Mi experiencia Lenovo ThinkPad T14s

¿Buscas un ordenador potente y resolutivo para teletrabajar? Lenovo sigue expandiendo su familia de portátiles ThinkPad con los T14s. Es la primera geración, pero tras probarlo durante más de una semana puedo confirmarte que es una gran opción para solventar muchos de los problemas de llevarte la oficina encima. He podido probar la versión AMD, con un procesador Ryzen 7 Pro, y la verdad es que su pantalla de 14 pulgadas, aunque FullHD, su potente sonido y su silencioso funcionamiento han sido puntos clave en esta experiencia. Un portátil que, además, resulta resistente gracias a su chasis de magnesio y llega preparado para videollamadas. Pero si quieres conocerlo en detalle, con sus puntos buenos y también los malos, sigue leyendo. Eso sí, prepara la cartera, toda esta potencia y tecnología se cotiza a partir de los 1.300 euros según el modelo y configuración que elijamos.

Ficha técnica

Lenovo ThinkPad T14s 1ª Gen
Pantalla Opciones Intel:
FHD IPS de 35,56 cm (14″), 1920 x 1080, 250 nits
Pantalla táctil FHD IPS de 35,56 cm (14″), 1920 x 1080, 300 nits
FHD IPS de bajo consumo de 35,56 cm (14″), 1920 x 1080, 400 nits
Pantalla táctil FHD IPS de 35,56 cm (14″), con PrivacyGuard, 1920 x 1080, 500 nits
HDR 4K IPS de 35,56 cm (14″) con Dolby Vision™, 2560 x 1440, 500 nits
Opciones AMD:
FHD IPS de 35,56 cm (14″), resolución de 1920 x 1080 y 250 nits
Pantalla táctil FHD IPS de 35,56 cm (14″), 1920 x 1080, 300 nits
FHD IPS de bajo consumo 35,56 cm (14″), 1920 x 1080, 400 nits
Pantalla táctil FHD IPS de 35,56 cm (14″), con PrivacyGuard, 1920 x 1080, 500 nits
Procesador Intel Core i7 de hasta 10ª generación o AMD hasta Ryzen 7 Pro 3ª Generación
Memoria RAM Hasta 32GB DDR4
Almacenamiento Hasta 2 TB SSD PCIe
Gráficos Tarjeta gráfica integrada Intel UHD (modelos con Intel) / AMD Radeon Vega (modelos AMD)
Sonido Sistema de altavoces Dolby Audio
Micrófonos duales de largo alcance
Autonomía Tecnología Rapid Charge con adaptador de CA de 65 W
Conexiones 2 USB 3.1 de 1.ª generación (uno siempre activo)
2 USB-C (1 Thunderbolt™ 3)
Lector de tarjetas microSD
Toma combinada para auriculares y micrófono
HDMI 1.4
Extensión de red para acoplamiento mecánico lateral/Ethernet
Conectividad inalámbrica WWAN opcional: banda ancha móvil global integrada LTE-A, CAT9/16
WLAN: WiFi 6 802.11 AX
Ethernet: opcional, mediante mochila (dongle)
NFC
Bluetooth 5.1
Sistema operativo Windows 10 Pro
Diseño Acabado en negro
Peso A partir de 1,27 kg
Funciones destacadas Teclado retroiluminado con iluminación LED blanca y teclas multimedia FN resistentes a las salpicaduras
Cámara HD 720p con tapa de privacidad ThinkShutter
Lector de huellas dactilares Match-on-Chip
Chip dTPM 2.0
Funcionalidad de autenticación FIDO (Fast Identity Online)
Teclas dedicadas para las videollamadas en Skype y Microsoft Teams
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio A partir de 1.200 euros

 

Potencia de AMD para casi todo tipo de trabajos

Uno de los puntos que más ha llamado mi atención nada más sacarlo de la caja es que, en el caso de este modelo concreto, cuenta con un procesador AMD y no un Intel. En la página web de Lenovo, actualmente, existen los dos modelos diferentes. Y, de hecho, podrás encontrar una mayor variedad de configuraciones con chips de Intel. Pues bien, tras unos días de prueba tengo cero dudas sobre la potencia del procesador AMD Ryzen 7 Pro 4750U de este portátil. Y es que, al menos en mi trabajo diario, ha rendido especialmente bien.

Procesador

Word, Google Chrome, archivos PDF e incluso programas y algunos juegos funcionan sin tirones y completamente fluido. Y es más, sin activar el ventilador en modo de máximo rendimiento. Es decir, que el procesador ha salvado mis tareas del día a día casi sin despeinarse. Es verdad que escribir artículos o reviews como esta no es un proceso realmente exigente, pero sí prueba de que el portátil es capaz. Claro que este modelo que ha caído en mis manos llega con nada menos que 16GB de memoria RAM de tipo DDR4. Así que es normal que el sistema de ventilación y refrigeración no se dispare incluso con juegos ligeros. Algo que hace que el portátil sea muy silencioso y bastante fresco. Más aún si usamos algún modo de energía que no apueste por el rendimiento bruto. Entonces será casi tan ruidoso como una tableta: es decir, sin ruido alguno.

