Mi experiencia de uso del Huawei Mate 40 Pro tras dos semanas

Huawei no se frena ante la complicada situación en la que le deja el veto de Estados Unidos a la hora de fabricar sus móviles y lanza una nueva versión de su familia Mate. He podido probar este Huawei Mate 40 Pro durante 15 días como móvil de cabecera para comprobar sus virtudes y también sus defectos. Y sí, he sobrevivido sin los servicios de Google. Y es que hay mucha tela que cortar sobre lo que ofrece este móvil. Se presenta con una pantalla de 6,73 pulgadas realmente curvada. Aunque seguramente lo vayas a mirar más por detrás, donde su diseño con un anillo donde se colocan las cámaras es lo que realmente llama la atención. Todo ello preparado para conexiones 5G, como no podía ser de otra manera, y con el procesador más rápido y eficiente de la compañía. Pero ¿cumple las expectativas? Te respondo a esta pregunta a lo largo de esta review con experiencia de uso.

Ficha técnica

Huawei Mate 40 Pro
Pantalla 6,76 pulgadas AMOLED, resolución FHD+ (2.772 x 1.344 píxeles)
Cámara principal Sensor principal de 50 megapíxeles, 1/1,28 pulgadas y apertura focal f/1.9 con OIS
Sensor secundario con lente gran angular de 20 megapíxeles, y apertura focal f/1.8
Sensor terciario con lente periscopio de 12 megapíxeles, apertura focal f/3.4 y zoom digital máximo 50x
Cuarto objetivo: enfoque láser
Cámara pasa selfies Sensor principal de 13 megapíxeles y apertura focal f/2.0
Sensor secundario 3D
Memoria interna 256 GB
Ampliación A través de tarjetas NM Card de Huawei
Procesador y memoria RAM Huawei Kirin 9000 con 5G
8 GB de memoria RAM
Baterí­a 4.200 mAh con carga rápida de 66 W, carga inalámbrica de 50 W y carga inalámbrica inversa
Sistema operativo Android 10 bajo EMUI 11
Conexiones 5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi 6 802.11 b/g/n/ax, GPS, Bluetooth 5.1, NFC y USB tipo C 3.1
SIM Dual nano SIM
Diseño Colores con acabado metal: negro, plateado e iridiscente en metal
Colores con acabado en piel vegana: verde y amarillo
Dimensiones y peso 212 gramos
75,5 x 162,9 x 9,1 mm
Funciones destacadas Sensor de huellas dactilares en pantalla, carga rápida de 66 W, desbloqueo facial, procesado de fotos con Inteligencia Artificial, zoom digital de 50, protección IP68, control por gestos,
Fecha de lanzamiento A partir de noviembre
Precio  1.200 euros

 

Vuelve el brillo y también las huellas

En Huawei han logrado diseñar un móvil que cualquier persona puede reconocer. Lo que han llamado Space Ring Camera es clave en el diseño de este Mate 40 Pro (y del resto de la familia Mate 40). Un círculo ocupado por cámaras en medio del dorso del terminal que rompe con la tendencia actual de plantar todas las cámaras en un módulo cuadrado en un lateral. Huawei dice haberse inspirado en el espacio, pero la realidad es que es un símbolo que ninguna otra marca se ha planteado. Y es todo un punto a favor para dotar de personalidad a este terminal. De momento no hay otro igual.

brilli brilli

Tampoco se ha quedado atrás con esto del brilli-brilli o el color iridiscente de su modelo mystic silver. Un plateado con acabado nacarado que recoge y proyecta toda la gama cromática según incida la luz en él. Desde azules a rojos con solo pivotarlo en la mano. Personalmente me parece súper atractivo y vistoso, aunque puede no gustar a quienes no quieren un móvil tan llamativo. Su alternativa es el acabado en negro. Pero eso sí, vuelve el cristal y vuelven las huellas. No hay manera de librarse de ellas a menos que uses la funda protectora que llega en la caja. En mi caso, con los dedos más o menos grasientos, la funda transparente ha sido la única forma de asegurarme mantener la carcasa limpia.

