfecto. Pero este de 45 no resulta tan grande y aparatoso tras el choque inicial. Su peso son poco más de 35 gramos que se dejan notar pero que no me han parecido demasiado pesados. Lo justo para crear esa sensación de smartwatch robusto y Premium.

Súper sensible y siempre al tanto de tu salud (si lo configuras bien)

No hay queja alguna en torno a todo lo que puede hacer y lo bien que lo hace este Samsung Galaxy Watch5 Pro en cuanto a la medición de actividad. A diferencia de otros relojes, que fallan o no detectan automáticamente el movimiento desde el inicio de la actividad, el Watch5 Pro de Samsung siempre tiene listo su aviso de: llevas 10 minutos caminando, ¿quieres guardar este ejercicio? Me sucede cuando salgo con el perro. Cuando voy a la compra. O cuando hago algún recado. Y, por supuesto, cuando hago ejercicio. No llega a ser un aviso pesado precisamente por ese margen de 10 minutos. Y de hecho está muy bien que pregunte si es una actividad física que queremos guardar o no.

samsung-galaxy-watch5-pro-21

La cantidad de deportes que este Samsung Galaxy Watch5 Pro puede medir es abrumadora. Y un poco loca. Entre la selección me ha sorprendido encontrarme con opciones como el Ala Delta o los bolos. Pero también hay elementos que a veces se echan en falta como las máquinas de pesas, los abdominales y otros ejercicios que no siempre están disponibles para medir nuestro pulso y las calorías consumidas durante su práctica. Quizá sea algo benevolente con el número de calorías que Samsung dice que consumo en mis paseos con Curro (mi perro), pero toda su tecnología y sensores me llevan a pensar que está en lo correcto.

Y es que el Samsung Galaxy Watch5 Pro integra el grupo de sensores BIA para tener una buena serie de datos sobre nuestro cuerpo. Aquí Samsung repite la fórmula y sensores que ya conocemos del Samsung Galaxy Watch4 Classic. No falta el lector de pulso, el electrocardiograma, y el sensor de impedancia. Amén de otros sensores como la brújula, el giroscopio, el barómetro, el acelerómetro, la luz ambiental y, muy importante: el GPS.

samsung-galaxy-watch5-pro-2

Con todo esto, además del pulso cardiaco, el nivel de oxígeno en sangre o el nivel de estrés también es capaz de medir el estado general de mi cuerpo casi como mi báscula inteligente de Xiaomi. Hay que tener un poco de pericia para poner el dedo corazón y el anular en los botones del reloj con la palma hacia arriba y aguantar así casi un minuto, pero los resultados merecen la pena. Y es que si sabemos la altura y el peso recibiremos información mediante la impedancia (la capacidad para transportar electricidad por nuestro cuerpo) para saber el porcentaje de grasa corporal, la cantidad de masa muscular, la cantidad de agua que tenemos en el organismo o incluso el metabolismo basal. Algo que podemos y debemos ir registrando eventualmente para conocer los avances si somos deportistas. Pero si hay novedades especialmente destacables éstas tienen que ver con el descanso.

samsung-galaxy-watch5-pro-4

Ahora ya me informa que ronco como un tiburón

El último paso que Samsung introdujo en su anterior generación fue la medición del sueño junto al móvil para medir nuestros ronquidos. Muy útil para conocer la calidad del descanso y advertirnos sobre posibles problemas respiratorios. Pues bien, este Watch5 Pro hace lo propio y encima te asemeja con un animal según lo bien o lo mal que duermas. Pero todo bastante respetuoso.

samsung-galaxy-watch5-pro-11

La cosa es que el Samsung Galaxy Watch5 Pro ha estado midiendo casi todas estas 15 noches cómo es mi pulso a lo largo del descanso. Eso sí, he tenido que configurarlo para que la medición sea constante y más exacta. Y también le he permitido medir mi saturación de oxígeno en sangre. Con estos valores, además del movimiento para saber si estoy dormido o despierto, ha creado todo un historial de detalle de mi sueño. Pero no ha sido hasta que he activado la función en Samsung Health, la app donde se vuelva todo esto, cuando he empezado a entrenar mi sueño.

samsung-galaxy-watch5-pro-9

Aquí, según mis parámetros y esquemas, el Watch5 Pro me ha dicho que duermo como un tiburón. Poco y mal, vaya. Estos animales nunca duermen del todo porque dejarían de nadar y respirar. Y me ha propuesto seguir un plan para cambiar esto. Todo ello muy didáctico y evolutivo: que si una noche aprenda algunos conceptos del descanso. Que si otra noche compruebe cierto dato. Que si pruebe a regular mi horario de sueño… Todo ello enfocado en que mejore mis patrones de descanso para dormir más y mejor. No he podido completar todo el plan, y me resulta realmente difícil acoplarme a un plan, pero he entendido que es una gran ayuda para quienes tienen problemas con el descanso. Más guiado imposible.

samsung-galaxy-watch5-pro-10

Y sí, he seguido riéndome mucho con las “psicofonías” de mi Flip4 al activar el medidor de ronquidos. Este historial guarda cuántas horas totales del sueño me he pasado roncando. Y guarda unos minutos de grabación de esos ruidos para comprobar su “calidad”. Muy útil si tienes algún problema en este aspecto. Por suerte, y por ahora, a mí me ha servido para reírme.

