vivo-v23-020

Hay tantas y tantas propuestas en el mercado, que encontrar un móvil diferente a los demás resulta muy complicado. Algo que lleva a buen puerto el vivo V23. Un móvil que es capaz de cambiar de color en la trasera con el impacto de la luz del sol. Y que, además, tiene una doble cámara delantera para selfies con doble flash. Dos diferencias que lo convierten en un móvil que llama la atención desde el primer momento, y que completa con características como una pantalla AMOLED de 6,44 pulgadas, 12 GB de RAM y una triple cámara principal.

Unas especificaciones que colocan el precio de este móvil en los 500 euros. He tenido la oportunidad de usar el vivo V23 como mi móvil de cabecera a lo largo de varias semanas. Estas han sido mis impresiones sobre este smartphone. ¿Qué es lo mejor? ¿Merece la pena? ¿Cuáles son sus puntos débiles? Te lo cuento a continuación.

Ficha técnica del vivo V23

vivo V23
Pantalla6,44 pulgadas con tecnología AMOLED, formato 20:9, resolución Full HD+ y tasa de refresco de 90 Hz, compatible con HDR10+
Cámara principal– Sensor principal de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.9
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2
– Sensor terciario con lente macro de 2 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Cámara pasa selfies– Sensor principal de 50 megapíxeles con apertura focal f/2.0
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles con apertura focal f/2.3
Memoria interna256 GB
 AmpliaciónNo
Procesador y memoria RAMMediatek Dimensity 920
12 GB de RAM
Batería4.200 mAh con carga rápida de 44 W
Sistema operativoAndroid 12 bajo FuntouchOS
Conexiones4G LTE, 5G SA y NSA, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda, Bluetooth 5.2, GPS + GLONASS, NFC y USB tipo C
SIMDual nano SIM
DiseñoAcabado en fluorita y metal
Colores: negro y dorado
Dimensiones7,55 milímetros de grosor y 181 gramos
Funciones destacadasSensor de huellas dactilares bajo la pantalla, cambio de color con el impacto de la luz del sol, NFC para pagos móviles, carga rápida de 44 W, desbloqueo facial mediante software
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio500 euros
vivo-v23-05

Un diseño preciosista

Si hay algo en lo que destaca este vivo V23 sobre el resto de características, es en su diseño. Y más concretamente, en el diseño de la trasera. La compañía ha querido que su móvil sea recordado desde el primer vistazo, y lo consigue. Para ello, han usado una capa de cristal de fluorita que cambia de color al impactarle la luz ultravioleta. Si lo dejas unos pocos segundos a la luz del sol verás como se transforma del color dorado a un atractivo color azul turquesa. Además, los minicristales también generan la sensación de copos de arena brillando con el reflejo de la luz del sol. Otro aspecto que me gustaría destacar y que no se puede explicar por las fotos es el tacto. Este cristal tiene un tacto ligeramente rugoso que engancha enseguida y que te da la sensación de estar ante un móvil premium. Eso sí, sin pagar de 1.000 euros para arriba.

La armonía del diseño se consigue muy bien incorporando marcos metálicos con un color brillante en dorado y lo mismo con los marcos del módulo de cámaras, que sobresale ligeramente de la trasera y tiene un formato cuadrado con las esquinas ligeramente redondeadas. Por cierto, las propias lentes también sobresalen de este módulo, una decisión que le aporta atractivo pero me genera alguna duda en cuanto a la resistencia en caso de que reciban algún golpe (no he tenido que comprobarlo en la práctica, por suerte).

El vivo V23 sigue la tendencia cada vez más extendida de recuperar móviles con la trasera plana y unos laterales más acentuados, respecto a los diseños curvados que eran mayoría en los últimos años. Sinceramente, este es el primer modelo que me convence con esta construcción. En cuanto a sus medidas, tenemos un peso de 181 gramos y un grosor de 7,55 milímetros. Parece más ancho por esta misma idea de hacer los bordes más planos, pero en realidad es bastante delgado y ligero. Además de la configuración en dorado con el cambio a azul, también tenemos otra en negro, que en este caso no cambia de color. Tengo la sensación de que vivo no venderá muchas unidades en esta tonalidad, aunque desde la compañía hayan querido destacar el brillo de los microcristales para crear la sensación de estar viendo un cielo estrellado.