En la mano, este móvil se siente realmente equilibrado a pesar de sus dimensiones de 75,5 x 162,9 x 9,1 mm. Su peso de 212 gramos no resulta pesado, y se redistribuye a lo largo de su cuerpo de forma bastante cómoda y ergonómica. Es decir, que no resulta especialmente pesado. Además, sus laterales curvados hacen que sea un móvil cómodo de sostener en la mano. Ninguna arista se marca o lo hace incómodo. Y gracias a la funda de silicona, aunque no siempre es lo más ágil, he podido usarlo  con una mano sin temor a tirarlo o que se resbalase. Las sensaciones son Premium y, en conjunto, no supone un móvil pesado o poco manejable. Huawei ha hecho bien las cosas en el aspecto del diseño, aunque si quieres huir de las huellas y manchas en la carcasa tendrás que usar siempre funda.

Huawei Mate 40

El otro pequeño “pero” que resuelve la funda, junto al tema de las huellas, es el de los botones físicos en el lateral derecho del terminal. El Mate 40 Pro vuelve a contar con botones para subir o bajar el volumen, en lugar de incorporarlos virtualmente a la pantalla curvada. Y es todo un acierto para controlar el volumen rápidamente o incluso desde el bolsillo. Sin embargo, debido a la curvatura de la pantalla, estos botones no están en la mitad del borde, sino hacia la parte de atrás. Con la funda no hay problema de que se resbale o pulsemos mal el botón, pero sin ella la experiencia es algo extraña.

Todo pantalla pero demasiado curvada

Frente a frente, el Mate 40 Pro y el Huawei P40 Pro se parecen mucho en el frontal. Eso sí, el nuevo móvil es algo más grande en tamaño de pantalla. Ya comentaba más arriba que alcanza las 6,76 pulgadas, lo que le permite tener una resolución FHD+ de 2.772 x 1.344 píxeles. Y la verdad es que se ve realmente bien. Ayuda mucho contar con una velocidad de refresco de 90Hz, que hace que las cosas vayan fluidas sin agotar la batería del móvil como conseguirían los 120Hz. Aunque, como ya te contaré más adelante, el tema de consumo de batería en este móvil no es ningún problema. También se parece al P40 Pro en la isla para las cámaras frontales. Técnicamente solo es una cámara y un sensor de profundidad, pero ahora no necesita un notch o pestaña. Una isla alargada basta para seguir mostrando pantalla alrededor. Aunque estos espacios hasta los márgenes no se pueden aprovechar para notificaciones o para mostrar contenidos.

pantalla curvada

Donde sí se diferencian es en los laterales. Esta característica que hasta hace unos años suponía un alarde técnico y de diseño lleva al Mate 40 Pro al extremo. Y me temo que no es un extremo realmente bueno. Puedes ver detalles cayendo en esta pantalla de cascada con toda nitidez desde un lateral. Además, no he sufrido ninguna pulsación involuntaria con parte de la mano al agarrar el terminal. Es todo un avance y una comodidad. Sin embargo, sus 88 grados de curvatura hacen que la imagen se deforme en brillo y color si se mira de frente. Las imágenes blancas se notan oscurecidas y quemadas, con lo que es una porción de pantalla que no se puede aprovechar. Como diseño es muy bonito, pero no resulta práctico. En mi opinión una curva menos pronunciada habría conseguido el mismo resultado con mejor efecto visual de los contenidos.

Mi experiencia con la pantalla durante este tiempo es realmente buena. Su tecnología OLED ya dota a las imágenes de definición y contraste, y no le falta brillo en ningún momento. Es rápida y responde rápido, y ver series y vídeos en ella es algo que se disfruta.

88 grados

Y ojo, que ahora cuenta con animaciones personalizadas para el AOD o la pantalla de bloqueo siempre encendida. No solo puedes crear animaciones con vídeos propios, sino que puedes activar el sensor para que estos se muestren solo con mirar la pantalla. La pantalla queda entonces apagada siempre y, con solo asomar el rostro, se muestra esta pantalla de bloqueo y notificaciones. En mi experiencia me ha resultado una característica curiosa y útil, aunque depende del tipo de notificaciones que se muestren en esta pantalla. Al menos puedes ahorrar algo de batería sin encender todo el panel cada vez que quieras consultar si es un mensaje de WhatsApp o un correo electrónico.