Rutas GPS para los más aventureros

Pero si hay una función nueva y destacable en este Samsung Galaxy Watch5 Pro y que le da razón de ser por encima de su hermano menor, además del diseño y el tamaño, son las funciones extras con GPS. Más concretamente la posibilidad de seguir rutas previamente creadas en exteriores. Muy útil para quienes deciden trotar por el campo y en diferentes rutas de las que no siempre hay un camino prefijado.

Pues bien, si gestionas estas rutas en un archivo GPX, solo tienes que guardarlo en el teléfono. Después, desde el reloj, seleccionas Ruta y eliges, en el teléfono, el archivo con la ruta que quieras cargar. Luego puedes volver al reloj y empezar la ruta cargada desde el menú Ruta. Ya sea senderismo o ciclismo. El reloj te guía mediante la señal GPS a lo largo de la ruta paso a paso. Vibrando y anunciándote por voz hacia dónde girar. Lo he probado con una de las rutas de prueba, simulando andar por Central Park, y la agilidad del aviso es como cuando lo he usado como GPS cuando voy en bici. Práctico y útil para esas rutas predefinidas que quieras llevar a cabo.

samsung-galaxy-watch5-pro-22

Además, puedes volver al inicio desde el punto que quieras de la ruta si te arrepientes o necesitas volver. Algo tonto en medio de Nueva York, pero toda una ayuda cuando estás en medio de la montaña. Eso sí, asegúrate de llevar el Samsung Galaxy Watch5 Pro bien cargado.

Batería para un día si mides todos tus entrenamientos

Uno de los puntos débiles en los relojes de Samsung sigue siendo el de la autonomía, que no se prolonga hasta dos semanas como pasa con otros competidores como Huawei o Xiaomi. Este Samsung Galaxy Watch5 Pro viene para dar un giro de tuerca a este concepto, aunque no es un giro completo. La batería que encontramos en él es de 590 mAh. Lo cual supone unos tres o cuatro días de autonomía si no usamos proactivamente la medición de ejercicios. Es decir, si lo usamos para medir paseos automáticamente, elegimos medir nuestro pulso cardiaco de forma diaria, así como la medición de oxígeno en sangre mientras dormimos. Al menos así lo he utilizado yo.

samsung-galaxy-watch5-pro-14

Sin embargo, en el momento en el que practicas una hora o más de ejercicio usando el GPS para ubicarte, la cosa cambia. Aun así, sin abusar, es posible soportar todo el día junto al entrenamiento sin problemas. Lo cual es todo un punto a favor. Lo único malo será estar pendiente de su autonomía antes de medir uno de estos entrenamientos en los que se use el GPS para evitar que se quede sin batería durante el mismo.

La carga se realiza mediante un cargador inalámbrico magnético que Samsung incluye en el paquete, aunque sin adaptador de corriente. Ten en cuenta que es un puerto USB tipo C si necesitas hacerte con un adaptador para este menester. En menos de una hora tienes el reloj cargado al 100%. Muy útil si necesitas ese empujón de carga antes de un entrenamiento.

samsung-galaxy-watch5-pro-7

Conclusiones tras 15 días de uso

Me queda claro que, aunque sobre el papel este Samsung Galaxy Watch5 Pro no parecía destacar, es en las pequeñas cosas donde marca la diferencia. Es completamente compatible con servicios de Google para guiarte por un mapa si usas el móvil combinado como GPS. O puedes responder mensajes de WhatsApp con un miniteclado para no depender de respuestas predeterminadas. Y además está repleto de funcionalidades extra como ver el tiempo, calendario, cronómetro, control de la música (esto me encanta para cambiar de canción en la ducha), etc. Es un smartwatch muy maduro en funcionalidades y con una gran experiencia de uso. Incluso sin bisel giratorio.

samsung-galaxy-watch5-pro-33

Sorprende con todos los detalles de salud que es capaz de medir. Eso sí, algunos necesitarán una configuración extra como el Electrocardiograma, debiendo configurar el ajuste con un medidor habitual. Pero el resto se llevan a cabo en el propio reloj. La app solo está para recoger datos o para mostrarlos con más detalle en una pantalla más grande. Y su sensor BIA ayuda a tener todo lo que se necesita.

Pero es en el descanso donde han dado un paso extra este año en Samsung. Si tus problemas son a la hora de dormir, este reloj mide todo el detalle de tu descanso. Y te guía por un proceso súper sencillo para tratar de mejorarlo.

samsung-galaxy-watch5-pro-16

Todo ello con extras como cargar rutas en archivos GPX, meterte en retos con amigos, plantearte entrenamientos deportivos directamente en la muñeca… Es realmente completo y capaz. En un reloj que quizá no sobresale en colores en esta edición, pero con un añadido interesante gracias a la correa magnética y a su caparazón de titanio.

Es, sin duda, el reloj más avanzado y completo de Samsung. Por encima del precio de otros competidores, pero con una experiencia de usuario pulida que merece la pena. Sobre todo si lo usas junto a un móvil de Samsung, para sacarle el máximo provecho al ecosistema que han creado. El único pero o asignatura pendiente es la batería. Cumple para los más deportistas, pero sería genial pasarse una semana sin acordarse de cargarlo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.