vivo-v23-012

vivo se apunta al doble doble en las cámaras

Si hemos hablado del peso que tiene el diseño en este vivo V23, el otro aspecto diferencial que más destaca en este móvil son sus cámaras. Y más en concreto, el conjunto fotográfico que ha colocado la compañía en la parte frontal. Aquí hablamos de dos sensores, el primero de gran nivel de 50 megapíxeles y otro más sencillo de tipo gran angular con 8 megapíxeles de resolución. Es evidente que este segundo sensor flojea más en cuanto se va perdiendo luz, pero el primero hace un trabajo más que notable en condiciones exigentes, como por ejemplo cuando hacemos fotos nocturnas.

vivo v23 005

De hecho, para mejorar el rendimiento en estos momentos contamos con un doble flash (uno a cada lado de las cámaras). Un añadido que es muy poco común en cámaras para selfies y que nos permite jugar con tres modos distintos: luz neutral, blanco frío o amarillo cálido. Una forma muy interesante de conseguir los tonos más naturales de la piel y que depende mucho de la luz del sitio donde hagamos el selfie. Lo normal es que tengas un buen resultado a través del modo predeterminado (neutral), pero hay ocasiones en que si la luz que impacta es muy blanca funcione el amarillo cálido o el blanco frío en caso de que tengamos una luz amarillenta, como por ejemplo la de las farolas. Es cuestión de probar e ir buscándole el juego.

vivo-v23-07

A esto ayuda también la interfaz de la app de cámara, a mi entender una de las más completas e intuitivas del mercado ahora mismo. Me gusta las posibilidades que te abre esta app sin tener que buscar mucho, solo trasteando con los controles y viendo cómo quedan las composiciones. Por ejemplo, hay un modo de superposición en el que puedes combinar lo que estás viendo a través de la cámara delantera y lo que capta la cámara principal. Y, por supuesto, no podía faltar la opción de grabar al mismo tiempo lo que capta la cámara frontal y la trasera. En cuanto a los temidos filtros de belleza, permanecen desactivados por defecto, y luego puedes ser tú el que los active y vaya cambiando valores para tener una piel más suave o un tono más bronceado. Personalmente, nunca me han convencido y prefiero que haya una foto más natural, aunque tenga imperfecciones. Cuestión de gustos.

Yendo a la cámara principal, tenemos un conjunto con un sensor principal de 64 megapíxeles, otro gran angular de 8 megapíxeles y un tercero de tipo macro con 2 megapíxeles. Como suele suceder en estos casos, el sensor macro parece estar más orientado a sumar número de cámaras que a dar un uso realmente útil. Mi impresión es que es un buen conjunto fotográfico, me ha gustado mucho el tratamiento de la imagen que tienen las cámaras y en general resulta solvente en casi todos los momentos. Ofrece un buen resultado en fotos en movimiento (véase el detalle de la super lengua de mi perro) y en fotos nocturnas. En fotos con mucho contraste de luz salva el tipo, pero sin tantas florituras. El tratamiento del color es acertado, como se puede apreciar en fotos en los que haya que destacar el pelaje negro de mi gata (es muy habitual que las cámaras de móvil sufran al hacerla fotos). En definitiva, un conjunto fotográfico que cumple muy bien y que, pese a no ser el más top del mercado, es capaz de mirarle de tú a tú a modelos bastante más caros.

vivo-v23-03

Memoria interna y RAM a raudales

Hay otro apartado que sorprende bastante si tenemos en cuenta que estamos ante un móvil de 500 euros. El de la potencia. Y más en concreto, el de la memoria RAM de este vivo V23 5G. Este móvil cuenta con 12 GB de RAM, una cifra que es más propia de configuraciones avanzadas de gamas altas (lo más habitual es que los terminales top partan de los 8 GB de RAM). Esto se une a un procesador Mediatek Dimensity 920 compatible con 5G. A pesar de la mala prensa que han tenido estos chips, en parte con razón, ya que estaban muy orientados a modelos de gama baja y no eran ninguna maravilla en eficiencia, hoy en día están dando un salto de calidad y eso también se nota en el vivo V23 5G. En mi experiencia con este móvil apenas he tenido parones en semanas, los menús van fluidos y también las aplicaciones y juegos. Lo he probado con títulos más exigentes como Fortnite y no he tenido ningún problema.

vivo v23 0010

A esto ayuda también su capa de software propia, OriginOS a través de Android 12. Es un sistema operativo que no está cargado con muchas aplicaciones extra y que funciona bien, mejor incluso que otras propuestas como MIUI de Xiaomi (al menos es lo que he experimentado hasta el momento). Además, no tiene esa tendencia irritante de meter publicidad en todos los rincones en la que caen algunas marcas top, lo que se agradece bastante. Mención especial al trabajo con la app de cámara que me ha parecido sobresaliente.