Por cierto, también incluye el sensor de huellas bajo el panel. No tenemos datos de que haya sido variado o ampliado en tamaño. La verdad es que funciona realmente rápido, aunque en mi uso diario ha sido el escaneo facial la vía más utilizada para acceder al móvil.

sombreado cascada

La configuración fotográfica más versátil del mercado

Es una de las claves de este Mate 40 Pro. Y es que su aro del espacio o space ring cuenta con una de las configuraciones más potentes del mercado actual. Algo que, si bien puede no llegar a ser el número uno en todas las situaciones, sí le permite ser el terminal que más versatilidad ofrece. Desde las fotos con el objetivo ultra gran angular cuando empieza a faltar la luz, hasta el telefoto más definido. Si te gusta la fotografía vas a sacarle mucho partido a este móvil.

cámaras

Su sensor principal de 50 megapíxeles es realmente luminoso. Sus fotos son detalladas y no importa si la luz empieza a flojear. Respeta bien colores y, si se apoya en la Inteligencia Artificial del Kirin 9.000 consigue resultados realmente buenos en casi cualquier situación. Lo sorprendente es que el sensor secundario, de 20 megapíxeles, con el objetivo ultra gran angular también logra muy buenos resultados. Incluso cuando hay poca luz no dista tanto en calidad y definición como sucede en otros móviles. Así que me ha resultado menos doloroso pasar a este objetivo para captar un gran ángulo de visión. La estabilización del teleobjetivo también es clave para conseguir resultados bastante definidos si no alargamos el zoom hasta el 50x. Incluso en ese caso, pocos terminales con este sistema periscópico procesan de manera tan clara la imagen. En este caso mejor si hay luz.

Además de la calidad fotográfica hay que hablar del sensor XD Fusion HDR para la grabación de vídeo. En este caso no he sacado tanto partido del mismo. El contraste extraído del vídeo grabado, así como la definición, queda por debajo de lo que he podido probar en el Huawei P40 Pro. Y es una pena porque la estabilización, aunque reduce la calidad a FHD y otras nuevas funciones como el autoencuadre resultan de lo más prácticas. No es que cuente con mala calidad, pero particularmente esperaba un avance al respecto.

fotografía

La cámara para selfies, de 13 megapíxeles cumple bien su función. Con algo de luz capta las texturas y definición de pelo y vello sin problemas. Cuando hay oscuridad respeta colores y detalles, pero empieza a flaquear en su definición. Si quieres hacerte retratos bokeh el sensor de profundidad ayuda para que el recorte resulte de lo más natural. Incluso cuando tienes el pelo suelto. No es perfecto, pero sí de los mejores dependiendo de la situación.

Hay un añadido interesante en el apartado cámara más allá de las nuevas herramientas de vídeo que he mencionado más arriba. Consiste en un nuevo modo llamado creador de historias, que consiste en grabar cuatro porciones de vídeo cortos para formar un vídeo atractivo. Plantillas que ayudan a generar contenidos si no tienes herramientas o conocimientos de edición. No son demasiado elaboradas o flexibles, pero pueden servirte de guía para hacer stories o contenidos más atractivos para tus redes sociales.

creador de historias

Conexiones rápidas gracias a un cerebro rápido

Los 90Hz de la pantalla solo muestran un pequeño detalle de la agilidad de este móvil. Y es que, durante estos días, he comprobado que el procesador Kirin 9.000 es lo que Huawei promete. O, al menos, durante todo lo que yo he usado. No importa si son juegos como Fortnite, con exigencia gráfica, muchas aplicaciones abiertas en segundo plano, su modo escritorio conectado sin cable a un monitor o la multiventana. No hay tirones, ni retardos, ni ningún proceso que vaya a trompicones. Todo funciona fluido y como se espera de un móvil de gama alta.

