Nanotecnología, la tecnología que vive en tu ropa, comida y muebles

Seguro que cuando os hablan de nanotecnología se os vienen a la cabeza los usos más imposibles, desde un traje-armadura tipo Iron Man hasta autómatas hechos de micro robots capaz de regenerarse una y otra vez. En definitiva, conceptos imposibles de alcanzar al menos por ahora, y que desde luego quedan muy lejos de nuestra realidad cotidiana.

Pues no estés tan seguro. La nanotecnología ha sido objeto de muchas investigaciones para conocer mejor el alcance de su enrome potencial en varias áreas del conocimiento. Y hasta tal punto están de avanzadas estas investigaciones que la nanotecnología ya está presente en muchas cosas que usamos en el día a día.

¿No nos crees? Para quienes sean algo escépticos sobre este tema, o si simplemente quieres aprender más sobre este tema, os invitamos a que le echéis un vistazo al siguiente especial donde hablaremos de los usos actuales de la nanotecnología y sus posibilidades a futuro. ¡Empezamos!

Protectores solares

Elegir un protector solar no una tarea sencilla pues muchos contienen químicos que pueden ser contraproducentes para la salud de nuestra piel. Una alternativa bastante extendida y asociada a la nanotecnología, es el óxido de zinc o el dióxido de titanio.

Estas nanopartículas, invisibles a simple vista, se añaden a la crema y permiten aumentar notablemente la eficacia de los protectores solares, pues facilitan su absorción y ofrecen una protección más duradera frente a la radiación UV. Además, al ser lociones transparentes, la gente suele aplicárselas con más asiduidad, permitiendo una mayor protección contra los rayos UV.

A esta mayor efectividad de las nanopartículas de óxido de zinc, hay que añadir que se trata de uno de los filtros solares más recomendable, dada su inocuidad. Sobre todo, si lo comparamos con otros filtros químicos (disruptores hormonales) ni los filtros de mineral de óxido de titanio (cancerígeno), presentes en muchas de las cremas solares convencionales.

medicina

Medicina

Uno de los campos en los que la nanotecnología puede llegar a ofrecer un sinfín de posibilidades, es la medicina. Ya sea desde la prevención de enfermedades, a la creación de órganos artificiales y fármacos.

Entre los primeros hitos en este campo, podríamos hablar de las denominadas nanofibras, incluidas en vendajes y textiles quirúrgicos, materiales utilizados en implantes, ingeniería de tejidos y componentes de órganos artificiales. Estas pueden generarse a partir de diferentes polímeros, de ahí que tengan diferentes propiedades físicas para su aplicación en casi cualquier ámbito.

Este material es también muy apropiado para la creación de dispositivos biomédicos, como el sistema de liberación controlada de fármacos, que mejora la eficacia y seguridad en su aplicación en distintos tratamientos.

Con respecto a la creación de órganos que también hemos mencionado, gracias a la nanotecnología se pueden llegar a manipular estructuras y propiedades a escalas microscópicas. Hablamos de aplicaciones tan impresionantes como la manipulación de células, virus o incluso piezas de ADN mediante nanorobots capaces de reconfigurar el organismo.

Ropa

También podemos ver la aplicación de ciertos tipos de nanopartículas en la creación de tejidos con propiedades de todo tipo: impermeabilidad, antibacterianos, fungicidas, recubrimientos, conductividad eléctrica, resistencia térmica, transpirabilidad, protección balística, camuflaje o la sensorización para tejidos inteligentes, por nombrar solo algunas de ellas.

La mayoría de estos efectos se obtienen a partir de una técnica de micro encapsulación aplicada a los tejidos que es posible añadirla a las prendas mediante un simple aerosol, por ejemplo. Esta técnica no es precisamente algo nuevo, sino que se lleva utilizando en la industria textil desde hace 20 años.

La micro encapsulación consiste en aislar componentes activos en una membrana natural con forma esférica. El activo se libera a partir de la ruptura de esta membrana para lograr diversos efectos como los citados anteriormente.

Otra de las aplicaciones más interesantes de los textiles nanoestructurados está basada en la utilización de diodos orgánicos capaces de emitir luz OLED cuando funcionan con electricidad. La integración de estos diodos en los tejidos, permitiría crear literalmente una especie de interfaz en la manga de nuestra chaqueta y que esta se conectase a otros dispositivos electrónicos inteligentes.

Comida

La nanotecnología en la industria alimentaria, tiene su aplicación en áreas como el control de calidad y la seguridad de los alimentos, el desarrollo de nuevos productos y el envasado.

Podríamos añadir propiedades mejoradas a ciertos alimentos, por ejemplo, añadir salinidad al sabor de productos con bajo contenido en sodio. Otro ejemplo obvio, sería la mejora del valor nutricional de los productos y su absorción en el cuerpo, de forma que la dispersión de los nutrientes se genere de forma eficiente por nuestro aparato digestivo.