El trabajo gráfico tampoco está nada mal en este modelo. Eso sí, siempre y cuando no seas diseñador profesional o simplemente retoques o crees imágenes en Photoshop o algún vídeo poco exigente en Adobe Premiere. Estos trabajos los resuelve sin demasiados problemas, pero el rendimiento de este T14s puede comprometerte si quieres trabajar con muchas capas, crear elementos complejos en After Effects o jugar a videojuegos de última generación. La gráfica integrada AMD Radeon funciona con soltura pero deja claro que es un ordenador para trabajar y no tanto para el ámbito gaming. Eso sí, los juegos casuales los he disfrutado igual.

rendimiento

Su almacenamiento es de 512 GB en formato SSD. Es rápido y se nota en su puesta en marcha, que apenas supone unos pocos segundos entre que pulso el botón y tengo ante mí la pantalla del escritorio. Y tampoco se queda atrás en el aspecto de la conectividad. Este Lenovo ThinkPad tiene de todo lo que puedas necesitar en tu día a día, te dediques a lo que te dediques. Desde puertos USB tipo C Thunderbolt, hasta USB tipo A, puerto HDMI, Ethernet (con extensor) e incluso lector de tarjetas. Algo que no veía en portátiles de este calibre (compactos y avanzados) desde hace tiempo.

Y ojo, que en sus conexiones inalámbricas tampoco va corto. Desde el Bluetooth 5.0 hasta la posibilidad de añadir conectividad NFC o su útil y estable WiFi 6 2X2. Aunque hay una característica más que ha llamado fuertemente mi atención. Y por eso te lo cuento en el siguiente epígrafe.

conectividad

Un portátil para el teletrabajo y las videoconderencias

No es necesariamente nuevo, pero sí es radicalmente útil si trabajas con tu portátil en cualquier lugar. Y, en tiempos de pandemia, con el teletrabajo como gran apuesta para evitar contagios, puede ser la mejor opción para muchas empresas. Me refiero a la conectividad WWAN LTE que incorpora este Lenovo ThinkPad T14s. Se trata de la posibilidad de introducir una tarjeta SIM de tu compañía de turno (o la de tu empresa) para dotar al portátil de datos de Internet. Exactamente igual que con tu teléfono móvil. Esta ranura se encuentra en la parte trasera del ordenador, y de hecho se accede a la bandeja como un smartphone actual: usando un pincho para extraer este componente y colocar ahí la SIM.

WWAN

Esto te permite llevar datos de Internet y no depender de conexiones WiFi. Muy útil para trabajar en cafeterías, en cualquier desplazamiento, o allí donde no haya conexión. Ya no necesitas hacer tethering con tu móvil o compartir esta conexión. Basta con tener una tarjeta con acceso a datos para disfrutar de velocidad 4G directamente en el portátil.

Pero no es el único detalle en el que Lenovo ha trabajado para dejar claro que este ThinkPad está listo para el teletrabajo. También hay que hablar de los botones especiales para colgar o coger llamadas.  El F10 para contestar, y el F11 para colgar. Eso sí, por lo que he comprobado estas teclas funcionan únicamente con herramientas como Skype o Microsoft Teams en su formato de aplicaciones. Es decir, si las has descargado en el portátil y no usas versiones web. Una pena no poder aplicarlo a Zoom y otras herramientas mayoritarias, pero no está de más el detalle.

webcam

 

A lo de las videollamadas también acompaña la cámara web. Es HD o de 720 pixeles. La verdad es que en mi experiencia no he conseguido muy buenos resultados. Cumple para lo que es, pero la calidad de imagen no te dejará mostrarte demasiado definido en las videollamadas. Lo bueno es que lo acompaña, al menos en el modelo que yo he probado, tanto un sensor IR para iluminar tu rostro aunque falle la luz, como el sistema de seguridad ThinkShutter para tapar completamente la visión de la cámara. Así ningún compañero de oficina ni ningún hacker podrá verte (siempre y cuando te acuerdes de cerrar este visillo).

Por cierto, hay un detalle más interesante. Este Lenovo incorpora dos micrófonos de largo alcance. Lo que supone tener buena calidad de audio sin necesidad de estar pegado al portátil durante la videollamada. Puedes alejarte incluso varios metros sin que te dejen de oír correctamente.