Huawei Mate 40 Pro antutu

Y esto también sucede con las conexiones. Este Kirin 9.000 llega con su propio módem 5G incluido en el chip. Resulta de poca utilidad medir la velocidad de descarga actual. Sobre todo porque depende la infraestructura de tu compañía, el estado de la conexión y demás. Y todo ello para navegar por Internet, descargar alguna aplicación o, como mucho, ver contenidos en streaming sin lag ni parones. Algo que el 4G ya es capaz de hacer. Sin embargo, tener un móvil preparado para las conexiones del futuro cercano no está de más.

conexiones rápidas

Más reticente era respecto a los 8GB de RAM, dejando el valor más alto de 12GB para la versión Pro+. Pero no he necesitado más durante estos días para ningún tipo de prueba. Hasta el benchmark o prueba de rendimiento de Antutu, lo mete entre el top 5 de terminales más potentes, cuando todos ellos cargan 12GB de RAM. Prueba de que este cerebro es más de lo que necesitas para cualquier tarea del día a día. Es una bestia.

EMUI 11: estable pero con pocas novedades

Donde menos innovación he notado respecto a anteriores versiones es en el software. La versión 11 de la capa de personalización EMUI viene con algunos detalles interesantes pero que funcionan como añadidos al funcionamiento de este Mate 40 Pro. Y no es nada malo. Pero siempre gusta estrenar móvil y que haga cosas que otros no pueden hacer.

eyes on display

Una de las nuevas funciones ya la he comentado junto al aspecto de la pantalla. Más concretamente cuando esta se apaga. Lo que Huawei ha llamado Eye On Display, que permite activar la pantalla de bloqueo para ver notificaciones solo con mirar a la pantalla.

También han añadido nuevos gestos para controlar el móvil con la mano. Huawei lo plantea como una utilidad para actividades como cocinar o conducir, donde no puedes tocar la pantalla, ya sea para no mancharla o por evitar una distracción. Pero la verdad es que en este tiempo de uso, más allá de probarlo, no lo he utilizado en ningún caso. El sensor 3D que acompaña a la cámara frontal permite realizar gestos que hay que medir muy bien. Así que puede ser útil, pero en casos demasiado puntuales.

cámaras

Aparte, bastante más útil si cuentas con un portátil Huawei, está el tema de Multiscreen Colaboration 3.0. Y es que con el sistema One Hop para vincular el móvil y el portátil por NFC puedes llevar hasta tres aplicaciones del móvil a la pantalla del ordenador de manera simultánea y sin tirones. Ya no solo funciona como una ventana o una carpeta más, sino que proyecta en tiempo real una multitarea de tres aplicaciones o funciones. Lo cual es especialmente útil si trabajas pegado al móvil. Así no tienes que estar pendiente de las dos pantallas, sino que está todo en la del ordenador. Con la ventaja de poder interactuar directamente en el portátil arrastrando archivos entre carpetas o simplemente moviéndote por las apps sin tocar el móvil.

Batería a prueba de días intensos y carga ultra rápida

Es otro de los grandes puntos de este Mate 40 Pro. Y es que Huawei nos ha acostumbrado a una autonomía realmente buena en sus terminales top. Dando uso diario como móvil de cabecera, con lo que implica uso activo de WhatsApp, bastante consumo de Instagram, fotografías, aplicaciones de geolocalización y algún que otro juego casual, siempre he llegado con más del 20% de batería al final del día. Solo ha bajado de ese porcentaje días puntuales que he hecho un uso más acusado de la conectividad 5G por estar más horas fuera de casa o pasarme con los juegos. Aun así, y tras 15 días de uso sin ninguna carga de más durante el mismo día, la sensación de comodidad y seguridad que ofrece ese pellizco extra siempre ha estado ahí.

batería

Y culpa de esa sensación es de la carga rápida. Su cargador de 66 vatios es realmente rápido. Apenas más de una hora para llenar sus 4.400 mAh, lo que supone varias horas de carga en tan solo unos minutos. Pero, repito, esta batería ofrece más de 7 horas de autonomía de pantalla. Es difícil que tengas que salir de casa con el cargador. Por cierto, también soporta carga inalámbrica de alta velocidad. Y mantiene su característica carga inversa, que puedes aprovechar para cargar auriculares inalámbricos u otros móviles. Y viendo que la autonomía no se queda corta, no tendrás ningún problema en compartir.

batería

¿Pero qué pasa con los servicios de Google?