En cuanto a la memoria interna, también sorprende. La compañía ha optado por una única configuración con 256 GB de espacio interno, una capacidad muy notable que te va a permitir almacenar gran cantidad de fotos y vídeos sin preocuparte por el almacenamiento. Y es que debes tener en cuenta que este móvil no tiene opción de ampliar su capacidad a través de una tarjeta microSD. En principio no lo vas a necesitar, pero es algo que tener en mente a la hora de comprarlo. Lo curioso es que sí tiene opción de introducir una segunda tarjeta nanoSIM para tener dos líneas de teléfono.

vivo-v23-019

Pantalla AMOLED de 6,44 pulgadas

La pantalla de este vivo V23 también cumple con nota. No es de las más brillantes del mercado, pero tiene una buena reproducción del color y una buena gestión de los negros. Su tamaño es bastante cómodo, algo por debajo de lo que estamos experimentando en móviles de primer nivel, pero una ventaja a la hora de manejar este móvil con una sola mano. Respecto a otros modelos, se puede decir que está un punto por debajo al tener una tasa de refresco de 90Hz en vez de los 120Hz de smartphones del mismo precio o incluso inferior. La tasa de refresco es la que marca lo fluidos que van los menús y las animaciones de las apps al abrir y cerrarse. Pero no tengo claro que sea un hándicap real, ya que las diferencias entre 90Hz y 120Hz de pantalla no son tan apreciables (sí se nota mucho entre 60Hz y 90Hz) y sí que ganamos en autonomía. Aun así, es bueno que lo tengas en cuenta a la hora de decantarte por este móvil. Un punto que me parece más crucial es el del brillo. Ojo, que no es que sea una pantalla oscura y en general puedes disfrutarla en todo tipo de condiciones, pero está un paso por debajo de otras alternativas. En cuanto a la resolución, es Full HD+.

vivo-v23-01

Buena autonomía y carga rápida, aunque no como el viento

El vivo V23 incorpora una batería de 4.200 miliamperios. No es una cifra especialmente alta, pero lo cierto es que me ha aguantado sin problemas a lo largo de toda la jornada. Es evidente que no es un móvil para tener más de un día sin carga (sobre todo si le das caña), aunque me ha aguantado muy bien el tipo. Y ello a pesar de ser un hard user, un usuario que usa apps de forma constante, vídeos ocasionales y música. Me parece que está muy optimizado y no puedo evitar pensar que es una pena que no optaran por una batería algo más grande para darle todavía más empaque.

En cuanto a la carga, tenemos carga rápida de 44W. No está mal, aunque no es una maravilla teniendo alternativas como el Xiaomi 11T o el OPPO Find X5 Lite que se van por encima de los 60W. Más o menos, para cargar por completo el vivo V23 rondamos la hora. Por cierto, en la caja te viene incluido un cargador de la marca que alcanza esta capacidad.

vivo v23 009

Precio y opiniones

El vivo V23 se encuentra disponible en tiendas por un precio oficial de 500 euros. Me parece uno de los móviles con mejor relación calidad-precio que hay hoy en día en el mercado, si no te importa gastarte un plus respecto a las propuestas de 200-300 euros que son las más vendidas en España. No hay duda de que brilla de forma especial por su diseño, pero además tiene un sistema de cámaras más que solvente que destacan por el tratamiento del color y por la calidad de los selfies. Y todo ello aderezado por su conjunto técnico, con esos 12 GB de RAM y los 256 GB de memoria interna. Un móvil realmente equilibrado que sabe muy bien dónde destacar y dónde flojear un poco más, como por ejemplo en esa carga rápida que está un paso por debajo de los competidores. Si no conocías vivo, esta es una muy buena carta de presentación de la marca.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.