Y si hablamos de nanorecubrimientos, estos tienen una aplicación inmediata sobre productos embotellados, sobre todo salsas y cremas. A todos no ha pasado que cuando recién terminamos con el bote de kétchup, por ejemplo, siguen quedando restos en su interior. Esto, además de ser un increíble desperdicio de comida, trae problemas a la hora de reutilizar el envase, ya que hay que extraer el material residual mediante varios procesos de higienización.

Gracias a las nanopartículas, cualquier contenido embotellado (salsas, cremas, aceites) no dejará ningún residuo. Lo cual es muy útil para el aprovechamiento de determinado tipo de líquidos especialmente densos.

No hay duda de que la nanotecnología tiene un papel preponderante en la investigación y la producción de la industria de alimentos. Los nuevos desarrollos tecnológicos permitirían a las empresas ahorrar costos y elaborar productos más saludables para el consumidor.

Hogar

Pues sí, las soluciones nanotecnológicas también pueden aplicarse a los elementos decorativos y funcionales de nuestros hogares. Por ejemplo, gracias al uso de las ya mencionadas nanofibras, en este caso de carbono, es posible aumentar la resistencia al fuego de los tejidos que recubren los sofás.

Pero no se acaba ahí la cosa. Fenix NTM, un material supermate para el diseño de interiores que presenta una serie de prestaciones tecnológicas de auténtica vanguardia. Por nombrar algunas de sus propiedades, Fenix NTM es supermate, es decir, no refleja la luz; no deja huellas, es suave al tacto, resiste arañazos, abrasión e impactos; contiene propiedades antibacterianas, y un largo etc.

Pero qué es este compuesto exactamente os estaréis preguntando. Pues Fenix NTM se compone de resinas termoplásticas muy maleables que permiten crear superficies con una alta densidad. Además, tiene un enorme abanico de aplicaciones en cocinas, baños, o la fabricación de muebles.

Sin salirnos de casa, también podemos encontrar nanopartículas aplicadas en suelos y encimeras. Estas superficies suelen estar recubiertas con una fina capa que contiene nanopartículas de dióxido de silicio o dióxido de titanio con propiedades para repeler líquidos. Esta particularidad evitar que se formen manchas, y el recubrimiento es tan fino que resulta imperceptible al ojo.

Informática

Quizás uno de los campos en los que el uso de la nanotecnología es más extenso. De hecho, todos los equipos informáticos y dispositivos que utilizamos diariamente son el mejor ejemplo de cómo esta tecnología ya tiene su aplicación en nuestras vidas.

Algunos de estos ejemplos serían el desarrollo de sistemas de almacenamiento de datos de mayor capacidad y menor tamaño, dispositivos de visualización basados en materiales con mayor maleabilidad que permitan crear pantallas flexibles y transparentes, por no hablar del desarrollo de la computación cuántica.

En este apartado nos damos de bruces con la investigación en los usos y virtudes de los nanotubos de carbono, nanoestructuras compuestas exclusivamente por átomos de carbono que presentan propiedades altamente valiosas para diseñar todo tipos de dispositivos electrónicos.

Estos nanotubos sustituirían eventualmente al silicio como material para fabricar microchips y dispositivos más pequeños, veloces y eficientes, así como la fabricación de baterías más seguras capaces de cargarse en una fracción del tiempo que las actuales de litio, además de disfrutar de una mayor vida útil.

La perspectiva de cara al futuro nos permite pensar incluso en miniordenadores cien veces más potentes que los actuales; compuestos por moléculas, neuronas, bacterias u otros métodos de transmisión de información.

Motor

Los vehículos de un futuro no muy distante también se beneficiarán enormemente de la nanotecnología y de los nanomateriales. Se está creando gran necesidad de materiales livianos, duraderos y de bajo costo para reemplazar metales y compuestos costosos, y la nanotecnología puede ayudar a satisfacer estas demandas demandas.

Sin ir más lejos, existe actualmente un revestimiento compuesto por nanopartículas, creado por la empresa Nanorepel, que protege mejor de la erosión de la carrocería ocasionada por los excrementos de los pájaros.

Por su parte, Hyundai, ha creado un sistema de protección para la tapicería que garantiza el perfecto estado durante la vida útil de sus modelos. Este sistema recibe el nombre Stain Guard, y previene la aparición de manchas mediante el recubrimiento de cada fibra de tela con una barrera invisible de protección. Esto facilita que los derrames de diferentes sustancias se puedan limpiar fácilmente, ayudando a mantener el vehículo siempre limpio.

Como podéis ver, la aplicación de procesos nanotecnológicos está presente en todos lados. Y esto solo acaba de empezar. La nanotecnología es uno de los temas de estudio y análisis obligado por parte de instituciones públicas y del ámbito privado, pues su implementación en productos industriales podría constituir una vía al desarrollo y la innovación.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...