Cómo mejorar la calidad de tu conexión WiFi sin comprar nada 1

La calidad de la conexión WiFi en los hogares suele generar muchos quebraderos de cabeza. En un entorno cada vez más conectado, una conexión a internet lenta o inestable afecta negativamente a multitud dispositivos distintos: ordenadores, tablets y smartphones, centros multimedia, smart TVs y otros dispositivos inteligentes. El problema es aún mayor si trabajas desde casa, ya que una mala conexión puede empeorar tu desempeño laboral. Dada la relevancia de las conexiones inalámbricas, es importante asegurarnos de que la calidad de nuestra red WiFi es óptima. A continuación comentamos varios puntos a tener en cuenta para mejorar tu conexión WiFi sin comprar nada.

Presta atención a la ubicación del router

Un factor que suele pasar desapercibido es la ubicación del router. Debido a las dimensiones y al aspecto de estos dispositivos, con frecuencia solemos intentar ocultarlos detrás de un mueble, de la televisión o incluso en el interior de un cajón. Debemos evitar esto a toda costa, ya que cualquier obstáculo afectará de forma importante a la calidad de la señal WiFi. Siempre que sea posible instalaremos el router en un lugar alto y sin obstáculos.

En caso de que tu router disponga de alguna antena externa, debes asegurarte de colocarla en posición vertical. Si tiene varias puedes colocar una o varias antenas en posición vertical y el resto ligeramente inclinadas hacia un punto en concreto del hogar (con el objetivo de enviar la señal hacia esa dirección). Recuerda que las paredes afectan negativamente a la calidad de la señal, por lo que cuanto más lejos te encuentres del router, mayor será la reducción en términos de velocidad y estabilidad de la conexión.

¿2.4GHz o 5GHz?

La mayoría de routers actuales cuenta con tecnología de banda dual, lo que significa que el router permite crear dos conexiones inalámbricas diferentes aprovechando ambas bandas. Esto puede ser útil para crear una red principal y otra para invitados. Además, también puede servir para crear una red secundaria para dispositivos más antiguos que no sean compatibles con la banda de 5GHz.

Es importante tener en cuenta cada banda tiene unas características y ventajas. Por ejemplo, una de las ventajas principales de la banda de 2.4GHz es que ofrece un mayor alcance que la de 5GHz, lo que se traduce en una mejor experiencia de navegación cuando tenemos poca cobertura (por ejemplo, en casas grandes donde estamos muy alejados del router). Además, es menos sensible a paredes y otros obstáculos. Por contra, la banda de 2.4GHz ofrece una velocidad mucho más lenta que la de 5GHz y sufre de más interferencias.

Por tanto, todo dependerá del lugar en el que uses Internet y de la distancia a la que se encuentre el router. Generalmente, en una casa pequeña es aconsejable cambiar a la banda de 5GHz si queremos disfrutar de una conexión a Internet más rápida. En caso de vivir en una casa de varios pisos o mucho más grande, puede que la banda de 2.4GHz ofrezca una cobertura mayor en las estancias más alejadas del router. Por supuesto, es posible que tu router no disponga de banda dual si es un modelo antiguo.

Como mejorar la calidad de tu conexión WiFi sin comprar nada 2

Cambia el canal del router

Si vives en un bloque con bastantes vecinos, puede que el canal que tu router utiliza esté saturado. Debido al funcionamiento de este tipo de dispositivos, hay ocasiones en las que el canal utilizado se ve afectado por un exceso de interferencias que afecta negativamente a la calidad de la conexión. Este problema es menos habitual en las redes de 5GHz, pero si tienes un modelo más antiguo es probable que el cambio de canal te ayude a mejorar tu conexión.

Por suerte, existen aplicaciones que nos ayudan a elegir el mejor canal para nuestro router. En Windows podemos hacer uso de programas como WiFi Analyzer, disponible en la tienda oficial de Microsoft. Si eres usuario de Mac puedes utilizar Diagnóstico inalámbrico (disponible de forma nativa) para conocer en todo momento cuál es el canal más apropiado para tu red WiFi. Una vez tengas claro qué canal es el más óptimo, puedes cambiarlo desde la página de configuración del router (tendrás que hacer uso de las claves de acceso de tu router), acceder a la sección de configuración del WiFi y modificar el canal.

Firmware

Es importante revisar con frecuencia que el firmware del router se encuentra actualizado. Los fabricantes de estos dispositivos envían periódicamente actualizaciones con mejoras de seguridad y rendimiento que pueden ayudar a mejorar la calidad de nuestra red inalámbrica. Si nunca has actualizado tu router, es bastante probable que haya una actualización esperándote. Generalmente se puede comprobar desde la página de administración del mismo, aunque todo depende del modelo.

Si después de seguir todos los consejos anteriores sigues experimentando problemas de conexión, es probable que se solucione adquiriendo un repetidor WiFi o cambiando de router. En cualquier caso, y por experiencia personal, generalmente podemos experimentar una mejora importante en la calidad de la señal siguiendo los consejos comentados en el artículo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.