Lamentablemente, las limitaciones heredadas del veto de Trump hacen que cada vez sea más difícil encontrar una puerta trasera por la que instalar los servicios de Google. Incluso cuando los métodos más actuales son menos intuitivos, más costosos y técnicos. De momento no hay una vía para contar con YouTube, Gmail o Google Maps en el Mate 40 Pro. Y es una pena, porque aunque existen aplicaciones alternativas en AppGallery o a través de Petal Search (que descarga archivos APK de repositorios y fuentes habituales de Internet), sigue sin cubrir algunas necesidades.

qué pasa con los servicios de Google

En mi caso concreto he aprovechado la tienda no oficial Aurora Store. Desde aquí puedo arriesgarme a introducir mi cuenta de Google para tener acceso a aplicaciones (incluso las de pago) de Google Play y volver a descargarlas en el Mate 40 Pro. Aunque Google puede vetar tu cuenta. Pero también puedes usar esta tienda de manera anónima. Así he podido descargar WhatsApp, Scruff, Pokémon GO, BiciMad, Gmail y otras. El problema es que hay herramientas que no funcionan sin los servicios de Google. Por ejemplo, no puedo consultar el mapa de estaciones y bicis de BiciMad, con lo que pierdo algunas funciones del servicio. O no puedo continuar mi partida en Pokémon GO al tener que firmar con mi cuenta de Google en la aplicación. Ni tampoco recibo notificaciones push de Scruff. Detalles que, de momento, no tienen solución.

Aparte de esto Huawei está pisando el acelerador con sus servicios propios y herramientas. Así, aunque Google Maps puede funcionar en este Mate 40 Pro, Huawei ya ha lanzado la beta de Petal Maps. Una alternativa con información del tráfico, puntos de interés y la posibilidad de guiarte giro a giro. No es tan completa como Google Maps, pero es un buen planteamiento para que otras apps puedan usar mapas y servicios.

Petal Maps será el sustituto de Google Maps para móviles Huawei

También han mejorado Petal Search, el buscador de aplicaciones, para poder hacer búsquedas por imagen. Algo parecido a Google Lens. Si ves una captura, un logo o una imagen de una app y no sabes cuál es puedes buscarla con una foto. Lo mismo pasa con actores, bandas, objetos y otros elementos. Muy práctico si no sabes cómo se llaman esos objetos y personas, o incluso si quieres comparar los mejores precios.

Conclusiones tras 15 días de uso

Tras más de una semana de uso me queda claro que el Huawei Mate 40 Pro se postula como uno de los terminales más potentes del año. Me resulta muy bonito. Y creo que es un acierto diferenciarse del resto de móviles con una carcasa brillante y su característico aro espacial. Pero es su autonomía y potencia lo que más he disfrutado. Seguido de unas cámaras realmente versátiles y capaces. Quizá rivalizando entre los tres primeros puestos según el uso que se les dé y las situaciones a cubrir. Su ultra gran angular no tiene parangón en modo nocturno.

conclusiones

Aunque, como siempre, le saco “peros”. La curvatura de la pantalla, aunque bien trabajada en lo práctico, puede afear los márgenes de la imagen. Es un detalle visual un poco pasado de frenada. Respecto a las cámaras el pero llega en la definición y detalle del modo vídeo. Al menos en el modo profesional los resultados son algo más pobres que en el P40 Pro. Por último, y aunque no depende de Huawei, la ausencia de los servicios de Google, y la actual falta de un modo para introducirlos, puede echar para atrás a algunos usuarios. Hay buenas alternativas, sí, pero no para todos los servicios.

Conclusiones

Todo este equipo, con una potencia y tecnología más que preparada para el futuro, cuesta 1.200 euros. Un rango de precio quizá elevado sabiendo que hay algunos problemas que salvar respecto al software. Huawei está trabajando el camino para cubrir estas carencias con su propia tienda de aplicaciones y servicios adaptados, pero de momento siguen ahí. Y puede ser un problema para el usuario menos experto. Queda de tu mano si la potencia y capacidad fotográfica pesan más que estos inconvenientes.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,