Cortana

Correcto en lo visual, potente en lo sonoro

Algo más agridulce ha sido mi experiencia en el aspecto audiovisual. Por un lado la pantalla, de 14 pulgadas con tecnología IPS cumple su misión. Pero sin destacar. Ni en brillo ni en color. Es correcta y cuenta con resolución FullHD de 1920 x 1080 píxeles. Más que suficiente para el trabajo de oficina. Pero no para disfrutar con todo lujo de detalles de fotografías e imágenes de mayor calidad. Así que este modelo se centra más en otros trabajos y tareas. Existen otras variaciones en la web de Lenovo, aunque todas ellas se quedan en el FullHD. En lo que varían es en la posibilidad de incorporar un panel táctil o un panel de bajo consumo. En estos dos casos obtendremos más brillo, pero no más resolución. Una pena ya que esta decisión puede limitar a quienes necesiten más detalle en su trabajo.

pantalla

En cambio, el aspecto sonoro me ha sorprendido gratamente. Cuenta con un sistema Dolby Audio que ofrece una gran potencia y muy buena calidad de sonido. Lenovo consigue que el sonido no se distorsione incluso con el volumen a tope. Tampoco he necesitado subir el volumen al máximo en el día a día. Pero es interesante saber que el equipo de sonido responde si no cuentas con auriculares y necesitas potencia.

pantalla

Diseño ThinkPad: recto y elegante

Cualquiera que conozca la familia ThinkPad de Lenovo reconocerá sus colores y formas rápidamente al asomarse a este T14s de primera generación. Lenovo no arriesga, ni le hace falta. Los colores negro y rojo son la clave, pero se diferencia de los portátiles gaming al evitar líneas y formas estridentes. Sí hay una luz LED que muestra si el portátil está encendido o en suspensión en la carcasa. Pero es un detalle sencillo y que me ha parecido de lo más útil. El resto del chasis permanece en tono negro y en un material de aleación de magnesio. Algo que no solo lo hace bastante ligero, sino también resistente. Tanto es así que Lenovo asegura una certificación militar para este portátil, capaz de aguantar temblores, golpes, temperaturas extremas o derramamientos de líquidos.

Pero si hay algo que marca la línea de los ThinkPad es el teclado y el característico punto rojo central. Es un pequeño ratón que puedes utilizar libremente junto al trackpad. Por cierto, la experiencia de escritura es suave y cómoda. Las teclas tienen bastante recorrido y resulta cómodo para escribir textos largos como es el caso de esta review, por ejemplo. El teclado también resiste salpicaduras y derrames.

Otros detalles del diseño pasan por un botón circular con luz encima del teclado, que en esta ocasión no incorpora el lector de huellas. Este se queda al lado del trackpad. Y también otro logotipo de ThinkPad, esta vez sin luz, en la parte inferior izquierda.

Diseño

Pero a pesar de ser un portátil de 14 pulgadas bastante compacto, hay un par de peros en su diseño. Uno de ellos tiene que ver con el ratio de aprovechamiento de esta pantalla. Sin ser un panel de gran resolución Lenovo mantiene unos marcos que cada vez tienen menos sentido en este mercado. Algo que suma centímetros al diseño del portátil y que podrían evitarse como ha demostrado en otros modelos. Además, con el paso de los días me he dado cuenta de que el acabado de la tapa es muy poco sufrido. Si tienes los dedos grasos es muy probable que lo llenes de huellas. Y lo peor: no es tan fácil deshacerse de ellas si no usas un trapo húmedo.

ratio pantalla

Conclusiones tras una semana de uso

Tras varios días trasladando todo mi trabajo a este portátil me queda claro que el Lenovo ThinkPad  T14s suple cualquier necesidad de un periodista. Pero también de cualquiera que use programas de edición, navegue por Internet o incluso retoque fotografías y haga vídeos no exigentes. No es un portátil para jugar con los gráficos al máximo nivel, ni cuenta con una pantalla de resolución más alta del FullHD, pero me he podido echar unas partiditas a juegos casuales entre artículo y artículo. El procesador AMD Ryzen 7 Pro es más que suficiente para moverlo todo, y más aún si lo acompañan 16GB de memoria RAM. Todo ello sin que su ventilador bufe o el cuerpo de magnesio se recaliente. Es un portátil hecho para durar.

Conclusiones

Eso sí, le he sacado varios peros. Aunque su diseño es clásico e icónico, su acabado no se lleva nada bien con mis dedos grasos. También echo en falta un panel con más definición y brillo. Y que la pantalla no cuente con tanto marco si con ello se pudiera reducir unos milímetros el cuerpo del portátil. Amén de una webcam que ofrezca verdadera definición en la imagen.

Sin embargo, es un ordenador preparado para el teletrabajo. Y es algo que agradecer hoy en día. Tanto por su potencia como por los extras en torno a los micrófonos, teclas dedicadas a las videollamadas o el sonido que ofrece.

cargador

Eso sí, todo esto tiene un coste. Puedes encontrar configuraciones de este Lenovo ThinkPad T14s desde los 1.300 euros en adelante. Un precio competitivo teniendo en cuenta la calidad y acabados que ofrece esta compañía.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...